Nacional

Lourdes de Naranjo:

Barro y montaña en reto motorizado

Actualizado el 21 de septiembre de 2007 a las 12:00 am

Nacional

Barro y montaña en reto motorizado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Todos los amantes del deporte extremo tienen una cita programada para este domingo 23 de setiembre en la comunidad de Lourdes de Naranjo, con el fin de recorrer unos 50 kilómetros de camino entre lo maravilloso de la montaña.

A partir de las 9 de la mañana, los participantes podrán tomar la partida en moto o cuadraciclo frente al templo de la localidad, en un evento en el que los invitados especiales serán el barro y la adrenalina.

Como uno de sus principales atractivos, en el recorrido estará plagado de potreros, árboles gigantes, ríos y hermosas vistas tanto al valle central como a la zona del pacífico.

“Si ese día está bien despejado, desde la montaña se puede ver desde Puntarenas hasta el aeropuerto Juan Santamaría, es muy bonito y se pueden escuchar los sonidos de diferentes animales. Y claro, habrá mucho barro, que es de lo que más se busca en este tipo de actividad”, comentó Elian Rojas, organizador.

No es para menos, pues los motociclistas tendrán la oportunidad de ascender unos 2000 metros sobre el nivel del mar una vez que hayan llegado al punto máximo del recorrido, lo que se conoce como la reserva El Chayote.

El trayecto. Para que se haga una idea de lo que se va a vivir ese día, los participantes partirán del punto de salida rumbo al bajo El Zapote, luego recorrerán Calle La Isla para empezar a subir lo que es el Alto Los Robles.

Luego subirán por la Hondura, El Pedregal, El Alto Palomo, Palmira hasta llegar a El Chayote, donde los organizadores los esperan para que disfruten un refrigerio.

Luego de la comida viene el descenso por La Cortina y El Infiernillo, hasta llegar nuevamente al centro de la comunidad de Lourdes, donde un almuerzo y música en vivo esperan a los venturosos motociclistas.

Esta actividad esta organizada por la Asociación de desarrollo de la comunidad, con el objetivo específico de recaudar fondos para la construcción del salón comunal.

La inscripción tiene un costo de ¢6000 por persona e incluye refrigerios y almuerzo al final de la travesía.

Así que anímese y no se pierda esta oportunidad, que sin duda será una prueba para los más fuertes. Marlen Corrales, corresponsal

  • Comparta este artículo
Nacional

Barro y montaña en reto motorizado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota