Mundo

Horror en Oklahoma

Actualizado el 20 de abril de 1995 a las 10:34 am

Mundo

Horror en Oklahoma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Horror en Oklahoma
ampliar
Horror en Oklahoma
La detonación de un auto bomba cargado con unos 500 kilos de explosivos devastó ayer un edificio de oficinas federales en Oklahoma City y dio muerte a por lo menos 78 personas, dijeron las autoridades.

Entre las muertes confirmadas figuran al menos 17 niños de una guardería en el local. Los funcionarios del estado de Oklahoma creen que se producirá el hallazgo de más cadáveres, a medida que los equipos de rescate siguen buscando entre los escombros.

Sin embargo, tanto el gobierno federal como las autoridades locales dijeron que consideran desaparecidos a unos 300 ocupantes del edificio de nueve pisos destruido por la poderosa explosión a las 0900 locales (1400 GMT).

El jefe adjunto de los bomberos de Oklahoma City, Jon Hansen, manifestó a la prensa que los equipos de salvamento han utilizado perros amaestrados en la búsqueda de más víctimas durante las últimas tres o cuatro horas.

"Hay algunas áreas donde es posible que haya algunas personas con vida", dijo Hansen.

El presidente Bill Clinton condenó el peor atentado terrorista en la historia de Estados Unidos y dijo que los "perversos cobardes" responsables serán tratados como "asesinos" y serán perseguidos implacablemente.

Cientos de ocupantes del edificio federal y otras personas que se encontraban en edificaciones aledañas sufrieron heridas de distinta gravedad como resultado de la explosión, que llevó al gobierno a adoptar precauciones en otras partes del país.

Víctimas mortales

Horror en Oklahoma
ampliar
Horror en Oklahoma
Versiones no confirmadas indican que al menos 78 personas murieron en el atentado. Socorristas voluntarios dijeron a un canal de televisión que habían recibido orden de dispersar sus operaciones porque los funcionarios les comunicaron que habían encontrado entre los escombros a 80 personas y que solo dos estaban con vida.

El atentado redujo a escombros la mitad del edificio donde se encontraban, al parecer, unas 500 personas. El incidente provocó una ola de estupor en todo Estados Unidos y las cadenas de radio y televisión interrumpieron sus programas regulares para narrar las dantescas escenas de destrucción y muerte.

El mayor atentado terrorista en la historia de Estados Unidos supera los desastrosos efectos de la explosión en las torres gemelas del Centro Mundial de Comercio de Nueva York, que en febrero de 1993 dio muerte a seis personas y dejó más de un millar de heridos.

PUBLICIDAD

La cadena de noticias de televisión por cable CNN citó a una fuente federal diciendo que los primeros indicios apuntan a que se trató de una bomba de fabricación casera, producida más que todo con fertilizante y combustible, similar a la utilizada en el atentado de 1993 contra las torres gemelas del Centro Mundial de Comercio de Nueva York.

Las cadenas mostraron en directo las imágenes de mujeres, hombres y niños ensangrentados, en escenas que los televidentes de este país estaban acostumbrados a ver, pero ocurriendo en lejanos países del Oriente Medio o de América Latina.

Poco después de las palabras de Clinton, la procuradora general, Janet Reno, dijo que hay entre 100 y 250 personas cuya suerte se desconoce tras el atentado.

Reno informó desde la Casa Blanca que unas 550 personas trabajaban en el edificio gubernamental situado en el centro de Oklahoma City y devastado por la detonación.

"Puede que haya entre 100 y 250 personas cuya suerte se desconoce. La cifra de víctimas está subiendo", dijo Reno. Paul Homan, supervisor de comunicaciones del servicio, manifestó que unas 800 personas trabajan normalmente en el edificio federal Alfred Murrah, calle de por medio con la sede de los tribunales federales en Oklahoma.

Mucha gente abandonó las instalaciones que fueron blanco del atentado y es por ello que los funcionarios no han podido establecer un conteo apropiado de las víctimas.

La explosión generó alertas de seguridad en todo Estados Unidos y muchos edificios federales fueron evacuados. En Washington, un portavoz de la policía del Capitolio dijo que se han adoptado precauciones adicionales para proteger las instalaciones del Congreso.

Ataques mortales

Principales ataques terroristas en Estados Unidos en los últimos 20 años:

4 de febrero, 1974: Patricia Hearst, de 19 años, hija de un magnate de los medios de comunicación, es secuestrada por el Ejército Simbionés de Liberación. Durante su cautiverio ayudó al ESL en al menos dos asaltos a bancos. Fue detenida en setiembre de 1975 y condenada a siete años de prisión.

6 de agosto, 1974: Un atentado en el aeropuerto de Los Angeles provocó la muerte de tres personas, y hubo 35 heridos. Un norteamericano fue acusado por el incidente, pero un jurado lo declaró incompetente mental.

PUBLICIDAD

29 de diciembre, 1975: 11 personas murieron y 75 resultaron heridas al estallar una bomba en la rampa 22 del aeropuerto La Guardia, en Nueva York, donde pasajeros de las aerolíneas Delta y TWA recogían su equipaje. No hubo detenidos.

26 de febrero, 1993: Una carga de casi 600 kilos de dinamita explotó en una rampa de acceso a la torre sur del World Trade Center en Nueva York. Seis personas murieron, y 1.000 más quedaron heridas. Miembros de un grupo musulmán fueron condenados por el ataque.

8 de junio, 1993: Las autoridades neoyorquinas detienen a ocho militantes musulmanes, a quienes acusan de planear un atentado contra la sede de las Naciones Unidas.

21 diciembre, 1994: Estalla una bomba incendiaria en un tren atestado de gente en el metro de Nueva York. Al menos 37 personas resultaron heridas. Un norteamericano fue detenido por sospechas de ser el autor material.

  • Comparta este artículo
Mundo

Horror en Oklahoma

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota