Mundo

Secretario de Justicia viaja hoy a Ferguson

Gobierno de EE. UU. promete esclarecer muerte de joven

Actualizado el 20 de agosto de 2014 a las 12:00 am

Pesquisa será ‘independiente’ y completa’, pero demandará ‘tiempo’

Pese a despliegue de fuerzas, persiste tensión en suburbio de San Luis, Misuri

Mundo

Gobierno de EE. UU. promete esclarecer muerte de joven

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

cifras

1965

Un control de rutina a dos negros que viajaban en un auto causó los disturbios de Watts, en su Los Ángeles. 34 muertos, 1.032 heridos y pérdidas por $40 millones.

1967

Disturbios que empezaron en Detroit se extendieron a Illinois, Carolina del Norte, Tennessee y Maryland. En 1967, el total de muertos se situó en 83, en 128 ciudades.

1968

Después del asesinato del Dr. Martin Luther King en Memphis, Tenesí, la violencia estalla en 125 ciudades, dejando al menos 46 muertos y 2.600 heridos.

1992

Disturbios en Los Ángeles (59 muertos y unos 2.300 heridos) como reacción a la absolución de cuatro policías blancos que fueron filmados golpeando a l negro Rodney King.

2001

En Cincinnati, Ohio, los disturbios se suceden durante siete días y 800 personas son arrestadas luego de la muerte de un joven negro de 19 años, Timothy Thomas, a manos de un policía blanco.

Ferguson, EE. UU. AFP. El secretario estadounidense de Justicia, Eric Holder, prometió a la población de Ferguson, en el estado de Misuri, una investigación independiente y transparente para aclarar la muerte del joven afroamericano Michael Brown , ultimado por un policía blanco, causa de permanentes disturbios allí.

Holder, de origen afroamericano, debe viajar hoy a Ferguson a petición del presidente Barack Obama . Holder dijo el martes que la investigación “será completa, será equitativa y será independiente”, pero “requerirá tiempo”.

“Para comenzar el proceso de reconciliación, los actos de violencia deben ante todo cesar en las calles de Ferguson”, advirtió Holder, quien estimó que los actos de una minoría de individuos en esa localidad de Misuri “afecta gravemente, antes que hacerla avanzar, la causa de la justicia”.

La Policía de San Luis (Misuri), ciudad a la que pertenece el suburbio de Ferguson, mató ayer a un hombre afroamericano armado con un cuchillo y aparentemente con problemas mentales, a poca distancia del lugar donde Michael Brown murió el 9 de agosto.

A este lo ultimó un policía blanco, Darren Wilson. Brown, de 18 años que estaba desarmado en el momento del hecho.

Tensión persiste. Este hecho tomó dimensión nacional e hizo reavivar el espectro de los problemas raciales en Estados Unidos . Desde ese momento, las protestas y la violencia no han cesado en Ferguson, cuya población es negra, en su gran mayoría.

La noche del lunes, seis personas fueron heridas de bala y 31 detenidas en otra jornada de violencia.

Otro muerto por la Policía en Misuri (AFP)

La Policía afirmó que un pequeño grupo de manifestantes disparó y lanzó piedras y cocteles molotov contra los agentes, que respondieron con gases lacrimógenos, apoyados por un vehículo blindado y un helicóptero.

En los incidentes resultaron heridos cuatro agentes de policía y dos personas por el lanzamiento de los objetos, según el capitán Ronald Johnson, jefe del cuerpo policial de Ferguson.

“Por la noche hay una dinámica peligrosa”, dijo el funcionario afroamericano. La noche “permite a un reducido número de agitadores violentos esconderse entre la multitud para luego tratar de sembrar el caos”.

Testimonios de vecinos negros hicieron énfasis en el empeño que muestran los policías de Ferguson en su contra. “Continúan deteniéndonos regularmente. A mí me golpearon una vez y me llevaron al puesto de policía de San Luis”, declaró Allen Frazier, un vecino.

Arrojar luz. Prueba de la importancia de dilucidar la muerte de Brown es que se han encargado tres autopsias. Una la pidieron las autoridades locales, otra la familia y una tercera, el Departamento de Justicia.

Ferguson

El forense Michael Baden, que examinó el cadáver del muchacho a pedido de su familia, dijo el lunes que no había encontrado señales de forcejeo con el agente de policía y que el joven recibió al menos seis balazos, dos de ellos en la cabeza .

La ausencia de pólvora en el cuerpo de Brown apunta a que la pistola pudo haber estado a una distancia de hasta 10 metros, según Baden, quien puntualizó que sus conclusiones son preliminares.

La Policía arguye que al detener a Brown hubo un forcejeo en el que el muchacho intentó quitar el arma al agente. Mas algunos testigos afirman que en el momento de recibir los disparos, Brown estaba con las manos en alto, sin resistirse.

Un portavoz del fiscal del condado de Sant Luis indicó a los medios que un gran jurado, encargado de decidir si hay que procesar al policía, comenzará a estudiar el caso a partir de hoy, miércoles.

Este martes, en la cadena NBC, un abogado de la familia de Brown, Benjamin Crump, consideró que la Policía había hecho un uso “excesivo de la fuerza”.

En la misma cadena, la madre del joven, Leslie McSpadden, dijo también ayer que solo cuando se haga “justicia volvería la calma a Ferguson.

Anthony Gray, otro de los abogados de la familia, precisó a periodistas que los funerales del joven se celebrarán el lunes, serán “públicos” y contarán con la presencia de “líderes nacionales” que no identificó.

  • Comparta este artículo
Mundo

Gobierno de EE. UU. promete esclarecer muerte de joven

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota