Mundo

En Darfur, región al oeste de Sudán

Mueren tres miembros de las Fuerzas de Paz de la ONU tras emboscada de hombres armados

Actualizado el 13 de octubre de 2013 a las 06:16 pm

Secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró que "estos ataques son inaceptables" y reclamó al gobierno sudanés para que lleve a los responsables ante la justicia

Mundo

Mueren tres miembros de las Fuerzas de Paz de la ONU tras emboscada de hombres armados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Nueva York (AFP).

Tres cascos azules senegaleses miembros de la misión conjunta de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y de la Unión Africana (Unamid) en Darfur, al oeste de Sudán, resultaron muertos este domingo y otro de ellos herido tras una emboscada por parte de hombres armados no identificados.

Los cascos azules –Fuerzas de Paz de la ONU– escoltaban un convoy de agua desde la ciudad de El Geneina a la sede regional de la misión de la ONU en el oeste de Darfur cuando tuvo lugar el ataque, señaló la ONU en un comunicado.

La emboscada tuvo lugar en el mismo camino en que una patrulla de la Unamid fue atacada hace un año, y dos días después de que un observador militar zambiano de la misión fuera asesinado en el norte de Darfur.

Además de este último ataque, los asaltantes tomaron un vehículo que luego fue recuperado a poco más de 6 kilómeotros del incidente.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, consideró que "estos ataques son inaceptables" y reclamó al gobierno sudanés para que lleve a los responsables ante la justicia, declaró su portavoz Martin Nesirky.

De su lado, el representante especial conjunto de Unamid, Mohamed Ibn Chambas, estaba "profundamente entristecido por el grave acto criminal", indicó el comunicado de la misión.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, considera inaceptables los ataques contra los cascos azules y pidió al gobierno de Sudán justicia.
ampliar
El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, considera inaceptables los ataques contra los cascos azules y pidió al gobierno de Sudán justicia.

Chambas también urgió al gobierno sudanés a llevar a los responsables ante la justicia, en tanto agradeció a las autoridades locales por haber perseguido a los atacantes, con quienes sostuvieron un tiroteo que habría dejado heridos en ambos bandos.

La violencia en Darfur y contra quienes trabajan para Unamid se ha intensificado este año en la zona más occidental, donde el levantamiento contra las autoridades de Jartum comenzó una década atrás.

Cientos de personas han muerto en las luchas tribales, fundamentalmente entre grupos árabes que según analistas actúan fuera del control del gobierno.

El ataque más mortífero contra las fuerzas de la Unamid tuvo lugar en julio, cuando siete soldados tanzanos y un policía de Sierra Leona murieron y 16 resultaron heridos cerca de una base de Nyala, una de las principales ciudades de Darfur.

  • Comparta este artículo
Mundo

Mueren tres miembros de las Fuerzas de Paz de la ONU tras emboscada de hombres armados

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota