Nacional

Romería activa venta de objetos religiosos

Comercios de Cartago ponen a La Negrita en sus vitrinas

Actualizado el 26 de julio de 2013 a las 12:00 am

Feligreses buscan botellas para el agua bendita, rosarios y estampas de la Virgen

Iglesia administra ocho locales con precios que van desde ¢350 hasta ¢25.000

Nacional

Comercios de Cartago ponen a La Negrita en sus vitrinas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Shirley Murillo viajó desde Pococí de Limón para visitar a la Virgen de los Ángeles y llevarse una botella de agua bendita hasta su casa. | ALBERTO BARRANTES C.

En estampas, rosarios y botellas para el agua bendita, la imagen de la Virgen de los Ángeles es la más buscada por los feligreses que llegan hasta la basílica de Cartago.

Ante esa ola de fe y como si fuera un diciembre, los comerciantes de la zona sacan todo tipo de artículos religiosos a la venta.

“Esta época es como una Navidad para el comercio cartaginés. Desde el 23 de julio que se inicia la novena, la cantidad de gente dinamiza mucho las ventas”, dijo Gabriela Ocampo, encargada de personal de la tienda El Santuario.

En Cartago, hay unos quince locales que venden artículos religiosos en los alrededores de la basílica, de los cuales ocho están administrados por la Iglesia católica.

Los romeros que llegan a tierra brumosa buscan con fervor estampas con la imagen, exvotos, llaveros y camisetas de la Virgen, que van desde ¢350 hasta ¢25.000.

“Muy pocas veces tengo la oportunidad de visitar a la Virgen. Este año, la iglesia de la comunidad organizó una excursión, vengo a rezar y me llevaré agua bendita para mi casa”, manifestó Shirley Murillo, vecina de Pococí de Limón.

Los comercios que pertenecen a la basílica de los Ángeles contratan a unos 40 empleados para esta temporada y el 1.° de agosto abrirán las puertas durante todo el día.

“Uno se topa con gente que nos viene a contar sus promesas; el sacrificio de familias que vienen desde muy largo, es una experiencia de fe”, agregó Ocampo, quien lleva 15 años como comerciante.

Sobre la cuesta de Ochomogo ya se ven los primeros grupos de romeros que caminan con camisetas fosforescentes, rumbo a la gruta de La Negrita.

“Es una tradición que mueve la fe de los costarricenses. Yo salí desde las 2 a. m. y vengo a darle gracias a la Virgen por mi salud, mi familia y a hacer una petición muy especial”, expresó José Arnoldo Borbón, vecino de Belén de Heredia.

Milagro. Otros de los objetos más buscados por los romeros son las imágenes y libros sobre Juan Pablo II, después de que a inicios de julio el Vaticano confirmara el milagro costarricense que lo llevará a la santidad.

PUBLICIDAD

“El papa Juan Pablo II siempre ha sido un santo para nosotros; por eso quiero comprar la imagen de él y de La Negrita para llevarlas siempre en la billetera”, expresó Rubén Arias, vecino de Escazú, San José.

Los precios de un envase para el agua bendita varían entre ¢350 y ¢1.400, según el tamaño y el diseño de la botella.

“Considero que los precios son muy accesibles para toda la gente. Nosotros venimos con toda devoción a darle gracias a la Virgen”, manifestó Jéssica Hernández, vecina de San Isidro de Heredia.

En la ruta hacia Cartago, las ventas ambulantes de helados, granizados, botellas con agua, pinchos de carne forman parte de un escenario donde el hambre y la sed de los caminantes llenan el bolsillo de varios vendedores.

Entre oraciones y cánticos cada romero lleva su intención, mientras que desde los mostradores de los comercios cartagineses, van y vienen monedas y billetes a cambio de la estampillas con La Negrita.

  • Comparta este artículo
Nacional

Comercios de Cartago ponen a La Negrita en sus vitrinas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota