Mundo

Los recortes en educación movilizan a los estudiantes españoles

Actualizado el 07 de febrero de 2013 a las 12:00 am

A causa de la crisis, el Gobierno español recortó 5.000 millones de euros en el último año

Mundo

Los recortes en educación movilizan a los estudiantes españoles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

                         Estos recortes han despertado la indignación de la comunidad educativa. | AFP.
ampliar
Estos recortes han despertado la indignación de la comunidad educativa. | AFP.

Madrid (AFP). Varios miles de estudiantes españoles se manifiestan esta semana en contra de los recortes y una reforma gubernamental de un sistema educativo que se encuentra entre los peor valorados de los países de la Unión Europea.

A causa de la crisis, el Gobierno español recortó 5.000 millones de euros en el último año, según los sindicatos, en un sistema educativo con una tasa de fracaso escolar superior al 30%, de acuerdo con la Unesco.

Para sanear el déficit público, el ejecutivo conservador de Mariano Rajoy se propuso en abril pasado ahorrar 3.000 millones de euros por año en la educación pública.

Estos recortes han despertado la indignación de la comunidad educativa que reivindica que esta austeridad está afectando a la calidad de la enseñanza.

"En mi universidad nos hemos pasado los meses de invierno sin calefacción y con muchos más alumnos en cada clase, lo que disminuye la calidad", dijo a AFP Javier Marín, estudiante de magisterio de 19 años que participó en una manifestación el miércoles en Madrid, que se repetirá en la tarde de este jueves con el apoyo de padres y profesorado.

"El año pasado había 35 alumnos por clase y teníamos a profesores dando clase de materias que no eran las suyas. El de biología nos daba también ciencias medioambientales, física y química", explicó Lucía Clemente, estudiante de 17 años que el próximo curso debe empezar la universidad.

Los estudiantes temen que los recortes perjudiquen aun más la calidad de un sistema en el que, según la Unesco, uno de cada tres alumnos abandona los estudios antes de terminar la enseñanza obligatoria y que, según el informe PISA de la OCDE, se encuentra por debajo de la media de los países desarrollados y de la mayoría de socios de la Unión Europea.

En España, "tienen mucho peso los trabajos que no requieren cualificación", según José Saturnino Martínez, profesor de Sociología de la Universidad de La Laguna, lo que explica de esta manera el mayor abandono, especialmente durante los años del boom inmobiliario.

Con el estallido de la burbuja inmobiliaria en 2008 y con un desempleo juvenil en el país superior al 50% que ha hecho que muchos jóvenes quieran volver a la escuela, estudiantes, profesores y padres piden al Gobierno no recortar en la escuela pública y aumentar la financiación a pesar de la crisis.

PUBLICIDAD

"La educación necesita más profesores, más dotación y mayor defensa del sistema público", dijo el secretario general del Sindicato de Estudiantes, Tohil Delgado.

La reforma permite aumentar el número de alumnos por aulas, incrementar las horas lectivas, da más poder al Estado sobre los contenidos frente a las regiones y adelanta la separación de los alumnos según su itinerario académico a seguir, entre otras medidas.

Así, ante esta reforma, que los estudiantes consideran retrógrada y clasista, los alumnos de la escuela pública empezaron el martes tres jornadas de huelga con manifestaciones en las principales ciudades españolas.

El miércoles, en una animada protesta por el centro de Madrid, varios miles de estudiantes clamaron contra la política de austeridad del Gobierno conservador que afecta a la educación y recordaron los casos de corrupción de los últimos días con cánticos como "Vuestros sobres, nuestros recortes".

"Hay recortes salvajes contra la educación pública. Desde mayo (pasado), el Gobierno ha robado 5.000 millones de euros a la escuela pública y los ha entregado a los banqueros y empresarios responsables de esta crisis. Es un escándalo", reivindicó Delgado.

La austeridad también afecta a la enseñanza superior en la que los precios de las tasas universitarias aumentaron alrededor de un 50%, de 1.000 a 1.500 euros de media.

"No sé si podré estudiar en la universidad. Mi hermana ya está en ella y no sé si mi familia, con estos precios, podrá pagar dos carreras a la vez", lamentó en la manifestación Lucía Moya, una estudiante de 16 años que quiere cursar ciencias políticas.

  • Comparta este artículo
Mundo

Los recortes en educación movilizan a los estudiantes españoles

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota