Nacional

Secretario general de la Unidad

Rodolfo Piza: 'No tiene incidencia' en el PUSC la creación del partido Republicano Social Cristiano

Actualizado el 02 de febrero de 2015 a las 12:42 pm

Excandidato presidencial asegura que la dirigencia que se fue, lo hizo desde la campaña pasada electoral

Nacional

Rodolfo Piza: 'No tiene incidencia' en el PUSC la creación del partido Republicano Social Cristiano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Rodolfo Piza, el secretario general del PUSC, asegura que el partido debe mirar al futuro y dejar de ver al pasado. (Archivo)

El secretario general de la Unidad Social Cristiana (PUSC), Rodolfo Piza, minimizó que varios de los dirigentes y adeptos se hayan ido de la agrupación con el expresidente de la República, Rafael Ángel Calderón Fournier, para fundar el partido Republicano Social Cristiano.

Asegura que fueron pocos los militantes que se fueron y que en todo caso, lo hicieron desde la última campaña electoral. Este grupo se separó del PUSC antes de los comicios del 2 de febrero del 2014, cuando le quitaron el apoyo a Piza como candidato presidencial, y se lo dieron a Otto Guevara, del Movimiento Libertario.

No obstante, el excandidato reconoce que le hubiese gustado que nadie se alejara del partido, siempre y cuando hubiesen estado de acuerdo con la renovación que promueve en el partido, una transformación que describe con una visión más a futuro y más apegada a los principios y reglas éticas.

A continuación un extracto de la entrevista con Rodolfo Piza.

-¿Cómo se encuentra el PUSC en este momento?

En una etapa de transición y de renovación, como toda renovación y transición tiene dificultades y por tanto hay que enfrentarlas, pero que son necesarias para lograr la renovación.

-¿Una transformación hacia dónde?

Hacia un partido que mire más hacia el futuro.

-¿Cuán unido está el partido?

Hay diferencias importantes, se ha creado un nuevo partido bajo el liderazgo de don Rafael Ángel Calderón y algunos miembros que estuvieron en el partido, pero la mayoría de ellos se fueron desde la campaña para apoyar al Movimiento Libertario, eso es algo que uno debe respetar, porque todo proyecto de renovación conlleva un proceso de diferenciación.

-¿Qué debe hacer el partido diferente de lo que ha venido haciendo?

Lo fundamental es no estar anclados al pasado. No mirar al pasado, yo no juzgo el pasado, simplemente que el partido tiene que pensar en el futuro, no en lo que habíamos hecho, bueno o malo, sino en qué es lo que vamos a hacer, por supuesto a partir de esas experiencias y esa historia, pero fundamentalmente pensando qué es lo que vamos a hacer.

-¿Parte de esa renovación es la salida de quienes se fueron al Republicano Social Cristiano?

PUBLICIDAD

La renovación es que sean bienvenidos todos los que quieran participar de la nueva visión y quienes no se sientan cómodos con esos principios, con reglas éticas o con esa visión de futuro, que se vayan a otro partido.

-¿Cuál es esa visión de futuro?

A nosotros no nos interesa el engrandecimiento del partido, es desde el partido qué podemos hacer por Costa Rica.

-Mencionaba el tema ético, ¿es necesario que el PUSC sea más riguroso?

No quiero exagerar en eso, la ética es un requisito, no una finalidad, pero mientras haya mucha discrecionalidad en la función pública, habrá incentivos a la corrupción, mientras haya esa sobreregulación de la vida privada, requisitos y trámites, habrá posibilidad de corrupción, mientras no haya toda la transparencia que se necesita, habrá posibilidades de corrupción, tenemos que atacar eso.

-¿Eso hay que comenzarlo en casa, desde el partido?

La parte más importante corresponde al país, pero el partido ha venido caminando en eso y tendrá que seguir caminado y tendrá que ajustar su código de ética, ser más estricto.

-¿Qué reformas propondría?

Algunas reglas deben ser más detalladas, no tan genéricas, para que quede claro qué es permitido y qué es prohibido.

-¿Qué se debe prohibir?

Voy a usar un símil, uno para afrontar ese tipo de temas tiene que amarrarse al mástil y taparse los ojos, como hacía Ulises para enfrentar a Escila y Caribdis y no escuchar los cánticos de sirena. Entre más amarrado esté uno al mástil, a los principios, tenga menos posibilidades de oír y de sujetarse a las presiones.

-¿Qué presiones?

De todo tipo, el objetivo es evitar que cuando existan los cánticos de sirena, estos no tengan posibilidades de ser oídos. Sin embargo, no hay ninguna garantía porque los partidos son compuestos por seres humanos, lo que uno tiene que hacer es garantizar como institución que si ocurren casos determinados, se tomen las medidas que resuelvan el problema y que se trate de evitar que en el futuro ocurran. En los seres humanos siempre habrá algún vivillo que quiera abusarse, en todas las instituciones, en el ámbito familiar, social y político.

PUBLICIDAD

-¿Hay vivillos en la Unidad?

Debe haberlos, ningún partido está exento de tener vivillos.

-¿Cómo erradicarlos?

No dejando que tengan peso.

-Con la salida un grupo de adeptos hacia el Republicano Social Cristiano, ¿se fue la corrupción de la Unidad?

No quisiera calificar eso, el partido está en un proceso de renovación y espero que esos problemas no vuelvan a ocurrir y si algún día ocurren, se debe aplicar las sanciones correspondientes.

-¿Beneficia o perjudica esa salida?

No tiene incidencia especial.

-¿Los va a extrañar la Unidad?

Muchos de esos dirigentes de base seguramente volverán, si se fueron y la mayoría no se han ido.

-¿Cuán grande fue la migración?

Es pequeña, pero yo a toda la gente de buena fe la voy a buscar si comparten los valores de cómo reconstruir Costa Rica.

-¿Se fue todo el calderonismo de la Unidad?

No, fue alguna gente que ya se había ido.

-¿Qué opina del doctor Rodolfo Hernández o Miguel Carabaguíaz, que ahora están en otro partido?

Son personas a las que yo respeto.

-¿Le hubiese gustado que siguieran en el PUSC?

A mí me hubiese gustado que no se fuera nadie del partido, pero si comparten los valores y los principios de lo que queremos hacer por el país, si no lo comparten, es obvio que se tienen que ir a otro partido.

-En este momento, ¿cómo es su relación con la fracción legislativa del PUSC?

Con la mayoría de sus miembros muy buena.

-¿Con quiénes no?

Con don Jorge Rodríguez, obviamente.

-¿Con don Humberto Vargas?

Es más fría.

-¿Cómo maneja la relación con ellos?

En el caso de don Jorge yo no comparto ni sus formas ni sus planteamientos y además, él siente que el liderazgo está con otro partido y que su líder es Rafael Ángel Calderón Fournier.

-Con ellos no conversa, entonces.

No, hace meses fue la última vez que conversé con la fracción y no he vuelto a las reuniones.

-¿Por qué razón?

Porque creo que ellos tienen que encontrar su unidad propia, resolver sus temas internos y repito, a mí no me interesaba discutir problemas internos, sino ver los temas de fondo. Me parece un horror que en este momento el tema principal en la Asamblea Legislativa sea la elección del directorio, por Dios, hay un montón de temas que están haciendo fila y que son fundamentales para el país.

-Dos diputados de la Unidad están peleando su continuidad en el directorio.

Que yo sepa no, pero si ellos quieren, es un tema de ellos, pero para mí, ese es un tema muy secundario. A los diputados les pasó lo que le pasaba a un personaje de Don Quijote, que están tan divertidos los pensamientos que se les olvido a lo que venían.

-En este momento no tiene incidencia en la fracción.

Tengo una buena relación con algunos diputados. Es una relación más fría con don Humberto y no tengo una relación con don Jorge. El liderazgo nunca es imponer, es convencer. Yo no soy el dueño del partido, ni lo quiero ser, creo en un partido con gente libre, no creo en un partido con líderes autoritarios.

-¿En este momento el PUSC tiene una fracción de seis integrantes?

Formalmente una fracción de ocho.

-¿Y en la práctica?

En estos próximos días se verá cómo se compone la fracción.

-¿Qué valoración hace usted de la alianza entre el PUSC y el Gobierno?

En la medida en que eso no sea conveniente para el país no debe existir.

-¿Ha sido buena o mala la relación con el Gobierno?

Tiene que ser respetuosa, cada uno en su cada y Dios en la de todos.

-¿Ha sido beneficiosa para el país?

Todavía no, porque en el caso del presupuesto no ocurrió y en legislación que es fundamental no se ha alcanzado.

-¿Debe continuar?

Claro al igual que con Liberación, el Frente Amplio, los libertarios y los cristianos, con todos.

-¿Usted habla pensando en 2018?

2018 es aún lejano. Falta mucho y el país cambia tanto de un año a otro que lo veo todavía lejano, pero no descarto una opción, pero no la he tomado y no la tomaré antes del 2017.

-Le preocupa que el TSE ordenara revisar la totalidad de los gastos del PUSC en la última campaña?

No, el Tribunal tiene que hacer su trabajo, una campaña es muy compleja y hay miles de actores.

-¿Cuán al tanto estuvo de las finanzas?

No, no estuve al tanto, no tuve tiempo y no lo tengo para estar revisando los detalles. El TSE tiene que fiscalizar y aplicar las normas jurídicas. Si alguna persona firmó una factura y afirmó otra cosa creo que eso es mucho responsabilidad de la persona. Las autoridades del partido lo que ven son facturas y proceden a pagar.

  • Comparta este artículo
Nacional

Rodolfo Piza: 'No tiene incidencia' en el PUSC la creación del partido Republicano Social Cristiano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Natasha Cambronero

natasha.cambronero@nacion.com

Periodista de Política

Periodista en la sección de Política. Licenciada en Comunicación de Mercadeo y periodista graduada por la Universidad Latina. Escribe sobre el quehacer de los partidos políticos y el financiamiento electoral, entre otros temas.

Ver comentarios
Regresar a la nota