| En pocas palabras

Ileana Balmaceda, presidenta de la CCSS: ‘No estamos en contra del arte’

Últimas noticias

¿En qué criterio se basaron para presentar la acción de inconstitucionalidad a la ley de estímulo al arte costarricense?

De acuerdo con nuestro criterio, la ley (6.750) se contrapone con la ley constitutiva de la Caja, pues esta última dice que los recursos no pueden ser destinados a otras áreas que no sea la salud.

¿Por qué hasta ahora hacen ese reclamo?

Esto viene por el análisis que hacemos de las finanzas de la institución, de cuáles son los gastos. Como la ley nos obliga a comprar arte por cada nueva obra de infraestructura, solo este año debimos haber invertido casi ¢1.500 millones en eso, que a nuestro juicio debe ser para la atención en salud.

”No es que estemos en contra de las artes, porque nosotros mismos las estimulamos, hacemos exposiciones y consideramos que es importante. Por ejemplo, hace poco hicimos una exposición en el Museo Calderón Guardia, de todas las obras de Francisco Amighetti, y usualmente estamos con ese tipo de actividad. Sin embargo, en este momento consideramos que se contrapone a la ley constitutiva de la Caja”.

Más allá de frenar el gasto en arte, ¿quiere la Caja desprenderse de su colección, que es una de las más grandes del país?

No, yo creo que esto (la colección) es un patrimonio y sabemos que tenemos una responsabilidad con el país en la parte cultural, pero son más de 500 obras de arte que tenemos que custodiar.

”Lo que también está pasando es que a los empleados les da miedo tener esas obras en las oficinas, porque se las pueden robar y eso implica una responsabilidad. Nosotros, de momento, no tenemos pensado vender nada”.

¿No han pensado en la posibilidad de crear un museo?

No, porque seguiríamos en lo mismo, eso significa construir un edificio, contratar personal, seguridad y demás. Por el momento, las obras se pueden apreciar en una galería virtual en el sitio web de la Caja.

Pero, igualmente ya tienen que invertir en el mantenimiento de esas obras.

Sí, pero también significan más gastos. Por ejemplo, actualmente hay una partida para conservación de obras de arte que asciende a ¢4,1 millones, más otros ¢2,5 millones para enmarcado y otros detalles.

”Por eso, seguimos pensando que ese dinero debe ser para salud, de allí la impugnación”.

Rellene los campos para enviar el contenido por coreo electrónico.

Enviar:

Noticia La Nación: Ileana Balmaceda, presidenta de la CCSS: ‘No estamos en contra del arte’