Nacional

Ojo abierto

Silicómetro en setiembre

Actualizado el 21 de septiembre de 2007 a las 12:00 am

Nacional

Silicómetro en setiembre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Programación. Tras la morbosidad de una astuta promoción, esta semana comenzó Sin tetas no hay paraíso, una novela con el acierto de incitar al público y finalmente intentar hacer un retrato social y moral de la marginalidad colombiana. El programa de las diez de la noche es también el nuevo “as” de la noche de canal 6. Ambientada en un barrio de maleantes, donde siempre vive gente honesta, la teleserie es una mezcla de prostitución, sicariato y narcotráfico, en donde el único gozo posible de la vida es el gozo del cuerpo.La idea es asomarse al agujero en el cual lo incorrecto se acepta como natural porque los personajes perdieron toda esperanza. ¡Zas! Adiós a la pobreza con arcoiris en el horizonte, vagabundos amables y dulces ancianitas de las otras novelas. Llegó el momento de ver lo que somos, no lo que imaginamos. Sería inútil citar que las debilidades de la producción son tan patentes como sus aciertos. Bien se puede soportar algunas actuaciones flojas y un montaje torpe para sorprenderse con el diálogo crudo y las emociones primitivas, donde se golpea, se hiere y se deshonra el amor, única tabla de salvación. Con esta oferta y otras dos novelas poco convencionales, canal 6 renovó de manera radical la programación nocturna de lunes a viernes y abandonó el cine, que había sido su caballo de batalla desde 1995. La idea es que el televidente se quede en el influjo de entretenimiento de un mismo canal por la oferta complementaria de programas. El canal incluyó La hija del mariachi a las ocho de la noche, subió Hasta que la muerte nos separe a las nueve, y recuperó el liderato a las diez de la noche con Sin tetas no hay paraíso. La estrategia mezcla dos efectos: seducir a su propia audiencia con historias latinoamericanas y restar fuerza a la nueva novela de canal 7. El cambio se hizo el mismo día en que Teletica estrenaba la superproducción El zorro a las diez de la noche, donde Marina triunfó en la audiencia. Cuando el público se engancha de una novela, queda cautivo del horario y tiene poco ánimo de explorar nuevas ofertas. Canal 6 debía reaccionar, pero esto es una estrategia interesantísima y radical porque abre muchas posibilidades. Además de El Zorro en horario estelar, el canal La Sabana tiene series estadounidenses de gran éxito internacional con la más alta producción mundial, por lo tanto, el público es el gran ganador, pues la oferta nocturna es muy variada y emocionante.

  • Comparta este artículo
Nacional

Silicómetro en setiembre

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota