Nacional

El Vaticano anunció ayer la designación de Garita

José Manuel Garita, nuevo obispo de Ciudad Quesada, promete Iglesia alegre y cercana

Actualizado el 16 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Sacerdote afirma que coincide con el mensaje conciliador del papa Francisco

Atención al clero y a problemas sociales de la zona norte están entre sus prioridades

Nacional

José Manuel Garita, nuevo obispo de Ciudad Quesada, promete Iglesia alegre y cercana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
José Manuel Garita ofreció ayer una conferencia de prensa en la Nunciatura Apostólica, en Rohrmoser, San José. Él contó que de esa sede lo llamaron hace una semana para informarle de su designación. | DIANA MÉNDEZ

Mostrar una Iglesia “alegre, más cercana, joven y muy humana”. Esa es la promesa que el sacerdote José Manuel Garita Herrera hizo ayer a los fieles católicos de la zona norte, luego de que el papa Francisco lo designara como nuevo obispo de Ciudad Quesada.

La noticia de su nombramiento se dio a conocer en ayer en la mañana, mediante el boletín diario de prensa que publica el Vaticano.

Tras el anuncio, Garita dijo a La Nación que otra de sus prioridades en la diócesis será la atención al clero, al que calificó como “el principal activo que tiene un obispo”.

“Es muy importante que los sacerdotes estén muy identificados y motivados con su vocación. Yo, que trabajé en la formación sacerdotal los últimos siete años, estoy convencido de que, en la medida en que la pastoral sacerdotal esté animada y dispuesta, las demás pastorales van funcionando”, expresó.

El futuro obispo quiere que la Iglesia preste atención a los problemas de la gente de la zona norte, como el desempleo, la inmigración y la inseguridad ciudadana.

“Ciertamente, la Iglesia no puede dar respuestas concretas o materiales totalmente. Pero sí da presencia y apoyo para que los fieles la sientan cercana en las distintas realidades que viven”, aclaró.

Garita es oriundo de Heredia y cumplirá 49 años el 26 de marzo. Fue ordenado sacerdote en 1988.

Estudió Filosofía y Teología en el Seminario Mayor y obtuvo una licenciatura en Derecho Canónico de la Pontificia Universidad Gregoriana, en Roma, Italia.

Fue canciller de la Curia Metropolitana, dirigió el Tribunal Eclesiástico Matrimonial y el templo Votivo del Sagrado Corazón de Jesús. Además, asesoró seminaristas en la arquidiócesis de San José.

Garita ocupará la vacante que dejó el obispo Oswaldo Brenes, fallecido el 11 de febrero de 2013.

En concordancia. Sobre los mensajes conciliadores del papa Francisco hacia las personas divorciadas, los homosexuales y las mujeres que han abortado, Garita dijo que coincide con la actitud y el “impulso renovador” del sumo pontífice.

“Debemos acercarnos a la gente y a las distintas situaciones que viven (...) No hay derecho a despreciar, señalar y condenar”, dijo.

No obstante, advirtió que hay que distinguir situaciones: “Hay algunas muy complejas y difíciles. Pero eso no quita lo que está haciendo el Papa, para todos es evidente que él no ha cambiado nada doctrinalmente”.

PUBLICIDAD

Vecinos de San Carlos, Alajuela, mostraron ayer su agrado con la designación. “Bienvenido y espero que como obispo venga a desempeñar un papel determinante en lo social y espiritual. San Carlos necesita de un buen pastor que nos guíe por el camino correcto”, dijo Jorge Monge, empresario de La Tigra.

Garita visitará Ciudad Quesada la próxima semana.

“Es una zona próspera, hermosa, de gran potencial y gente trabajadora”, expresó.

El prelado será ordenado el 17 de mayo a las 10 a. m. en la catedral local. Colaboró Carlos Hernández

  • Comparta este artículo
Nacional

José Manuel Garita, nuevo obispo de Ciudad Quesada, promete Iglesia alegre y cercana

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota