Nacional

Personas con trastornos mentales tienen un hogar – y se convirtieron en una familia– en Palmares

Actualizado el 29 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Nacional

Personas con trastornos mentales tienen un hogar – y se convirtieron en una familia– en Palmares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

En medio del paisaje rural de Santiago de Puriscal, hay un hogar donde viven siete inquilinos que antes no eran familia, atendidos por cinco personas y dos perros, a cargo de una asociación fundada pensando en personas con enfermedades mentales.

Ahora son una familia.

Es el hogar de la Asociación para la Promoción de la Salud Mental (Aprosam), y su presidenta, Isabel Vásquez, se preocupa por dejar muy claro que esto no es un albergue, sino eso, un hogar.

Ahora son siete los habitantes y en sus diagnósticos hay esquizofrenia, retardo y síndromes orgánicos. En el historial de la mayoría hay casos de abandono familiar, de marginación y de atención en el Hospital Psquiátrico.

“El requisito es que estén compensados. La idea es hacer que esto sea una familia, que es clave para ellos”, explica Isabel, un enfermera pensionada que pasó su vida profesional trabajando en el hospital en Pavas.

La Asociación es responsable de ellos, algunos de los cuales reciben visita ocasional de algún familiar. A ninguno, sin embargo, los ha reclamado su familia.

Aprosam se financia con dinero de la Junta de Protección Social, con donaciones y con las ganancias de la administración de los servicios sanitarios en las fiestas anuales de Palmares.

  • Comparta este artículo
Nacional

Personas con trastornos mentales tienen un hogar – y se convirtieron en una familia– en Palmares

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota