Mundo

Nuevo Hampshire pesa en la lucha por conquistar la Casa Blanca

Actualizado el 09 de febrero de 2016 a las 12:00 am

Aspirantes llevaron a cabo maratónica de mítines para seducir a los independientes

Bernie Sanders es el favorito entre los demócratas; Trump, en filas republicanas

Mundo

Nuevo Hampshire pesa en la lucha por conquistar la Casa Blanca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

(Video) EEUU: Primarias en New Hampshire (AFP)

Manchester, EE. UU. EFE, AP y AFP. Para el magnate inmobiliario Donald Trump, un triunfo este martes en Nuevo Hampshire le ayudaría a dejar atrás el trago amargo de su derrota en Iowa.

Para el demócrata Bernie Sanders es la oportunidad de ratificar el favoritismo que le otorgan las encuestas en ese estado, luego de pelearle palmo a palmo la victoria en Iowa a su rival, Hillary Clinton , quien se impuso.

Para republicanos como Jeb Bush, exgobernador de Florida, y Chris Christie, quien gobierna en Nueva Jersey, puede ser el adiós a la carrera por la Casa Blanca si sufren otro revés.

El pequeño estado de Nuevo Hampshire, en el noreste del país, tiene un simbolismo que los aspirantes a las candidaturas a la Presidencia, demócratas y republicanos, no ignoran y por eso se enfrascaron el lunes en una frenética campaña con miras a las elecciones primarias de este martes.

Hasta cuatro actos proselitistas programó la exsecretaria de Estado Clinton, quien –según los sondeos– iba segunda en la intención de votos, superada por el senador Sanders.

“En estas últimas horas de campaña, quiero que imaginen qué es lo mejor para este país. Creo que lo mejor para este país es un buen liderazgo”, expresó Clinton en un mitin en la ciudad de Manchester.

La contienda entre Clinton y Sanders asumió otro matiz luego de que partidarios de Clinton criticaron a las mujeres que apoyan a Sanders, pues estarían votando en contra de quien podría ser la primera presidenta de Estados Unidos.

La exsecretaria de Estado Madeleine Albright afirmó: “Hay un infierno especial ” para aquellas mujeres que se niegan a apoyar a otras mujeres, mientras que la reconocida feminista Gloria Steinem insinuó que las chicas que apoyan a Sanders lo hacen solo para buscar pareja.

Encima de todo esto, el expresidente Bill Clinton acusó a los partidarios de Sanders de lanzar ataques “profanos” y “sexistas” contra su esposa en Internet.

Sanders, favorito para ganar en Nuevo Hampshire, se negó a referirse a esa controversia el lunes. Con el fin de evitar algún desliz de último minuto, se aferró a su acostumbrado discurso al hablar en Nashua.

“¡Mucho hemos logrado en estos nueve meses!”, exclamó .

Trump, favorito. En las tiendas republicanas, Trump es favorito para alzarse con el triunfo, aunque el domingo aseguró que no necesita ganar, pese a la presión que enfrenta tras quedar segundo en los caucus de Iowa, la semana anterior.

Sin embargo, animó a los ciudadanos a acudir a las urnas. “Si no van a votar por mí, no voten”, les manifestó.

Para Trump, la gran sorpresa de la campaña hasta el momento, se trata de borrar la humillación sufrida en Iowa, donde las encuestas lo daban como vencedor aunque terminó finalmente segundo detrás del senador ultraconservador Ted Cruz (27,7% contra 24,3% de los votos).

El magnate inmobiliario se enfrascó en una disputa verbal con Jeb Bush, quien reiteró sus denuncias de que su rival expropió viviendas de gente pobre en beneficio de sus negocios, y calificó a Trump de “perdedor”.

Trump, en tanto, cargó contra Bush y lo llamó “una vergüenza para su familia”.

Bush, al igual que el gobernador Christie, está urgido de buenos resultados pues marcha a la zaga de la lucha por la postulación republicana.

Hay un botín nada despreciable para todos los contendientes: los electores inscritos independientes, que tienen libertad de votar sea por uno u otro partido.

Por eso, el exgobernador de Florida se esforzó el lunes por sumar votos presentándose como una opción más moderada.

“Debemos volver a nuestros valores comunes. Nos estamos alejando de forma peligrosa los unos de los otros. La extraordinaria variedad de este país no puede ser una debilidad, debe seguir siendo una fortaleza”, dijo.

La familia Bush se movilizó en los últimos días por Jeb. Su madre, Bárbara, de 90 años, visitó Nuevo Hampshire y su hermano el expresidente George W. Bush grabó publicidad de campaña.

Otro republicano, Marco Rubio, de origen cubano y el más joven de los aspirantes, fue la revelación en Iowa (tercer lugar).

Sin embargo, su ascenso en los últimos días sufrió un resbalón en el último debate republicano del sábado en Manchester, marcado por fuertes ataques a su inexperiencia ejecutiva.

La historia reciente dice que ningún candidato que no termine entre los dos primeros en este estado ha llegado a la Casa Blanca, por lo cual el martes puede servir como filtro del bando republicano, con ocho aspirantes.

  • Comparta este artículo
Mundo

Nuevo Hampshire pesa en la lucha por conquistar la Casa Blanca

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota