Mundo

Unos 11.000 sirios se refugian en países vecinos en 24 horas

Actualizado el 09 de noviembre de 2012 a las 12:00 am

Unos 11.000 refugiados huyeron en 24 horas hacia países vecinos desde Siria, donde tuvieron lugar hoy bombardeos y combates

Mundo

Unos 11.000 sirios se refugian en países vecinos en 24 horas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Una familia huía ayer de la ciudad siria de Taftanaz, en la provincia de Idleb. | AFP
ampliar
Una familia huía ayer de la ciudad siria de Taftanaz, en la provincia de Idleb. | AFP

Damasco. AFP. Unos 11.000 refugiados huyeron en 24 horas hacia países vecinos desde Siria, donde tuvieron lugar hoy bombardeos y combates, en particular en la frontera con Turquía.

El presidente sirio, Bashar al Asad, volvió a afirmar que lucha "contra el terrorismo" y defendió una solución a través de las urnas, en una entrevista a un canal de televisión ruso.

En el campo de la oposición, el Consejo Nacional de Transición (CNS) eligió a su nuevo presidente en Doha, donde las formaciones de la oposición están reunidas para reorganizarse en vistas a formar un gobierno y un mando militar que represente una alternativa creíble al régimen.

Unos 11.00 sirios se refugiaron en los países vecinos –unos 9.000 en Turquía, 1.000 en Jordania y 1.000 en el Líbano– en las últimas 24 horas, anunció la ONU hoy en Ginebra.

Esta cifra, resultado de “uno de los éxodos más importantes desde hace un cierto tiempo”, fue entregado por Panos Mumtzis, del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (Acnur), con motivo del Sexto foro humanitario sobre Siria reunido en Ginebra.

El número total de refugiados en los cuatro países vecinos de Siria (Turquía, Líbano, Jordania e Irak) es de más 408.000, precisó Acnur.

John Ging, director de la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) de la ONU, recalcó que cuatro millones de sirios necesitarán ayuda en 2013, “en alza en relación a los dos millones y medio (estimados hasta ahora)”.

Estados Unidos anunció haber elevado su asistencia humanitaria a Siria y sus vecinos a $165 millones para ayudar, con la llegada del invierno, al creciente número de sirios desplazados o refugiados.

Por su parte, rechazando toda idea de exilio, el presidente al-Asad, cuyo mandato termina en 2014, afirmó en la televisión rusa que “son las urnas las que simplemente dirán a todo presidente si debe irse o quedarse”.

Como todos los viernes, miles de personas desfilaron hoy, burlando al jefe de Estado, quien enfrenta desde marzo de 2011 una movilización popular contra su régimen, que se fue transformando en conflicto armado, tras ser duramente reprimida, y que afirmó que viviría y moriría en Siria.

“Bashar, morirás en Siria, pero no serás enterrado en su suelo, sino en las basuras de la historia”, proclamaba una pancarta.

PUBLICIDAD

Damasco asimila a los rebeldes y los opositores a “bandas de terroristas armadas” financiadas por el exterior, en particular por Turquía y los países del Golfo.

Comparando su actuación a la de los rusos en Chechenia, al-Asad rechazó las acusaciones internacionales de crímenes de guerra que pesan sobre su Ejército.

Más de 37.000 personas han muerto desde el inicio del conflicto en marzo de 2011, según el Observatorio Sirio de los Derechos Humanos (OSDH), con sede en Gran Bretaña, precisando que todas las víctimas eran civiles.

Oposición se reúne en Doha. En Catar, el CNS eligió a Georges Sabra, un veterano de la oposición anti-Asad, antiguo comunista de confesión cristiana, a la cabeza de la principal coalición de oposición.

En su primera declaración tras ser elegido, este profesor de 65 años se comprometió en nombre del CNS a “trabajar, con los otros componentes de la oposición siria, para acelerar la caída del régimen del criminal” de al-Asad.

Preguntado sobre lo que deseaba obtener por parte de la comunidad internacional, respondió: “Tenemos una sola demanda, es poner fin al baño de sangre y ayudar al pueblo sirio a derrocar a este régimen sanguinario entregándonos armas”. “Queremos armas”, repitió hasta en tres ocasiones.

Al mismo tiempo, los representantes de diferentes sectores de la oposición discutían sobre un plan para la formación de una estructura unificada para asumir la acción militar y administrar la ayuda humanitaria en las zonas “liberadas”.

En el terreno, la explosión de un coche bomba, a unos 10 km al sur de Damasco, mató a cinco civiles, según el OSDH.

Desde hace varios días, los atentados, sobre todo con carros bomba , se han multiplicado en Damasco y su región.

En el noreste kurdo, 36 soldados y 10 rebeldes han muerto desde el jueves en combates en las inmediaciones del puesto de Ras al-Ain, uno de los dos pasos fronterizos hacia Turquía que permanece en manos del Ejército sirio.

Según un balance provisional del OSDH, 114 personas han muerto en los episodios de violencia hoy en todo el país, incluidos 53 soldados.

  • Comparta este artículo
Mundo

Unos 11.000 sirios se refugian en países vecinos en 24 horas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota