Mundo

Gavin Short, parlamentario local

‘Las relaciones de las Malvinas con Argentina están en cero’

Actualizado el 14 de abril de 2013 a las 12:00 am

El miembro de la Asamblea Legislativa de las islas Malvinas visitó Costa Rica tras el referendo del 10 y 11 de marzo pasado cuando decidieron seguir como territorio británico en ultramar

Mundo

‘Las relaciones de las Malvinas con Argentina están en cero’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                 | ALONSO TENORIO
ampliar
| ALONSO TENORIO

“Nos encantaría tener una relación maravillosa y amistosa con Argentina, pero eso depende de ellos”, declaró con toda franqueza Gavin Short, miembro de la Asamblea Legislativa de las islas Malvinas (llamadas Falklands por los ciudadanos de ese territorio), durante su visita el lunes anterior a Costa Rica, en alusión a las tensas relaciones entre las islas y Buenos Aires, que reivindica al territorio como propio.

La Nación conversó con Short, de 51 años, que actualmente cumple su segundo mandato en el Congreso (1989-1993 y 2009-noviembre 2013). Durante su estadía en el país, el legislador participó en un foro en el Ministerio de Relaciones Exteriores y en otro con alumnos de Ciencias Políticas de la Universidad de Costa Rica.

¿Cuáles fueron las razones que los impulsaron a convocar un referendo el 10 y 11 de marzo?

Lo que sucedió básicamente es que, después de las elecciones en las Malvinas, un par de colegas estaban de visita por varios países y la pregunta que se les hizo fue cómo podían probar que no existe un porcentaje importante de isleños que quisieran ser argentinos y que simplemente están muy asustados como para decirlo.

”Era una pregunta muy difícil de contestar; entonces, cuando regresaron, nos comentaron la inquietud y un compañero y yo propusimos hacer un referendo. Se lo comentamos a los demás y estuvieron de acuerdo. Sin embargo, no le dimos continuidad durante un par de años porque teníamos otros asuntos con qué lidiar. Pero en los últimos dos años, Argentina empezó a aumentar su presión sobre las Malvinas”.

¿Esto se debió al 30 aniversario, en el 2012, de la invasión de Argentina a las Malvinas?

Sí, eso fue lo que realmente provocó que Argentina aumentara las presiones. Entonces, decidimos hacer el referendo. Fue al Gobierno de las Malvinas al que se le ocurrió y el que lo organizó, nadie nos dijo que lo hiciéramos, ni Gran Bretaña ni nadie. Fue nuestra idea y lo llevamos a cabo.

¿Cree que este referendo era necesario para que los isleños sintieran que tenían una voz?

El referendo no era para nosotros, sino para el resto del mundo. Nosotros sabemos lo que sentimos, pero necesitábamos, de manera oficial, enseñárselo al mundo. El referendo tuvo observadores independientes por cuyo trabajo no pagamos, de todo se encargaron terceras personas. Los observadores se aseguraron de que los procesos fueran correctos y que fuera un voto libre y justo. También nos correspondió buscar financiamiento, ya que no teníamos los fondos para realizarlo, porque, además, si lo hubiéramos pagado nostros (el Gobierno) no se hubiera visto como algo justo, libre y neutral. Por suerte, Canadá nos apoyó con los fondos.

PUBLICIDAD

”Sin embargo, y sin planearlo, el referendo les dio seguridad a los malvinenses. Prueba de esto es que durante los dos días del referendo, el clima estuvo muy frío y lluvioso, y aún así se hicieron filas de hasta una hora y se veían sonrisas y una renovada seguridad que ha seguido fuerte hasta ahora, ya que sienten que por fin se escucha su voz”.

¿Piensa que los isleños guardan algún resentimiento hacia Argentina y sus esfuerzos por obtener el control de las Malvinas?

Sí. No tenemos nada en común con Argentina. Solo tienen que fijarse en ese país y en el embrollo en el que está metido. ¿A usted le gustaría ser argentino?

”Además, su comportamiento durante los últimos años ha hecho que se radicalice una nueva generación de jóvenes malvinenses en contra de Argentina. En los días del presidente Carlos Ménem (1989-1999), aunque siempre supimos que su gobierno quería apoderarse de las islas, tuvimos un periodo de paz y hasta se firmaron tratados comerciales. En cambio, durante el mandato de Néstor Kirchner (2003-2007), se abordó el tema de las Malvinas de forma desafortunada. Ese gobierno dio al traste con casi todos los acuerdos y se dio a la tarea de intimidarnos para que nos sometiéramos. Ahora nuestras relaciones están en cero”.

¿Considera posible que las Malvinas estén anuentes a entablar relaciones con Argentina?

A nosotros nos encantaría tener una relación maravillosa y amistosa con Argentina, pero eso depende de ellos.

  • Comparta este artículo
Mundo

‘Las relaciones de las Malvinas con Argentina están en cero’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota