Nacional

Cuenca del Colorado es la más afectada

Sequía en el Caribe baja caudal de ríos en zona norte

Actualizado el 03 de abril de 2014 a las 12:00 am

Turismo y pesca son las actividades más golpeadas ante el faltante de agua

IMN reporta déficit de lluvias de un 30% en esa zona durante los últimos tres meses

Nacional

Sequía en el Caribe baja caudal de ríos en zona norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El río Colorado, que nace como un brazo del San Juan, normalmente tiene un fuerte caudal y permite la navegación, pero ahora dejó a la vista playones como estos frente a lo que se denomina Delta Costa Rica. | CARLOS HERNÁNDEZ..

San Carlos. La escasez de lluvias que afecta al Caribe desde el 2013 también ha reducido el caudal de los ríos de la zona norte, afectando el turismo y la pesca en esa región.

Los otrora caudalosos afluentes hoy asemejan caminos polvorientos, cargados de piedras, reflejo de los efectos de la época seca. El nivel de las cuencas ha descendido hasta tres metros, según comprobó La Nación durante un recorrido.

Hay casos como el río San Lorenzo, que nace en el distrito Los Ángeles de San Ramón y está sin agua. Igual ocurre con los ríos La Balsa y Peñas Blancas.

Francisco Pérez, pequeño ganadero establecido en Caño Bravo de San Carlos, sostiene que la sequía está peor que la del año pasado y advierte de que si el verano se prolonga, la situación se complicará.

El nivel de las aguas del río Colorado, que pasa frente Sarapiquí e isla Calero, bajó casi tres metros y en varias secciones únicamente se puede navegar en bote de remos.

La sedimentación impide la navegación para embarcaciones de motor en ese río. Inclusive viajar de Delta Costa Rica hacia Puerto Lindo de Pococí es toda una odisea, ya que el 60% del Colorado ha dejado de ser navegable.

Según el Instituto Meteorológico Nacional (IMN), la sequía meteorológica del Caribe ha desencadenado un déficit de las lluvias en la zona norte durante este año.

“Tenemos datos de cuencas alrededor de la laguna Arenal donde los porcentajes del déficit de lluvias alcanzan el 30% en los últimos tres meses”, dijo Luis Fernando Alvarado, investigador del IMN.

Afectación. Para los lugareños, la escasez de agua es una preocupación debido a la afectación que sufre el sector turístico y pesquero.

“Cada día que pasa hay más sedimentación y menos agua. Lo que queda es un canal muy angosto por el que solo pueden pasar botes pequeños”, dice Jorge Morales ,quien toda su vida ha transportado pasajeros en la zona norte.

Los efectos son menos graves para el río San Juan. Sin embargo, los afluentes Pocosol, San Carlos, Sucio y Sarapiquí presentan una merma en sus caudales.

Los comerciantes de la zona señalan que hay efectos negativos en la práctica de deportes acuáticos como el rafting . Carlos Monterrey, quien es operario de tours en La Fortuna de San Carlos, reveló que algunos ríos ya no son navegables.

PUBLICIDAD

“Sucede que los botes inflables se atascan entre las piedras y entonces nos obliga a suspender el tour o trasladar el mismo a otro río. La demora molesta a los turistas, pero es un problema sobre el cual no tenemos ningún tipo de control”, manifestó Monterrey.

Los vecinos también reportan que, desde febrero pasado, los langostinos o camarones de río desaparecieron de las aguas.

“En términos generales, la pesca de especies como guapote, sábalo y machacas se cayó. Actualmente no tenemos langostinos ni para el consumo en casa. Eso afecta también el comercio en la zona. La situación no mejora”, dijo Esperanza Ortega, de isla Calero.

  • Comparta este artículo
Nacional

Sequía en el Caribe baja caudal de ríos en zona norte

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota