Tradicional romería aglomeró a turistas y feligreses

Puntarenas celebró, por lo alto, centenario de la Virgen del Mar

Ferri San Lucas II encabezó procesión, a la que se unieron unas 70 embarcaciones

Pescadores honraron a su patrona 100 años después de conocerse su milagro

Últimas noticias

Con una lucida fiesta en que concurrieron tradición y fe, los puntarenenses celebraron ayer por todo lo alto el centenario de la Virgen del Mar.

La tradicional romería en honor a la patrona de los pescadores atrajo a miles de turistas y feligreses.

Unas 70 embarcaciones, desde pequeñas pangas hasta grandes pesqueros, se vistieron de fiesta con globos, altares y banderas para navegar sobre las aguas del Pacífico. Esta vez no iban en busca del sustento diario, sino a acompañar y agradecer a la Virgen.

Por tratarse de los 100 años de la peregrinación, la fiesta contó con invitados especiales, como la presidenta de la República, Laura Chinchilla. Y la televisora Telefides se encargó de transmitir la actividad para toda Latinoamérica y España.

La celebración empezó a las 10 a. m. con una misa a cargo del obispo de Puntarenas, Óscar Fernández, en la catedral.

Posteriormente, vino el esperado desfile de las embarcaciones.

La procesión salió a las 11:30 a. m. de la terminal de ferris, en el barrio El Carmen. Fue encabezado por el ferri San Lucas II – que presta servicio entre Puntarenas y playa Naranjo–, escogido por los organizadores para llevar la imagen de la Virgen.

A bordo también viajaron Chinchilla, periodistas y otros invitados. Al llegar a la denominada “punta”, al final del paseo de los Turistas, el obispo se encargó de impartir la bendición a las decenas de navíos.

Algunos pescadores vistieron de gala sus embarcaciones.   | EYLEEN VARGAS.
Algunos pescadores vistieron de gala sus embarcaciones. | EYLEEN VARGAS. ampliar

Luego navegaron despacio hasta el muelle de los cruceros.

Entretanto, desde la playa bañistas y feligreses utilizaban sus cámaras y teléfonos celulares para documentar la peregrinación.

Un sueño. Para Miguel Salas, de 60 años, capitán del ferri, comandar la nave en que iba la imagen de la Virgen del Mar fue cumplir un sueño.

Después de 38 años de guiar el gran barco y participar en las procesiones, en esta ocasión pudo estar más cerca de la Virgen.

“Para mí, es más que un honor. Es como un sueño cumplido poder llevar la Virgen en el que es como mi segundo hogar: el ferri. Aparte de celebrarlo con alegría y devoción, es como una gran bendición para este barco, donde diariamente viajan muchas personas a cargo de mi tripulación”, expresó.

La tradición de pasear la imagen de la Virgen del Carmen por el litoral porteño nació en 1913. La historia da cuenta de que en julio de ese año el barco de concha de perla conocido como El Galileo naufragó con toda la tripulación a bordo, cerca de la Isla del Caño.

Fue cuando la Virgen del Carmen entró en escena. Se apareció entre los ocupantes, quienes en forma milagrosa lograron sobrevivir.

Como agradecimiento, los pescadores la designaron su patrona.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Puntarenas celebró, por lo alto, centenario de la Virgen del Mar