Mundo

Hecho ocurrió en Roseburg, Oregon

Nueva matanza en Estados Unidos deja al menos 10 muertos

Actualizado el 02 de octubre de 2015 a las 12:00 am

Presidente Barack Obama lamenta que estas muertes se han convertido en rutina

Mundo

Nueva matanza en Estados Unidos deja al menos 10 muertos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Roseburg, Oregón AP, AFP, EFE. Un nuevo tiroteo con saldo de al menos 10 personas muertas le dio la posibilidad al presidente Barack Obama de insistir ante el Congreso sobre la necesidad de regular la tenencia de armas en Estados Unidos.

Un individuo armado abrió fuego, el jueves, en un colegio comunitario de Roseburg, Oregón, donde mató por lo menos a 10 personas. El agresor murió en un choque a tiros con la policía, dijeron las autoridades.

El homicida, identificado anoche como Chris Harper Mercer, de 26 años, irrumpió en un salón de clase, exigió a los presentes que se pusieran de pie, que manifestaran su religión y después disparó su arma, narró una alumna.

Las autoridades no han aclarado los motivos del agresor y dijeron que proseguían con las investigaciones.

La fiscala general de Oregon, Ellen Rosenblum, informó de que 13 personas habían muerto en el ataque en el Colegio Comunitario de Umpqua, en Roseburg, unos 290 kilómetros al sur de Portland. Se desconocía en ese momento si tal cifra incluía al atacante.

En cambio, el alguacil del condado de Douglas, donde ocurrió la matanza, rebajó a 10 la cifra de víctimas fatales.

“Esta es la mejor información que tenemos y la más precisa”, indicó el alguacil John Hanlin, quien admitió que se había producido un baile de cifras a lo largo del día, pero aseguró que la cifra era 10 muertos y 7 heridos.

Experiencia de horror. Kortney Moore, de 18 años, declaró al periódico Roseburg News-Review que estaba en una clase de redacción cuando un disparo entró por una ventana y dio en la cabeza del maestro.

El atacante ingresó en el aula y ordenó a todos que se tiraran al suelo. Les exigió después que se levantaran, que manifestaran su religión y abrió fuego.

OREGON
ampliar
OREGON (INFOGRAFIA GN)

El director ejecutivo del centro de estudios Violence Policy Center (VPC), Josh Sugarmann, señaló que se trata de “otro acto horroroso de violencia por armas de fuego en Estados Unidos”.

“Se pierden vidas, quedan familias destrozadas y comunidades llenas de cicatrices, pero para la industria armamentística de Estados Unidos y para el lobby de las armas, es un día más en la oficina”, aseveró Sugarmann.

PUBLICIDAD

Horas después del ataque, el presidente Barack Obama, visiblemente furioso y cansado, declaró que Estados Unidos se ha vuelto insensible ante los ataques a tiros que causan numerosas víctimas y dijo que los agresores son enfermos mentales.

“De alguna manera, esto se ha convertido en una rutina, las informaciones son rutinas, mis reacciones aquí en este podio son una rutina, y lo es la conversación posterior”, afirmó en una dura e irónica declaración.

Orar no es suficiente. El mandatario subrayó que las oraciones por las víctimas “no son suficientes” y es necesario abordar el problema lo antes posible desde un punto de vista político.

“Esto es una decisión política que estamos haciendo. Permitir que esto ocurra cada pocos meses en Estados Unidos. Nosotros colectivamente somos responsables ante esas familias que pierden a sus seres queridos por nuestra inacción”, reiteró el mandatario, en algunos momentos con visible irritación.

Obama ironizó que habrá quien, tras sus declaraciones lo acuse de “politizar” la tragedia, pero aseveró que eso es justamente lo que el país necesita y recordó que para tomar medidas sobre el asunto hace falta el apoyo del Congreso.

En la última década, señaló Obama, más estadounidenses han muerto como víctimas de actos de violencia armada en el país que en actos de terrorismo.

“Y sin embargo, tenemos un congreso que explícitamente nos impide siquiera colectar información sobre cómo podemos reducir las muertes violentas”.

El presidente se preguntó si todavía hay quien cree que el problema de la violencia armada se soluciona con más armas, cuando estadísticamente está probado que en los estados con menor tenencia hay menos víctimas.

El antecedente más conocido es el de la escuela de Columbine, en Littleton, Colorado. El 20 abril de 1999, dos estudiantes de 17 y 18 años, Eric Harris y Dylan Klebold, mataron a 13 personas e hirieron a 23, antes de suicidarse.

A partir de esa fecha han ocurrido al menos 15 tragedias, con menor número de muertos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Nueva matanza en Estados Unidos deja al menos 10 muertos

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota