Nacional

Trenes amigables con el ambiente

Actualizado el 02 de abril de 2007 a las 12:00 am

Nacional

Trenes amigables con el ambiente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                   Este modelo del tren ligero se utiliza actualmente en Francia, Alemania y España en lugar del tranvía.  | ARCHIVO
ampliar
Este modelo del tren ligero se utiliza actualmente en Francia, Alemania y España en lugar del tranvía. | ARCHIVO

Silenciosos, rápidos y amigables con el ambiente. Esas son las principales características de los trenes ligeros, que han tenido gran aceptación en todo el mundo durante los últimos años.

El tren ligero es la evolución que tuvieron los sistemas de tranvía, tan famosos a finales del siglo XIX y comienzos del XX.

Después de la Segunda Guerra Mundial se perdió mucha de la infraestructura de los tranvías en Europa. Sin embargo, los alemanes la recuperaron notablemente y ahora prácticamente todas sus grandes ciudades tienen uno.

A pesar de sus ventajas, después de 1950 muchas naciones se enfocaron hacia el desarrollo de los metros (o subterráneos) y dejaron de lado a los tranvías.

En la última década, los trenes ligeros han tenido un fuerte renacer en las principales urbes europeas pues son mucho más baratos de implementar que los metros, especialmente porque no es necesario hacer túneles ni grandes estaciones para su funcionamiento.

Además, son más fáciles y rápidos de usar en trayectos cortos pues no es necesario descender varios metros hasta los andenes.

Los trenes ligeros pueden realizar curvas muy cerradas y subir gradientes escarpados, lo que representa una gran ventaja frente a los trenes tradicionales y al metro.

Comparados con los autobuses, los sistemas de trenes ligeros tienen una mayor capacidad y no contaminan si son eléctricos. Debido a su combustible, también son muy silenciosos.

El tren ligero puede utilizarse aún en avenidas peatonalizadas, bajando su velocidad y emitiendo una discreta alerta de paso.

En el caso de las zonas urbanas, se combina con el tráfico y un sistema de semáforos inteligentes le da el paso prioritario para que solo se detenga en las estaciones correspondientes.

Finalmente, en las zonas de tránsito exclusivo (cuando sale de las ciudades) puede alcanzar una velocidad estable de hasta 80 km/h, dependiendo del modelo y del peso que transporte.

  • Comparta este artículo
Nacional

Trenes amigables con el ambiente

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota