Nacional

Abelino Esquivel pidió acciones contra 'acaparamiento' de comercios por parte de orientales

Colonia china de Costa Rica exige una disculpa a diputado evangélico por comentarios 'racistas'

Actualizado el 14 de febrero de 2017 a las 03:00 pm

Nacional

Colonia china de Costa Rica exige una disculpa a diputado evangélico por comentarios 'racistas'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
El diputado Abelino Esquivel (der.), de Renovación Costarricense, asegura que en todo el país hay chinos que acaparan la actividad de los minisúper y que eso quita oportunidades a los "costarricenses". En la foto, conversa con el presidente legislativo en ejercicio, José Alberto Alfaro. (Melissa Fernández.)

La comunidad china de Costa Rica exigió al diputado Abelino Esquivel, del partido evangélico Renovación Costarricense, disculparse públicamente por haber emitido comentarios que resultaron "racistas y xenófobos" para esta parte de la población costarricense.

Isabel Yung, presidenta de la Asociación Colonia China en Costa Rica, envió una carta al parlamentario para decirle que las opiniones que emitió en Twitter fueron "ignominiosas" (una afrenta pública). Le dijo que un ataque a uno solo de los miembros de la comunidad china es un ataque a toda la colectividad.

"El chino del minisúper es tan tico como aquel futbolista afrodescendiente que nos hizo vibrar de emoción en Brasil 2014, o aquellas hermanas alemanas que nos dieron el metal olímpico por primera vez, o aquel 'nica' que desde las tablas nos hizo ver que somos hermanos, parte de una sola familia", escribió Yung en la nota al legislador.

El hecho que genera esta indignada reacción se dio el 12 de febrero, cuando el diputado Esquivel escribió, poco antes del mediodía, dos tuits para denunciar un "acaparamiento" de los pequeños supermercados y de las estaciones gasolineras en manos de personas de origen oriental.

Primero, el diputado –quien es pastor de una iglesia evangélica– escribió un tuit para preguntar cuál es la posición de la Unión Costarricense de Cámaras y Asociaciones de la Empresa Privada (Uccaep) ante un supuesto acaparamiento de comercios y gasolineras en manos de chinos, al tiempo que calificó los sectores como "sensibles".

De seguido, publicó otro comentario donde afirma que luego de la construcción del Estadio Nacional, en La Sabana, se quedaron algunos "chinitos" en el país y aún faltan los que se quedarían luego de la ampliación de la carretera a Limón o del levantamiento de la Escuela Nacional de Policía, en Pococí, proyectos que también reciben cooperación de China.

A criterio de Yung, esos comentarios del parlamentario son alimentados por el odio, la intolerancia y la ignorancia.

"Ya es tiempo de que rechacemos todas las formas de intolerancia, odio e ignorancia, y de que como nación exijamos respeto y dignidad para todas las personas", escribió ella en su nota.

Luego de publicar esos tuits el domingo, Esquivel defendió su criterio como una verdad que nadie se atreve a decir, pero él sí dice.

Según la presidenta de la Colonia China en nuestro país, Esquivel desconoce el aporte de descendientes de inmigrantes chinos en el país, entre los que mencionó al astronauta Franklin Chang, al artista plástico Isidro Con Wong y a la académica Hilda Chen.

Es más, Yung le reclamó al diputado cristiano que desconozca e irrespete el artículo primero de la Constitución Política, donde se afirma que Costa Rica es una república democrática, libre, independiente, multiétnica y pluricultural.

"Con gran estupor, la ciudadanía ha escuchado al Sr. Esquivel referirse de manera inaceptable en contra de una parte de la población nacional, usando expresiones y conceptos impropios de una persona de su investidura y cargo, más aún por tratarse de expresiones carentes de fundamento alguno", se lee en la carta.

Entre los argumentos de Yung para rebatirle al legislador sus comentarios en contra de los chinos, le recordó que este país tiene raíces aborígenes, europeas, judías, afrodescendientes, nicaragüenses, mestizas y latinoamericanas, así como de zambos y chinos.

LEA AQUÍ: Carta de la Colonia China al diputado Abelino Esquivel

"Los chinos en Costa Rica no son ningunos advenedizos, los registros históricos trazan su llegada hasta hace más de 161 años, tiempo en el cual se han convertido en parte de esta nación, contribuyendo en todos los campos de nuestro quehacer", escribió Yung en su nota.

Consultado por La Nación sobre esta carta, Esquivel aseguró que no la conoce e insistió en que sus comentarios no son ofensivos, aunque asegura que no hay registro de los chinos que podrían haberse quedado luego de la construcción del Estadio y que intenta hacer un "llamado de atención" a las autoridades de la Dirección de Migración y Extranjería.

Insistió en que la gran cantidad de comercios en manos de chinos le quitan oportunidades "a los costarricenses" de hacer sus propios emprendimientos.

Frente a ese argumento, Yung manifestó que el dueño de un minisúper trabaja en una actividad legal y necesaria para la comunidad, y que aporta un servicio necesario para la comunidad.

"El chino que tiene un comercio de este tipo la 'pulsea' tanto como cualquier otro, pasa las mismas dificultades para conseguir crédito y pagar sus cuentas como lo hace cualquier otro pequeño empresario. (...) El empresario gasolinero, no por ser de ascendencia china tiene más ventajas que otro: debe cumplir con los mismos requisitos legales, debe pagar los mismos impuestos, trabaja tanto como el de la gasolinera vecina. Y, en todos los casos, no por tener ojos razgados o una cultura diversa, dejan de ser ticos", comentó la presidenta de la Comunida China.

Entre sus argumentos, Esquivel aseguró en entrevista telefónica con La Nación, que los comerciantes de origen asiático hacen todo "para dentro", pues asegura que no dan empleo a la gente y que, más bien, ponen a trabajar a su familia en los minisúper y gasolineras.

A continuación, la entrevista con el diputado evangélico:

Entrevista a Abelino Esquivel: 'La gente no quiere ver, pero ahí están. Y conste que me gusta la comida china'

– ¿Qué quiere decir con esos comentarios en Twitter?

– Primero, lo que dice en ese tuit es una realidad, es verdad. Hay muchos chinos comprando los negocios y las bombas gasolineras. Eso es verdad, que alguien me refute y me diga lo contrario.

"Es un tema sensible porque, obviamente, cuando lo relaciono con la Uccaep, el empresario nacional, el pequeño empresario, el mediano empresario, como lo dice un amigo mío: 'el mini mini', no encuentra apoyo en la banca nacional, menos con el famoso proyecto de Banca para el Desarrollo y, poco a poco, por un tema de falta de recursos, se encuentran en desventaja frente a un grupo de empresarios que traen las valijas llenas de billetes y que, o terminan poniéndole un negocio a la par, u ofreciéndole comprar el negocio que el empresario nacional tiene.

"Eso es una verdad, no veo por qué se ofendan por eso, es cierto".

– ¿Por qué mencionar específicamente que son orientales?

– Seamos honestos, es una realidad, algo que se está dando, algo que está sucediendo, que todo el mundo está viendo, lo que pasa es que mucha gente no lo quiere decir. Yo lo dije, no creo que sea una ofensa. Que estén comprando todos los negocios de supermercados y de expendios de combustible, es cierto. Esa es la pregunta: ¿es eso una ofensa? 

"¿Por qué es un tema sensible? Pues porque poco a poco, frente a la inversión de capital extranjero, los empresarios nacionales pequeños medianos y los mini mini se encuentran en desventaja y sencillamente van desapareciendo, para engrosar aquella famosa lista de personas que van a formar parte de mano de obra más, pero disponible en el mercado.

"De hecho, ya estamos con un déficit de fuentes de empleo y una sobreoferta de mano de obra. Es un tema sensible porque estamos hablando de la comida, de un empresario que pierde la oportunidad de su empleo y generarle empleo a alguien más.

"Hablamos de gente que se está quedando sin oportunidades de crecer y, además de eso, cuando vemos que el capital extranjero va incrementando, diay, no nos llamemos a engaño, se incrementan las bolsas de ciudadanos extranjeros que vienen a invertir y se reducen las bolsas de ciudadanos costarricenses".

– O sea, ¿que la gente se queda sin oportunidades porque las acaparan "los orientales"?

– Sí, porque tienen más recursos que la gente que se encuentra en desventaja ante la falta de apoyo de los bancos estatales, nacionales y cuando encuentran alguna oportunidad, es de créditos muy altos y terminan por sucumbir a la idea del negocio. Me parece que no es ninguna ofensa, cuando uno dice una verdad, pues es una verdad. Que me desmientan si es cierto o no que están acaparando los negocios, que los están comprando. Y obviamente que todavía no he dicho las cosas negativas, que las voy a decir en su momento.

– ¿Eso es negativo? ¿Por qué es negativo?

Lo único que considero es que, siendo que tenemos  pequeños, medianos y muy pequeños empresarios en el país, que poco a poco ven desaparecer una oportunidad de negocios frente a una competencia mucho más fuerte, eso representa para el país, para el comercio, para el emprendedor, el empresario y la ciudadanía, el riesgo de quedarse sin un ingreso, de poder incrementar su capital y engrosan la sobreoferta de mano de obra que ya el país tiene. Considero positivo que venga la inversión extranjera, muy positivo, bienvenido en buena hora, pero el llamado a la Uccaep...

– ¿Pero que usted no quiere que esa inversión "deje sin trabajo a la gente"?

– Tal vez usted me podría hacer el favor de poner la frase. Es importante que económicamente crezcamos juntos. Ese es el tema, no es quitar a uno para poner el otro, el tema es que crezcamos juntos, pero no se vale que frente a un capital mucho mayor, mmm, verdad...

"Porque a veces se ha dado, de una persona que tiene un súper pequeño, viene un chino y le pone un súper a la par y claro que lo llena de abarrotes. Tengo el testimonio de un caso, de un señor que hizo frente todo lo posible para competir con el chino que lo puso a la par, pero entonces el chino le puso dos establecimientos más y adiós, tome.

"Es una realidad, no se puede tapar el sol con un dedo, pero siento yo que no lo hice peyorativamente, no es ninguna ofensa. Es un llamado de atención a la banca para que apoye al pequeño y mediano empresario, pero también a la Unión de Cámaras para que entre ellos se apoyen, porque si algo tiene la comunidad china es que son muy solidarios.

– En otro tuit usted habla de que se han quedado trabajadores que trajo la compañía que construyó el Estadio Nacional y que sucedería igual con quienes construyan carreteras y la Escuela Nacional de Policía. Explíqueme un poco eso.

– Lo que quise decir es que no ha habido un informe exacto de cuántos ingresan, con nombre, apellidos y foto, ni de cuántos se regresan una vez que la obra termina. Entonces, es una forma, en tercera dimensión, de llamar la atención a la Dirección de Migración y Extranjería, al Ministerio de Trabajo, porque tenemos en el país una sobreoferta de mano de obra, pero muchas de las obras que donan los países extranjeros, como el Estadio Nacional o la ruta 32, que no es donación pero van a traer la mano de obra igual, después la Escuela Nacional de Policía. Vienen a hacer una obra, la hacen ellos y eso representa una gran cantidad de mano de obra china y tal vez unas 20 personas de Pococí.

"Vuelvo a repetir, en buena hora que vengan, pero que nos apoyemos, no es "yo hago, yo hago y yo hago", es venga y hagamos".

Imagino que su idea es darle más de estos trabajos a la gente local...

Sí, sí, claro, es decir, tenemos mucho costarricense que puede aprovechar la oportunidad de que si se hace un proyecto grande, ver ahí plasmado su sueño de tener un empleo para comer y no necesariamente que si un país va a hacer una obra trae toda la mano de obra.

"Eso significa solo para dentro, yo hago una obra, la contrato, contrato el empleo y llevo toda la plata para mi país nuevamente. Está bien, la obra queda aquí pero en el caso de la ruta 32, la estamos pagando".

– ¿De dónde es usted?

De Batán de Matina. Matina es la cabecera. Batán es el distrito dos, pero tiene más habitantes, por eso sobresale, ahí está el comercio y el movimiento económico.

– ¿Allá hay muchos supermercados de "orientales"?

En todo Limón, en todo Costa Rica, vaya a Cartago, a San José. Ellos son los que compraron el Templo Bíblico, por ejemplo. Me faltarían lugares para mencionar. Es una realidad que, yo no sé, la gente no quiere ver, pero ahí están. Y conste que me gusta la comida china.

– ¿Usted ha ido a China?

No, nunca he ido, me han contado que es un país muy lindo y todo lo demás.

– En Limón hay muchos descendientes de los chinos que trabajaron en la construcción del ferrocarril al Atlántico.

Sí, bueno, sí que son ticos ya. Claro, conozco muchos chinos. Vuelvo a repetir, a esa cultura hay que admirarle que su espíritu de solidaridad, el trabajo, son buenos para trabajar y hay que admirarles el respeto por el adulto mayor, por la autoridad. Son pulseadores, siempre con la cultura de todo para dentro, eso nadie se lo quita.

– ¿A qué se refiere con eso: "todo para dentro"?

Diay, ellos hacen el negocio, lo que estamos hablando. Conozco un chino, no voy a mencionar la comunidad, en el cantón de Siquirres, que tiene un supermercado en que trabaja el chino, la esposa y el papá. La mamá que ayuda cuidando a los chiquitos. En ese supermercado solo tienen un empleado tico. ¿Cómo se llama eso? Todo para dentro. Y si tengo un contrato para hacer la ruta 32, $465 millones, y traigo el personal de allá, le doy empleo a la gente de allá a trabajar aquí, cómo se llama eso: eso se llama todo para dentro.

  • Comparta este artículo
Nacional

Colonia china de Costa Rica exige una disculpa a diputado evangélico por comentarios 'racistas'

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Aarón Sequeira

aaron.sequeira@nacion.com

Periodista de Política

Periodista encargado de la cobertura legislativa en la sección de Política. Bachiller en Filología Clásica de la Universidad de Costa Rica. Investiga y escribe sobre negociaciones políticas, pactos partidarios y proyectos de ley de impacto nacional.

Ver comentarios
Regresar a la nota