Nacional

Persona trans: La experiencia de vivir en el ‘cuerpo equivocado’

Actualizado el 01 de marzo de 2015 a las 12:31 am

Nacional

Persona trans: La experiencia de vivir en el ‘cuerpo equivocado’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

“A los cuatro años a mí me preguntaban cómo me llamaba, yo daba un nombre de hombre. Si mi mamá me ponía vestidos, lloraba por horas.

”En la adolescencia, en mi cabeza, yo me sentía como hombre, pero ver mi imagen de mujer al espejo me daba repulsión”. Así describe Mario (nombre ficticio, a petición del protagonista de esta historia) su condición de persona transgénero.

Mario inició los trámites para el cambio de nombre tras  sufrir humillaciones por tener en su cédula el nombre de una mujer.  | MAYELA LÓPEZ
ampliar
Mario inició los trámites para el cambio de nombre tras sufrir humillaciones por tener en su cédula el nombre de una mujer. | MAYELA LÓPEZ

Mario explicó que ese sentimiento de “estar en un cuerpo equivocado” no se quitó al pasar los años.

La adolescencia fue una de sus peores etapas porque socialmente era obligado a vestirse como mujer y comportarse de acuerdo a su género.

Mario sufría de burlas y humillaciones cuando su interior masculino salía y se desnudaba frente al público que siempre mostraba un dedo acusador.

“A mí siempre me gustaron las mujeres. A los 25 años decidí declararme gay porque era la única explicación que podía darle a cómo me sentía. Sin embargo, esto iba más allá”, contó.

Tras ver un programa donde hablaban de las personas trans , Mario se identificó como uno de ellos. Fue ahí donde encontró una explicación, razonable para él, sobre qué le ocurría. Habló con su pareja y decidieron ir a un endocrinólogo para comenzar su transformación de mujer a hombre.

“En noviembre del 2013 me dieron la receta para comprar testosterona. Empezó a hacer efecto: me cambió la forma ósea de la cara, un 90% de mi cuerpo se llenó de vello, mi voz cambió y se fue la menstruación ¡Qué alivio!”, expresó.

Tras ver los cambios, Mario se sentía realizado, por fin veía en el espejo la imagen que durante años fantaseó en su cabeza. Sin embargo, la protuberancia de sus senos, delataba su sexualidad.

“Decidí de una vez por todas hacerme la mastectomía. No quería esos senos. Con los cambios me sentía feliz, por fin era ese hombre que habitaba en mi mente”, relató.

La felicidad de verse como siempre había querido resultó opacada porque la cédula le recordaba su sexo femenino y lo descubría ante la sociedad.

“Una simple fila para pagar en el supermercado se volvió un martirio . Yo con bigote, saco, corbata y presentando una cédula, y una tarjeta de débito con un nombre superfemenino. Era imposible que el cajero no me mirara raro y, mientas le explicaba mi condición de trans , ya todos en la fila se habían dado cuenta. Me miraban como un adefesio”, detalló.

PUBLICIDAD

Por esta y muchas situaciones similares es que Mario decidió comenzar el trámite para cambiar su nombre de mujer por uno masculino en su cédula.

“Todas las humillaciones y vergüenzas que me hacen pasar por tener en mi identificación un nombre de ‘ella’ cuando me veo como ‘él’ se podrían evitar si le dieran a uno la identidad que merece y el derecho a ser quien soy”, manifestó Mario.

Mario contempla su nueva figura en el espejo y se siente “atractivo” saliendo a la calle.

“Me siento completo con mi apariencia. A veces los sueños sí se vuelven realidad”, finalizó.

  • Comparta este artículo
Nacional

Persona trans: La experiencia de vivir en el ‘cuerpo equivocado’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Daniela Cerdas E.

daniela.cerdas@nacion.com

Periodista

Periodista en la sección de Sociedad y Servicios. Bachiller en Periodismo de la Universidad Latina. Escribre sobre vivienda, trabajo, municipalidades, Iglesia, niñez y diversidad sexual.

Ver comentarios
Regresar a la nota