Mundo

El petróleo se traslada al centro del debate sobre la independencia de Escocia

Actualizado el 24 de febrero de 2014 a las 07:45 am

Los independentistas escoceses confían en el petróleo del mar del Norte para ayudar a financiar al nuevo Estado si ganan el referéndum, mientras Londres argumenta que los recursos están en declive y el nuevo país no tendría dinero suficiente para mantener la industria a pleno rendimiento

Mundo

El petróleo se traslada al centro del debate sobre la independencia de Escocia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

El primer ministro británico, David Cameron, se comprometió hoy a acelerar la introducción de medidas para maximizar la producción de crudo en el de Marzo del Norte a fin de generar beneficios por 242.000 millones de euros en los próximos 20 años.
ampliar
El primer ministro británico, David Cameron, se comprometió hoy a acelerar la introducción de medidas para maximizar la producción de crudo en el de Marzo del Norte a fin de generar beneficios por 242.000 millones de euros en los próximos 20 años. (AP)
El gobierno central británico y el regional escocés mantendrán este lunes reuniones separadas en Escocia en las que abordarán el futuro del petróleo del mar del Norte con el trasfondo del referéndum de independencia escocés.

Aberdeen

A pocos meses del referéndum del 18 de setiembre, el ejecutivo del primer ministro conservador David Cameron se trasladó a Aberdeen, en el noreste escocés, para anunciar sus planes de inversiones en la explotación de hidrocarburos.

Los independentistas escoceses confían en el petróleo del mar del Norte para ayudar a financiar al nuevo Estado si ganan el referéndum, mientras Londres argumenta que los recursos están en declive y el nuevo país no tendría dinero suficiente para mantener la industria a pleno rendimiento.

En cualquier caso, el reparto del petróleo y el gas de la plataforma continental sería uno de los puntos calientes de un divorcio británico-escocés.

Es la tercera vez en la historia que el gobierno central se reúne en Escocia. Antes del encuentro, Cameron difundió un comunicado afirmando que "los hombros anchos" de un Estado poderoso como el Reino Unido eran beneficiosos para la industria del gas y el petróleo.

El jefe del gobierno regional escocés, el nacionalista Alex Salmond, respondió: "el problema de lanzar ese mensaje desde Aberdeen es que todo lo que hay que hacer es echar un vistazo al otro lado del mar del Norte para ver Noruega, un país que ha gestionado sus recursos en gas y petróleo mucho mejor, no sólo para beneficio de las empresas  sino también de la gente".

"Nosotros podíamos haber hecho algo parecido en los últimos 40 años" de haber sido independientes, dijo Salmond, cuyo campo acusa a Londres de haber esquilmado las riquezas del mar que baña las costas orientales británicas.

Según datos de la campaña por la independencia de Escocia, el petróleo aporta el 15% de los ingresos públicos de Escocia , comparado con el 30% de Noruega.

Además, Salmond insistió en reclamar un debate a Cameron, cuya posición pública es que el referéndum es cosa de los escoceses, aunque sus ministros han terciado en la campaña.

"Ya que estamos en el mismo lugar casi al mismo tiempo, ¿por qué no debatimos? Me parece que no es lo mismo enviar mensajes desde las alturas y luego mandar a su ministro de Finanzas o de Exteriores a decirnos qué tenemos que hacer", dijo Salmond a la prensa.

PUBLICIDAD

"Celebremos el debate, y sigamos con la campaña del referéndum", pidió Salmond.

El debate sobre la independencia ha arrinconado cuestiones históricas o sentimentales y se ha convertido en las últimas semanas en el debate por el bolsillo de los escoceses.

El exprimer ministro británico Gordon Brown, escocés, avisó que un país independiente podría no hacer frente a las pensiones. Los tres grandes partidos políticos británicos -conservadores, demoliberales y laboristas- señalaron el mismo día que no están dispuestos a aceptar una unión monetaria con una Escocia independiente, un golpe a la pretensión de los nacionalistas de seguir usando la libra esterlina si ganan el referéndum.

Ahora le toca el turno al oro negro. Existen unos 300 campos petrolíferos en el mar del Norte que producen entre 1,2 y 1,4 millones de barriles equivalentes de petróleo (BEP) por día.

El sector emplea a unas 450.000 personas en el Reino Unido. Hasta ahora se han extraído 42.000 millones de BEP del mar del Norte y la estimación de las reservas va de los 12.000 a los 24.000 millones de barriles.

El gobierno de Cameron avisa de que la industria afronta "desafíos sin precedentes".

"Los ingresos fiscales del petróleo y el gas en 2012-13 fueron 4.700 millones de libras (7.800 de dólares y 5.700 de euros) inferiores al año anterior, una caída del 40%", dijo Downing Street en un comunicado.

"Si bien la economía amplia y diversa del Reino Unido puede absorber esa volatilidad, esa cifra equivale a más de un tercio del presupuesto de Sanidad de Escocia y a dos tercios de lo que Escocia gasta en educación", argumentó el gobierno.

Salmond replica que la gestión de Londres ha sido mala.

"Hemos tenido 16 cambios fiscales en el mar del Norte en 10 años, hemos tenido 14 ministros del Petróleo en los últimos 17 años", dijo a la BBC, prometiendo que la gestión de una Escocia independiente "ofrecerá una política más estable y más a largo plazo".

Los sondeos muestran que la mayoría de los escoceses quieren seguir en el Reino Unido, aunque las diferencias se han ido recortando.

Una encuesta elaborada por ICM la semana pasada y publicada en el periódico Scotland on Sunday cifró en 49% los partidarios del "no" y un 37% los de independizarse.

  • Comparta este artículo
Mundo

El petróleo se traslada al centro del debate sobre la independencia de Escocia

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota