Mundo

Abuelos ‘Indignados’

Los ‘yayoflautas’, en pie de guerra en España

Actualizado el 29 de junio de 2012 a las 12:00 am

Mundo

Los ‘yayoflautas’, en pie de guerra en España

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         El 22 de junio los ‘yayoflautas’ protestaron en Barcelona. | AFP
ampliar
El 22 de junio los ‘yayoflautas’ protestaron en Barcelona. | AFP

Madrid. AFP. Se niegan a que sus nietos vivan peor que ellos y a que paguen “para salvar una oligarquía”: convertidos en los pilares de una sociedad asfixiada por el desempleo, los jubilados “indignados” se pusieron en pie de guerra social.

Reconocibles por sus chalecos fluorescentes amarillos y sus silbatos, los “yayoflautas”, multiplican sus acciones contra los recortes presupuestarios y el mundo de las finanzas.

Bankia, el banco recientemente nacionalizado, cuya rescate público de 23.500 millones de euros precipitó una crisis histórica, es uno de sus objetivos preferidos.

Sus acciones más conocidas son las ocupaciones de oficinas de Bankia, de Deutsche Bank o, más recientemente, del consulado de Alemania en Barcelona.

Son protestas rápidas: llegan a bombo y platillo, se reúnen con los responsables o les leen manifiestos denunciando: “todo este dinero es para salvar una oligarquía y no para los ciudadanos”.

Su mensaje es claro y está escrito en sus chalecos: “No a las privatizaciones. No a la corrupción y a la especulación”.

“Es un movimiento directamente tributario del 15-M”, explica Felipe Aranguren, uno de los líderes del movimiento, nacido en mayo de 2011 en España.

Tras surgir en Barcelona, los “yayoflautas” se han extendido a ciudades como Madrid, Sevilla, Córdoba o Valencia.

Los ancianos se han convertido en “un pilar indispensable para paliar las secuelas de la crisis”, ya que un 20% de ellos han dado ayuda financiera a algún hijo, un 10% ayuda alimentaria y un 6,5% ha vuelto a recibir en casa a un hijo, según este estudio realizado.

  • Comparta este artículo
Mundo

Los ‘yayoflautas’, en pie de guerra en España

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota