Nacional

Bloque de oposición sin acuerdo

Los 5 partidos minoritarios se enredan por definir el candidato a la presidencia de la Asamblea

Actualizado el 25 de abril de 2017 a las 02:38 pm

De un grupo de ocho legisladores de cinco partidos distintos, hay hasta tres aspirantes a comandar el Directorio del Congreso

Nacional

Los 5 partidos minoritarios se enredan por definir el candidato a la presidencia de la Asamblea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El diputado José Alberto Alfaro presidió como interino, durante diez semanas, la Asamblea Legislativa. Ahora, el Movimiento Libertario lo impulsa como candidato, ya en serio, para este 1.º de mayo. (Mayela López.)

Las aguas se van poniendo más turbias en las negociaciones legislativas, a medida que se acerca este lunes 1.° de mayo, día en el cual  los diputados escogerán a su presidente y a los cinco miembros restantes del Directorio parlamentario, para el último año de labores.

En esa trama están inmersos los cinco partidos más pequeños de la Asamblea Legislativa, los cuales se disputan la candidatura de la alianza opositora a la presidencia del Congreso, en virtud de un acuerdo verbal tomado por la oposición en el pasado, aunque nadie recuerda cuándo se mencionó.

Ese acuerdo implicaba que el Partido Liberación Nacional (PLN, el mayor grupo de oposición, con 18 curules) y la Unidad Social Cristiana (PUSC, con ocho miembros) apoyarían, para la última legislatura, al nombre que los minoritarios impulsaran como presidente parlamentario.

Esos partidos pequeños son el Movimiento Libertario, que tiene tres asientos en el plenario; Renovación Costarricense, que tiene dos; y los unipersonales Restauración Nacional, Alianza Demócrata Cristiana (ADC) y Accesibilidad Sin Exclusión (PASE).

Este martes por la mañana, en una segunda reunión, el PASE mantuvo su candidatura con el nombre de Óscar López, mientras que los libertarios postularon oficialmente a José Alberto Alfaro, polémico diputado que por dos meses sustituyó a Antonio Álvarez Desanti en la presidencia legislativa y que ha establecido lazos con diputados sandinistas.

"Consideramos que José Alberto Alfaro tiene méritos, pues ya tuvo su experiencia, tuvo una gestión prolífica, se hicieron nombramientos. Es una persona que une", dijo Otto Guevara, jefe libertario, quien también alabó las condiciones que podrían tener Gonzalo Ramírez, Mario Redondo y Óscar López.

Además, voces del bloque cristiano (formado por Restauración, Renovación y Alianza Demócrata) reclaman y rechazan la condición que Liberación impuso para que el candidato a presidir el Congreso no sea, a la vez, candidato presidencial para los comicios del 2018.

"A mí no me parece esa condición. Rafael Ortiz fue presidente y ahora aspira a la presidencia de la República, Antonio Álvarez Desanti también es candidato y buena parte de su presidencia legislativa fue aspirante presidencial", comentó Alvarado, quien aclaró que esa es su opinión y no del grupo.

Gonzalo Ramírez, de Renovación, insistió en que hasta la fecha él no es aspirante al Directorio y, más bien, comparte la duda sobre la condición liberacionista porque considera que Mario Redondo, de Alianza Demócrata, podría ser un buen presidente del Congreso.

"Este podría ser el 1.° de mayo más difícil", comentó Ramírez.

Fractura del PUSC: nuevas complicaciones

Además de que el PUSC se mira más afuera que dentro de la alianza opositora, la ruptura que hubo en ese partido, el lunes, genera más tensión a las negociaciones opositoras. Para Fabricio Alvarado, de Restauración Nacional,  ese quiebre obliga a negociar con dos bloques por aparte.

En la Unidad, los tres diputados afines al precandidato Rafael Ortiz decidieron no asistir más a las reuniones de fracción porque los legisladores que respaldan al otro aspirante presidencial, Rodolfo Piza, no accedieron a otorgarles la subjefatura de bancada para el otro año aunque, según los primeros, había un acuerdo para ello.

Pero también pesa sobre la mesa la intención que tiene Gerardo Vargas Rojas de ser candidato a la presidencia legislativa, según ha conversado en corrillos parlamentarios  con otros legisladores.

"Ahora tenemos que lidiar con dos bloques en la alianza, no va a ser fácil atraerlos", comentó Alvarado.

Guevara apuntó que efectivamente el quiebre socialcristiano tendría repercusiones en el 1.° de mayo, en un partido que en ocasiones anteriores ha sido determinante para la consolidación de una papeleta, tanto oficialista, como sucedió en la primera legislatura, como en las fórmulas de oposición, en las legislaturas 2015-2016 y 2016-2017.

En medio de todo el enredo, Óscar López habla como candidato y, en plena campaña, afirma que él se allana a la condición que impuso Liberación Nacional, de no ser candidato presidencial, y a la vez les promete a los cristianos defender sus posiciones religiosas.

¿Podría tener el apoyo de los cristianos?: "En la medida en que ellos (los diputados cristianos) no olviden que mis convicciones son inclaudicables. Yo no pongo en la mesa de negociación mis principios y valores. Nos unen muchas cosas, empezando por la fe", respondió López sobre su cercanía con el Bloque Cristiano.

En la acera del frente, el Partido Acción Ciudadana (PAC) anunció, para la tarde de este martes, la presentación oficial de la candidatura de Ottón Solís Fallas a la presidencia de la Asamblea Legislativa. Por el momento, no hay certeza de que hayan logrado, ni siquiera intentado consolidar más votos que los 13 oficialistas.

LEA: Ottón Solís no esconde los temas difíciles al buscar votos para la Presidencia del Congreso

El Frente Amplio, aliado natural del PAC, no se ha manifestado sobre la aspiración de Solís e intenta, primero, resolver sus propios problemas para definir el nuevo jefe de la fracción legislativa.

Cualquiera que aspire a dejarse la presidencia legislativa o alguno de los cinco puestos restantes del Directorio debe alcanzar la mayoría simple del plenario, o sea, 29 votos de los 57 posibles.

De no haber una mayoría en la primera votación, el 1.° de mayo por la mañana, se irían a segunda ronda con todos los aspirantes que hayan tenido más de un voto y, si aún así nadie tiene los 29, entonces van a una tercera ronda los candidatos con más de diez votos, donde el que tenga la mayoría de votos podría ganar si se le suman los votos en blanco y los nulos.

  • Comparta este artículo
Nacional

Los 5 partidos minoritarios se enredan por definir el candidato a la presidencia de la Asamblea

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aarón Sequeira

aaron.sequeira@nacion.com

Periodista de Política

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica. Investiga y escribe sobre negociaciones políticas, pactos partidarios y proyectos de ley de impacto nacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota