Mundo

Estadounidenses pretenden abordar conflictos de manera ‘limpia’

Un Estados Unidos reacio a la guerra, extiende su huella militar

Actualizado el 08 de septiembre de 2014 a las 12:00 am

Obama apuesta por asesoramientos de inteligencia militar y por uso de drones

A diferencia de Bush, el Gobierno actual es receloso de conflictos armados

Mundo

Un Estados Unidos reacio a la guerra, extiende su huella militar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Washington. EFE. Con nuevas bases de drones en el Sahel (norte de África), más de un millar de asesores en Irak, constantes maniobras y rotación de tropas cerca de Ucrania, Estados Unidos está extendiendo en el mundo su huella militar para abordar conflictos de la manera más “limpia” posible.

Coaliciones, asesoramiento militar y de inteligencia, muestras de fuerza y operaciones aéreas puntuales, han sido la norma durante la presidencia de Barack Obama, quien ahora quiere ampliar esta estrategia en los varios frentes abiertos que ponen en riesgo la estabilidad mundial.

El mandatario está volviendo a reforzar militarmente regiones en conflicto. Sin embargo, con la intención de hacer guerras más “limpias” está potenciando la cooperación y el asesoramiento militar, el despliegue de aviones no tripulados y las operaciones secretas.

Obama, receloso de guerras como en las que se embarcó su predecesor, George W. Bush, y más incómodo para hablar de ellas que de otros temas como la recuperación económica, reconoció la semana pasada desde la cumbre de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) en Gales, Reino Unido, que para acabar con el Estado Islámico (EI) se necesitará una fuerza terrestre que estará compuesta por fuerzas kurdas y del Ejército iraquí.

La eficaciay baja exposición de los ataques con drones llevó al Pentágono a emprender planes para ampliar la presencia de estos aparatos en África, con una segunda base en Níger, según una publicación del Washington Post .

El Mando de África, creado hace solo seis años, ha estado ampliando su presencia con asesores militares en Malí, fuerzas especiales en Burkina Faso o destacamentos aéreos en Chad, con la intención de combatir a los islamistas de Boko Haram o al-Qaeda en el Magreb.

Asimismo, el Pentágono renovó sus acuerdos con el Gobierno de Yibuti para operar desde ese país del Cuerno de África vuelos de drones y servir de base para las fuerzas de respuesta rápida creadas tras la muerte del embajador estadounidense en Libia en un ataque en Bengasi el 11 de setiembre del 2012.

Otras estrategias. En Ucrania , EE. UU. optó por sanciones y presión diplomática para frenar las milicias prorrusas, apoyadas por Moscú, pero ha prometido mantener el ritmo de entrenamientos militares, rotación de cazas y tropas en las fronteras orientales de la OTAN a fin de mandar un mensaje de fuerza.

La crisis con Rusia a propósito de Ucrania ha fortalecido el discurso de Washington a favor de un mayor gasto en defensa y cooperación en seguridad, no solo en Europa, sino también en todos los frentes del mundo que amenazan la seguridad de los socios, desde Ucrania a Siria, pasando por Libia u otros puntos calientes. En la región del Sahel, asesores militares estadounidenses trabajan hombro con hombro con sus contrapartes franceses, característica del nuevo avance militar de EE. UU. para contrarrestar el terrorismo o apoyar Gobiernos aliados.

Pese a la continuada defensa de esta estrategia por parte de la administración Obama, está por ver si los drones y las operaciones especiales serán suficientes para degradar a los islamistas de Al- Shabab o el EI, o si las medidas de presión y envío de material permitirán cambiar los equilibrios de fuerzas en Ucrania o Siria.

“Irak nos ha demostrado que las guerras no se acaban cuando las tropas estadounidenses abandonan un país”, dijo el analista del centro de estudios Brookings, Michel O’Hanlon.

  • Comparta este artículo
Mundo

Un Estados Unidos reacio a la guerra, extiende su huella militar

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota