Nacional

Contratos se duplicaron en seis años

Más de la mitad de hogares en Costa Rica pagan servicios de televisión

Actualizado el 10 de julio de 2017 a las 11:00 am

En 2010, 403.000 casas tenían tele por cable, inalámbricas o por Internet; en 2016 llegó a 821.000

Tendencia muestra diversificación de tecnologías para llevar contenidos

Nacional

Más de la mitad de hogares en Costa Rica pagan servicios de televisión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Vista de barrio México, San José, donde antenas de servicios de televisión satelital sobresalen en los techos. Esa modalidad de televisión pagada representó 31% de este mercado en el 2016. (Alonso Tenorio)

San José

Más de la mitad de los hogares costarricenses pagan servicios de televisión ya sea por cable, satelital o por Internet.

Información de la Superintendencia de Telecomunicaciones (Sutel) revela que la penetración de estos servicios se duplicó en seis años, al pasar 403.000 enlaces en el 2010 a 821.000 al 2016. El incremento también evidencia los cambios en las  tecnologías que alimentan los contenidos.

De acuerdo con la Sutel, las 821.000 suscripciones equivalen al 56% de las familias costarricenses pues la Encuesta Nacional de Hogares del año pasado reveló que en el país hay 1.465.000 casas. Ese estudio lo realiza el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INEC).

El INEC reporta que en Costa Rica 97% de las viviendas (1.423.000) poseen un televisor, solo 3% carece de este aparato.

LEA ADEMÁS: 147.000 hogares miran televisión satelital en Costa Rica

Si resta del total de hogares con televisor en el país, hay un 41% que solo consume contenido de señal abierta. La mayoría de estas familias reproducen noticieros, transmisiones deportivas y programas de entretenimiento por medio de la señal de televisión libre y abierta disponible desde mayo de 1960, cuando empezaron las primeras transmisiones nacionales. Por años, esa fue la única forma de televisión conocida.

En la década de los 80, aparecieron los servicios pagados, el primero de los cuales empleaba un enlace físico desde la calle hasta la vivienda para proveer el contenido: televisión por cable.

A partir del año 2000, la oferta de tecnologías para llevar contenido siguió ampliándose en el negocio de servicios contratados. Actualmente, el mercado local ofrece suscripciones inalámbricas (satelital y microondas) y televisión por Internet (IPTV) mediante acceso cableado o inalámbrico.

Tipos de tecnología

La suscripción de televisión por cable, el más antiguo de los servicios pagados, mantiene todavía el predominio con 67% del mercado (al menos 550.000 casas con este servicio). Sin embargo, su participación porcentual respecto a años anteriores ha caído, pues en el 2010 representaba 93% del mercado; 86% en el 2012 y 70% para el 2014, una pérdida de 23 puntos porcentuales en solo cuatro años.

La televisión por satélite se ubica en segundo lugar de preferencia con 31% (254.500), servicio que avanza con la instalación de  antenas circulares en los techos de las viviendas. Este servicio era apenas 14% del mercado de televisión paga en el 2012 (habían entonces 76.000 enlaces) y, dos años luego, ya representaba 29% del sector (eran 217.000 las suscripciones al 2014). 

El 2% restante incluye otras tecnologías.

LEA: 'Streaming' se convierte en la apuesta segura para operadoras y cableras

El crecimiento general de estos servicios va en correspondencia con la generación de ingreso. En el año 2011, este negocio generó ¢65.819 millones mientras que al cierre del 2016, según la Sutel, la cifra alcanzó los ¢140.530 millones; una variación de 113% en esos cinco años.

Conexiones ilegales

Según estadísticas del INEC, en Costa Rica hay poco más de 972.000 hogares con servicios pagados de televisión al 2016. Sin embargo, las cifras de Sutel reportan solo 821.000 enlaces para el mismo año.

La diferencia de 150.000 podría deberse a la existencia de conexiones ilegales, de acuerdo con representantes de la empresa Tigo Costa Rica, que lidera el mercado de la suscripción por cable.  Sutel, empero, carece de instrumentos paa confirmar el fenómeno.

Norman Chaves, Director de Asuntos Corporativos de Tigo Costa Rica, señaló que "efectivamente" experimentan un "importante impacto en el negocio" atribuido a conexiones ilegales o "piratas", como las definió.

"Estimamos que entre 15% y 20% del total de conexiones para acceder a nuestro servicio de televisión por cable son ilícitas o fraudulentas", precisó Chaves.

El problema, agregó, va mucho más allá de la afectación a la empresa al suponer un problema fiscal debido a "miles de millones de colones que el Estado deja de recibir por quienes se conectan de forma fraudulenta y evaden, a la vez, el pago del 13% del impuesto de ventas".

Chaves afirmó que incluso han denunciado el asunto ante la propia Sutel porque estas tomas afectan el desempeño de la red de distribución de la empresa, lo cual se traduce en una degradación de la señal para otros clientes. 

  • Comparta este artículo
Nacional

Más de la mitad de hogares en Costa Rica pagan servicios de televisión

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Juan Fernando Lara S.

jlara@nacion.com

Periodista

Redactor en la sección Sociedad y Servicios. Periodista graduado en la Universidad de Costa Rica. Ganó el premio Redactor del año de La Nación (2012). Escribe sobre servicios públicos, tarifas y telecomunicaciones.

Ver comentarios
Regresar a la nota