Sombra de primeras interlíneas sigue presente

Últimas noticias

Más de treinta empresarios de buses aún hoy recuerdan lo que llaman el “fracaso de los canarios”.

En 2008, a dos días que entrarán a operar siete rutas intersectoriales, el Tribunal Contencioso- Administrativo detuvo ese proyecto al alegar que “hubo actos irracionales” en el concurso que realizó el Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT) para escoger quién operaría esas rutas.

Ese Tribunal respondió a una apelación presentada por un empresario de bus contra el concurso.

Los dueños de empresas que estaban dentro del proyecto compraron 100 buses nuevos, que por ser color amarillo les llamaron “canarios”, y contrataron igual número de choferes, pero con el freno al proyecto, perdieron la inversión.

A cuentagotas tuvieron que vender los “canarios” y hacerle frente a la inversión perdida. El MOPT perdió en rotulación de las paradas de buses ¢22,5 millones.

Orlando Ramírez, empresario de San Pedro, Sabanilla, Zapote y Curridabat fue uno de los empresarios afectados. Él, junto a otros dueños de empresas, toma con recelo la nueva propuesta de revivir las intersectoriales.

“Yo lo que creo es que se perdió una oportunidad hace cinco años; en ese momento estaba todo armado, los buses estaban nuevos y hasta la rotulación estaba. Perdimos mucho dinero, y ese es el nerviosismo que tenemos”, precisó Ramírez.

Entre tanto, Alfredo Villalobos, presidente de la Cámara Nacional de Autobuseros (Canabus), sostuvo que hoy los empresarios exigen mucho análisis.

Guadalupe -La Uruca sería una de las rutas que reviviría.  |  ARCHIVO.
Guadalupe -La Uruca sería una de las rutas que reviviría. | ARCHIVO. ampliar

“Cualquier proyecto que se tome debe ser bien analizado y respetar el marco de legalidad del país, y debe participar a todas las empresas. Apoyamos la modernización del transporte, pero bien pensadas”, dijo Villalobos.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Sombra de primeras interlíneas sigue presente