Mundo

Declaran estado de emergencia

Incendios en California dejan un muerto y 23.000 desplazados

Actualizado el 14 de septiembre de 2015 a las 01:21 pm

El incendio de Valley (Valley Fire, en inglés) devastó los turísticos condados de Napa, Lake y Sonoma, conocidos por sus famosos viñedos.

California lleva tres días en pie de guerra para extinguir 12 incendios, que han movilizado unos 11.000 bomberos. 

Mundo

Incendios en California dejan un muerto y 23.000 desplazados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Más de 1.400 bomberos han participado en las labores de contención del fuego. (AFP)

Los Ángeles

El norte de California seguía siendo víctima este lunes de voraces incendios que arrasaron centenares de viviendas y obligaron a miles de vecinos a huir. 

Las autoridades estatales cifraron en aproximadamente 23.000 el número de desplazados por los incendios que sufren varias comunidades rurales en el norte del estado de California  (EE.UU.).

Una mujer mayor y discapacitada se convirtió en la primera víctima mortal de los salvajes incendios que este lunes seguían ardiendo descontrolados en el norte de California y que han desplazado a miles de personas en esta zona del oeste de Estados Unidos.

La oficina del sheriff del condado de Lake, situado al norte de San Francisco, confirmó a la AFP que la mujer falleció la tarde del sábado cuando su vivienda en la localidad de Cobb "fue engullida por las llamas".

Los bomberos, que "no pudieron entrar en la casa" a tiempo, encontraron "los restos de una persona muerta" cuando la estructura colapsó, según explicó en un comunicado el portavoz Steve Brooks.

"La sequía" que este estado arrastra desde hace cuatro años "ha llevado a estos masivos fuegos", afirmó en su informe diario el portavoz del departamento de bomberos californiano conocido como CalFire, Daniel Berlant.

Los vientos también están favoreciendo el avance trepidante de las llamas, apuntó Berlant.

"La propagación del fuego es la más rápida que he visto los últimos 30 años", dijo el director de los servicios de emergencia de California, Mark Ghilarducci, citado por el diario The Sacramento Bee.

En total 11.000 bomberos fueron desplegados para combatir 12 incendios en todo el territorio. Pero todas las atenciones están puestas en dos de ellos, que asolaron ya más de 50.000 hectáreas y causaron quemaduras de segundo grado a cuatro agentes.

infografia

El gobernador Jerry Brown decidió además declarar el estado de emergencia en las zonas más afectadas para poder acceder a fondos económicos.

El incendio de Valley (Valley Fire, en inglés) devastó los turísticos condados de Napa, Lake y Sonoma, situados al norte de San Francisco y conocidos por sus famosos viñedos.

Al menos 400 casas fueron destruidas y 24.600 hectáreas calcinadas pese a los esfuerzos de 1.200 bomberos, además de provocar la huida de miles de vecinos. Solo el 5% de las llamas están contenidas.

PUBLICIDAD

Las autoridades locales todavía no pudieron confirmar la muerte de una persona en el condado de Lake, pese a las informaciones que desde el domingo circulan en la prensa.

La bola de fuego castigó particularmente Middletown, una pequeña localidad de menos de 1.500 habitantes convertida en una zona de guerra, con decenas de vehículos y viviendas quemados, tendidos eléctricos caídos y hasta un caballo abrasado, según constató un fotógrafo de la AFP.

infografia

Las autoridades comenzaron a decretar el lunes nuevas evacuaciones "en la parte norte del incendio" de Valley, porque "los vientos están empujando las llamas por el sur", señaló Berlant.

El otro incendio devastador es el de Butte (Butte Fire), que desde el viernes afecta los condados de Amador y Calaveras, al este de la capital estatal, Sacramento y ha quemado ya 29.000 hectáreas, 135 viviendas y 79 edificiones.

infografia

Los más de 4.400 bomberos desplegados solo han podido contener el 30% de las llamas.

La Cruz Roja instaló varios refugios para dar techo a los afectados de esta zona, donde otras 6.400 están amenazadas.

California está viviendo uno de sus peores veranos boreales de las últimas décadas en cuanto a incendios, lo que ha provocado una sangría económica y un gasto de agua en tiempo de sequía.

Desde el 1 de julio, el estado ha gastado más de $212 millones para extinguir las llamas, según datos del portavoz de CalFire.

Varias agencias federales se hicieron cargo del costo de otros incendios, como los que arrasaron la Sierra Nevada, que alberga el parque Nacional de Yosemite o los bosques de secuoyas gigantes.

Setiembre es uno de los peores meses del año en cuanto a incendios para California, tal y como señalaron recientemente varios expertos a la AFP.

Alrededor de 36.000 km2 han sido calcinados en el conjunto de Estados Unidos desde que comenzó 2015, un año que puede llegar a convertirse en el peor de la historia en cuanto a incendios y dinero invertido en su combate.

  • Comparta este artículo
Mundo

Incendios en California dejan un muerto y 23.000 desplazados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota