Nacional

San José a punto del caos

Congestión vial... calle sin salida

Actualizado el 29 de agosto de 1999 a las 12:00 am

Recursos no alcanzan para obras definitivas

Nacional

Congestión vial... calle sin salida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

La sensación de asfixia en la Gran Área Metropolitana (GAM) tiene una explicación: la flota automotor ha crecido 18 veces más rápido que la población.

De acuerdo a la Dirección General de Ingeniería de Tránsito, del Ministerio de Obras Públicas y Transportes (MOPT), el parque vehicular pasó de 300 mil en 1990 a 600 mil unidades en este año.

Sin duda, la zona más congestionada es el área comercial de San José.

Mientras que en el año 1988 los 132 kilómetros de calles que conforman el casco central de la ciudad eran transitados por 150 mil vehículos al día, hoy, el doble de carros recorre el mismo espacio. Así lo determinó la Dirección de Urbanismo de la Municipalidad de San José.

Solo entre las 7 y 8 a. m. las calles y avenidas josefinas se ven atragantadas por 12.500 autos particulares, 1.200 buses y cerca 300 autos entre taxis y otro tipo de transportes.

El problema se ha convertido en una especie de onda expansiva que ha llevado los embotellamientos hasta las ciudades periféricas de la GAM.

Rodolfo Méndez Mata, titular del MOPT, explicó que de ahí la urgencia de diseñar obras para aliviar los congestionamientos, como es el caso de los cambios de vías en la capital y la reestructuración de las rotondas.

El plan de medidas paliativas incluye, además, el continuar la ampliación de la avenida segunda y calles en algunos cantones de San José, construcción de nuevas radiales, tecnología más moderna para semáforos y una reforma total del transporte automotor.

Para los consultores privados Mario Durán, de INGEtrans y Leonardo Castro, de Logística S. A., contratados por el MOPT para el reordenamiento vial, ya es tiempo de pasar de lo teórico a lo práctico.

De lo contrario, dicen, en cuatro años el embudo en que se ha convertido la capital será un caos irreversible.

La traba para desarrollar todos estos proyectos es la de siempre: dinero. Se requiere de un capital cercano a los ¢15.000 millones para levantar las obras prioritarias.

La meta pareciera inalcanzable cuando el presupuesto anual del MOPT para este año es de ¢49.179 millones, de los cuales ya se han gastado ¢14.000 millones.

Además, no hay que perder de vista que del mismo canasto debe salir plata para gastos de la planilla, administración, sector de transportes y otras obras públicas como bacheos, recarpeteos, puentes y demás planes para el resto del país

No debe olvidarse que de los 35.705 kilómetros de la red vial nacional, solo un 17 por ciento está en buena condición; 56 por ciento se cataloga como mala y 27 por ciento como regular.

Dejarla en buenas condiciones -según Hadda Muñoz, jefe de Ingeniería de Tránsito- requiere invertir ¢58.818 millones.

Buses: punto clave

Al igual que el dinero parece ser la gran solución, el reorganizar las 184 rutas urbanas que ingresan al centro de San José, a criterio de Castro y Durán, puede ser una salida para disminuir el congestionamiento vial.

"La idea es hacer rutas periféricas y domos de transbordo para reducir al máximo el ingreso de buses al casco central. Esto con una mejor infraestructura podría aliviar la situación", dijo Castro.

Méndez Mata se mostró optimista porque los empresarios autobuseros expresan anuencia a que las 184 paradas que hay en San José, se reduzcan a 20.

No obstante, para el presidente de la Cámara Nacional de Transportistas, Luis Diego Herrera, el problema no es solo de eliminación de terminales.

El empresario dijo que están de acuerdo en trabajar con corredores comunes, pero también se requerirá de un esfuerzo nacional para hacer eficiente el servicio, que tendría que incluir capacitación a choferes, infraestructura y nueva tecnología en los semáforos.

"Habría que pensar si es justo querer sacar los buses de San José, cuando el 80 por ciento de los ciudadanos usa ese medio de transporte y solo un 15 por ciento viaja en vehículo propio. El estudio dice qué hay que hacer, pero no dónde ni cómo", dijo Herrera.

De acuerdo con INGEtrans, viajar en bus de Desamparados a San José, le cuesta al usuario ¢70 en horas pico, mientras que en su propio auto, ¢675.

De igual forma, si tomamos como ejemplo una provincia, trasladarse en autobús de Alajuela a la capital vale ¢130 y en auto ¢950.

Estos cálculos no contemplan ni el pago de parqueo que es de ¢300 la hora, ni el peaje, solo la gasolina, lubricantes, llantas, repuestos, mano de obra, depreciación e intereses.

Esta situación ha puesto en la picota otras opciones de transporte como el tranvía, trolebuses o los buses articulados. Sin embargo, no hay nada definido al respecto.

Paciencia y educación

Aunque parezca irrisorio -en momentos en que la plata no es suficiente para tener la infraestructura necesaria-, la única medida que podría ejecutarse de inmediato para aliviar las presas es la paciencia y un cambio de cultura en los conductores.

Para el consultor Mario Durán, más que de plata, resolver el problema de la congestión es un asunto de cortesía.

"Se ha demostrado en ciudades como Los Ángeles, Estados Unidos, que cuando se hicieron nuevas autopistas aumentó la oferta de vehículos y las rutas saturadas nunca se descongestionaron", dijo.

Tanto Durán como Castro, resumen el alivio de los embotellamientos en una palabra: cortesía.

La capacidad de una vía no la define su ancho, ni su largo, sino las intersecciones y el buen uso que de ellas hagan los conductores.

"Aprender a dar campo aligera más el tránsito, que competir por salir de primero en una calle", añadió Castro.

El problema en estos casos es que no se cuenta con un inspector de tránsito en cada esquina para que los conductores manejen responsable y adecuadamente.

Ante la falta de disciplina para agilizar el tránsito... los semáforos.

A manera de ejemplo, dijo Durán, en la rotonda de San Pedro pasaban, antes de la instalación de los semáforos, 5 mil vehículos en una hora pico. Gracias a dicha tecnología ahora pasan 8 mil.

  • Comparta este artículo
Nacional

Congestión vial... calle sin salida

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota