Mundo

Istmo y México aplauden plan migratorio de Obama

Actualizado el 22 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Países felicitaron al presidente por impulsar medidas en favor de inmigrantes

Los republicanos acusan al mandatario de abusar del poder que le otorga el cargo

Mundo

Istmo y México aplauden plan migratorio de Obama

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Martha Morán, con su hijo de seis años Tonatiuh Morán, escuchó la noche del jueves en la oficina de un sindicato de trabajadores de Nueva York el discurso del presidente de Estados Unidos, Barack Obama, sobre las medidas migratorias. | AFP

México. AFP y AP. Los gobiernos de México, varios de Centroamérica y la OEA elogiaron ayer el anuncio del presidente Barack Obama para ayudar a unos cinco millones de migrantes indocumentados a permanecer en Estados Unidos.

El Gobierno de México “da la bienvenida” a las medidas anunciadas por Obama “que benefician a un número significativo de mexicanos en ese país y van a mejorar sus oportunidades, así como su dignidad y certidumbre”, dijo en un comunicado la cancillería mexicana.

El presidente estadounidense anunció que ampliará por decreto el plan de regularización de inmigrantes indocumentados como parte de un paquete de medidas que sacará de la sombra a unos cinco millones de personas, en su mayoría adultos con hijos nacidos en Estados Unidos y jóvenes que llegaron a ese país antes de los 16 años.

El mandatario de México, Enrique Peña Nieto, calificó ayer como un “acto de estricta justicia” las medidas anunciadas por Obama.

“Expresamos la satisfacción de la administración del presidente Salvador Sánchez Cerén ante este anuncio, pues muchos de nuestros compatriotas tendrán un alivio temporal a su situación migratoria”, manifestó, por su parte, el canciller salvadoreño Hugo Martínez.

Mientras tanto, el presidente de Guatemala, Otto Pérez, agradeció la decisión de Obama y dijo que su gobierno apoya las acciones que el mandatario estadounidense está tomando.

“El Gobierno de Honduras saluda el anuncio”, señaló una nota oficial. “Este alivio temporal es un paso en la dirección correcta de resolver el problema migratorio de 11 millones de personas”, agregó.

Los Gobiernos dijeron que la red de consulados con los que cuentan México y los países centroamericanos en Estados Unidos está a disposición para apoyar a los ciudadanos de sus países y proporcionar información sobre las nuevas medidas.

Por su lado, el secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), José Miguel Insulza, felicitó a Obama y dijo que las medidas presentadas son “fruto de la lucha sacrificada que (los inmigrantes) han realizado durante años para alcanzar un estatus migratorio que los aleje de la ilegalidad y los acerque a una vida digna en este país”.

Insulza destacó “el coraje del mandatario, que decidió avanzar tras un objetivo justo que no merecía postergaciones”.

Obama garantizó el jueves un sistema “más justo” que beneficiará a casi la mitad de los 11,2 millones de inmigrantes que residen ilegalmente en Estados Unidos. Entre las medidas anunciadas está el fortalecimiento de las agencias encargadas de cuidar la frontera con México para impedir el ingreso ilegal de personas.

Obama prometió en su campaña de reelección en el 2012 una reforma migratoria integral que motivó una movilización pocas veces vista de la comunidad hispana en Estados Unidos.

Descontento. En la acera del frente, el republicano John Boehner , presidente de la Cámara de Representantes, dijo que el gobernante “decidió sabotear toda posibilidad de alcanzar la reforma bipartidaria que dice querer”.

Para el líder republicano, esta decisión “alentará a más gente a venir de manera ilegal”. “El año pasado asistimos a una crisis humanitaria aterradora en nuestra frontera. El próximo verano podría ser peor”, afirmó.

Una prueba del clima de extrema desconfianza que reina entre el Capitolio y la Casa Blanca es que Boehner formalizó ayer la anunciada presentación de una demanda judicial contra el presidente, al que acusa de “exceder sus poderes constitucionales” con la puesta en práctica de su reforma del sistema de salud.

Pese a ello, el mandatario ya inició una serie de viajes en Estados Unidos para defender su plan para los inmigrantes ilegales, que alimentó la cólera de sus rivales , quienes están decididos a cerrarle el paso.

  • Comparta este artículo
Mundo

Istmo y México aplauden plan migratorio de Obama

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota