Mundo

Líderes ven con recelo candidatura del magnate

Donald Trump divide el corazón del Partido Republicano

Actualizado el 06 de mayo de 2016 a las 12:16 am

Los Bush se niegan a respaldar al aspirante; jerarca de Cámara Baja duda

Mundo

Donald Trump divide el corazón del Partido Republicano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Washington. EFE, AFP. El huracán que desató Donald Trump al convertir en inevitable su nominación como candidato presidencial, dividió, esta semana, el corazón del Partido Republicano , paralizó a algunos de sus líderes y provocó el rechazo de familias tan influyentes como los Bush y los Reagan.

“Buena suerte”, escribió en Twitter Michael Reagan, hijo del expresidente Ronald Reagan, autor de la “revolución conservadora” que devolvió a la Casa Blanca a los republicanos y acuñó la identidad del Partido sobre el libre mercado.

Lejos de querer emular a uno de los hombres más populares entre los conservadores, Trump ha hecho que “el Partido Republicano ya no sea el partido de Reagan, sino el partido de Trump”, expresó el hijo del exmandatario el martes, el mismo día en que el magnate triunfó en las primarias de Indiana .

Los expresidentes George H. W. Bush y George W. Bush también han descartado apoyar a Trump y tienen previsto guardar silencio durante la campaña que previsiblemente enfrentará a Trump con la demócrata Hillary Clinton .

De esta forma, el voto contra la élite política republicana de millones de personas llevó esta semana al jerarca del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, a reconocer que “lo más probable” es que el magnate sea declarado candidato presidencial en la convención en julio.

Por su parte, el presidente de la Cámara de Representantes (Cámara Baja), Paul Ryan, manifestó este jueves que “aún no está preparado” para respaldar la virtual nominación de Trump.

En una entrevista con CNN, el republicano de más alto rango del Congreso estadounidense indicó que “todavía” no puede apoyar las aspiraciones del multimillonario, aunque recordó que respaldaría al candidato elegido por los votantes.

Ryan, candidato vicepresidencial republicano en el 2012, admitió que espera poder apoyar a Trump, a condición de que el polémico multimillonario se muestre capaz de liderar y unificar el partido.

“Tiene trabajo para hacer”, dijo Ryan, al destacar que Trump debería comenzar un proceso de sanación luego de una agresiva campaña para las primarias, en las que multiplicó insultos hacia sus rivales.

Crisis. “El partido de Reagan y Bush ya no existe. Son parte del partido del pasado y que no apoyen a Trump es símbolo de que la gente que tiene sus mismas ideas políticas no tiene un partido ahora”, dijo Michael Cornfield, profesor de Política de la Universidad George Washington.

PUBLICIDAD

Para este experto, el Partido Republicano vive una “crisis existencial” no solo por el apoyo a Trump, sino también por el respaldo a Ted Cruz , que dejó la contienda de primarias, pero ha evidenciado la vigencia de las ideas del Tea Party, una fuerza crítica con la vieja guardia republicana.

“Si se combinan los votos de Cruz y Trump, cuatro de cada cinco personas votaron contra lo que el Partido Republicano ha sido en los últimos 20 años”, dijo.

Asimismo, muchos legisladores republicanos no han dudado en alzarse en armas contra Trump ante el peligro de que sus polémicas propuestas los hagan perder su escaño en la Cámara de Representantes o el Senado en noviembre, cuando también se hacen elecciones legislativas.

Con los ánimos encendidos, la cuestión ahora es si la vieja guardia del Partido Republicano llegará en algún momento a apoyar a Trump para evitar que Clinton gane la Casa Blanca o si, al contrario, guardarán silencio o tomarán alguna iniciativa para recuperar el partido que una vez les perteneció.

  • Comparta este artículo
Mundo

Donald Trump divide el corazón del Partido Republicano

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota