Mundo

Personal médico que llegue de África estará en cuarentena

Nueva York pide calma ante el primer contagio de ébola

Actualizado el 25 de octubre de 2014 a las 12:00 am

Alcalde asegura que la ciudad está lista para hacer frente a ese virus

Dos enfermeras se sanan en Estados Unidos; una niña fallece en Malí

Mundo

Nueva York pide calma ante el primer contagio de ébola

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La enfermera Nina Pham (centro), flanqueada por familiares, festeja mientras miembros de los Institutos Nacionales de Salud en EE. UU. la secundan en Bethesda, Maryland. | AP

Nueva York.AFP, EFE. La ciudad de Nueva York está “completamente preparada” para hacer frente al virus del Ébola, anunció ayer su alcalde, Bill de Blasio, luego de que se confirmó un primer caso de contagio de la enfermedad, un médico que regresó de Guinea.

“No hay ninguna razón para preocuparse”, dijo en una conferencia de prensa, mientras aseveraba que la situación estaba siendo “bien manejada”, pues se establecieron contactos, sobre todo con las autoridades federales y de otros hospitales del país que hayan tratado a enfermos de ébola.

“El ébola es una enfermedad extremadamente difícil de contraer”, insistió el alcalde.

De Blasio tomó el metro por la mañana para mostrar a los neoyorquinos que no debían cambiar sus hábitos cotidianos.

Craig Spencer, médico de 33 años que [[BEGIN:INLINEREF LNCVID20141024_0010]]contrajo el virus del Ébola[[END:INLINEREF]], fue puesto en cuarentena en el Hospital Bellevue de Manhattan, y se encontraba ayer estable, declaró la responsable de los servicios sanitarios de la ciudad, Mary Bassett.

Fue hospitalizado el jueves con fiebre y síntomas gastrointestinales, seis días después de haber regresado de Guinea, donde ayudó a Médicos Sin Fronteras (MSF) a tratar a enfermos con ébola.

El camino. Las autoridades buscan ahora reconstruir minuciosamente el camino de Craig Spencer, con el fin de identificar a todas las personas con las que se encontró antes de su hospitalización, y subrayaron que el médico había intentado aislarse al máximo en su apartamento desde su regreso, “limitando sus contactos” y tomándose la temperatura dos veces por día.

Sin embargo, tomó varias líneas de metro y fue a pasear al parque de Manhattan. El miércoles, cuando se sintió un poco débil, fue a correr y después a jugar bolos a Brooklyn. Igualmente tomó un taxi.

El boliche fue cerrado por precaución y el chofer del taxi encontrado. La empresa informó de que no estaba en peligro.

Tres personas del entorno cercano del médico fueron puestas en cuarentena.

Spencer es el primer caso detectado en Nueva York, pero otros tres ya lo fueron en Dallas, Texas. Uno de ellos, el liberiano Thomas Eric Duncan, falleció el 8 de octubre.

EEUU: enfermera con ébola curada (AFP)

Dos de las enfermeras que curaron a Duncan contrajeron el virus, pero este viernes se confirmó que Nina Pham, una de ellas, estaba curada y fue dada de alta, mientras que la segunda, Amber Vinson, si bien también lo estaba, permanecerá en la unidad de enfermedades contagiosas serias para recibir cuidados hasta nuevo aviso.

Liberia, Guinea y Sierra Leona son los tres países más afectados por la fiebre hemorrágica viral que ya ha dejado más de 4.800 muertos, según la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Aunque insistieron en que no hay peligro, los gobernadores de Nueva Jersey y Nueva York dijeron que han ordenado una cuarentena obligatoria de 21 días para todos los médicos y otros viajeros que hayan tenido contacto con enfermos de ébola en países africanos.

El doctor Howard Zucker, comisionado de salud interino del estado de Nueva York, puntualizó que cualquier trabajador de salud que haya atendido a pacientes de ébola en Sierra Leona, Guinea y Liberia será puesto en cuarentena “automáticamente”.

Mientras en EE. UU. hubo buenas noticias con la recuperación de estas dos enfermeras, en Malí se registró el primer caso de ébola en una niña de dos años que regresó recientemente de Guinea y murió ayer, anunció el Gobierno.

La niña volvió con su abuela, tras haber visitado Kissidugu, sur de Guinea, una zona particularmente afectada por el virus.

  • Comparta este artículo
Mundo

Nueva York pide calma ante el primer contagio de ébola

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota