Mundo

Posible injerencia en trabajo interno

Senado de Estados Unidos podría pedir cuentas a la CIA

Actualizado el 13 de marzo de 2014 a las 12:00 am

Posible análisis para ver si dificultó labor investigadora de la Cámara Alta

Senadora acusa a Agencia de revisar red de computadoras usada para pesquisas

Mundo

Senado de Estados Unidos podría pedir cuentas a la CIA

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Washington. AP. Una investigación maratónica del Senado sobre denuncias de torturas de la CIA durante la guerra antiterrorista en la época de George W. Bush, está entrando en el terreno político y, posiblemente, en el ámbito de la Justicia federal, después de enérgicas acusaciones contra la Agencia que insinúan irregularidades potencialmente delictivas.

Como resultado de las declaraciones de la senadora Dianne Feinstein, se podría iniciar otra investigación para determinar si la Agencia Central de Inteligencia (CIA) hizo o dejó de hacer algo para ayudar o dificultar la tarea de los investigadores del Senado.

El episodio ya asume las características de una clásica controversia de Washington con interpretaciones divergentes mientras la Casa Blanca busca terreno neutral.

Activistas de la organización Code Pink se manifestaron en   la oficina de la senadora  demócrata Dianne Feinstein, en  Washington.  Criticaron la supuesta actitud contradictoria de Feinstein respecto al espionaje.  | EFE
ampliar
Activistas de la organización Code Pink se manifestaron en la oficina de la senadora demócrata Dianne Feinstein, en Washington. Criticaron la supuesta actitud contradictoria de Feinstein respecto al espionaje. | EFE

En síntesis, la controversia gira en torno de la denuncia de Feinstein de que la inspección por parte de la CIA de una red de computadoras para los investigadores del Senado puede haber violado la Constitución y la ley federal.

“En cuanto a denuncias de que la CIA intercepta computadoras, nada está más alejado de la realidad”, afirmó el director de la agencia, John Brennan, el martes, para desmentir una denuncia que en realidad la legisladora demócrata no formuló durante sus extensas declaraciones en el Senado.

Brennan dijo que la Agencia no buscó obstaculizar la tarea de los investigadores del Senado. Agregó que la CIA anhelaba cerrar la controversia derivada del interrogatorio de los detenidos durante la guerra antiterrorista, y manifestó que el personal de la institución “cree firmemente en la necesidad de una supervisión efectiva, firme y bipartidista del Congreso”.

Pero el bipartidismo pareció esfumarse después del discurso de Feinstein, en el que señaló que la inspección de la CIA del sistema de computadoras posiblemente violó la Constitución y la ley federal, y también una orden ejecutiva que prohíbe a la Agencia efectuar inspecciones en el ámbito nacional.

Varios demócratas la elogiaron, en contraposición con algunos republicanos.

“Apoyo a la senadora Feinstein inequívocamente, y estoy decepcionado de que la CIA al parecer no se haya arrepentido por lo que hizo, según entiendo”, afirmó el líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, a la prensa en el Capitolio.

Un republicano también formuló una advertencia a la CIA. “Si es verdad, que rueden cabezas y vaya gente a la cárcel”, comentó el senador Lindsey Graham.

El senador Saxby Chanbliss, de Georgia, el republicano de mayor jerarquía en la Comisión de Inteligencia, indicó que disentía de Feinstein, aunque sin aclarar en qué sentido.

  • Comparta este artículo
Mundo

Senado de Estados Unidos podría pedir cuentas a la CIA

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota