Mundo

Convoy se desplazaba sin conductor

Explosión de tren ya cobra cinco vidas en Canadá

Actualizado el 07 de julio de 2013 a las 12:51 pm

Una falla mecánica podría ser la causa de la tragedia ferroviaria

Mundo

Explosión de tren ya cobra cinco vidas en Canadá

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Los bomberos luchaban el sábado contra las llamas causadas por la explosión del tren en Lac-Megantic, Quebec. (AFP)

El tren, sin conductor, echó a andar pese a que los frenos estaban activados

El saldo de muertos por el descarrilamiento y explosión de un  tren   que transportaba petróleo a su paso por un poblado de la provincia canadiense de Quebec subió a cinco, al tiempo que bajó a 40 el número de personas desaparecidas, según el último balance de la Policía este domingo."Fueron hallados otros dos cuerpos, lo que sube a cinco el número de personas (muertas) encontradas entre los restos" de la catástrofe, dijo el portavoz de la Policía de Quebec, Michel Brunet, quien agregó que aún "hay al menos 40 personas sobre las que no se tiene noticia" en Lac-Mégantic, localidad 250 km al este de Montreal, con 6.000 habitantes.El último balance del sábado daba cuenta de 80 desaparecidos.

LAC-MEGANTIC, Canadá

"Será una catástrofe. Lo sabemos", dijo de su lado a Radio Canadá Maurice Bernier, intendente de la región de Lac-Mégantic.

Devastación. El descarrilamiento, explosión e incendio del  tren   de vagones cisterna destruyó parte del centro del poblado."Había por lo menos 50 personas en el bar" de Lac-Mégantic, dijo un bombero que retornaba del lugar de la catástrofe y pidió el anonimato. "Ya no queda nada", agregó. Una ola de petróleo encendido arrasó el edificio, señaló.Mariette Savoie, una residente, dice haber visto "un muro de fuego" levantarse en la noche y afirma que "arriba de todas las tiendas de la calle principal, había apartamentos. Todos los que estaban allí no pudieron salir", temiendo que el balance de víctimas sea elevado.Las operaciones de búsqueda de los desaparecidos comenzaron en la madrugada del domingo.El accidente obligó a la evacuación de alrededor de 2.000 personas, además de afectar unas 40 construcciones del poblado."Estoy muy afectado, horrorizado por la noticia. Lamentablemente, queda claro que hubo pérdida de vidas humanas, aún sin conocer todavía el alcance" de la catástrofe, dijo la noche del sábado el primer ministro canadiense Stephen Harper desde Calgary, en el oeste del país."Mis pensamientos y oraciones van hacia la gente de Lac-Mégantic. Querría ofrecer mis condolencias a las familias de las víctimas", agregó Harper, que ofreció toda la asistencia del gobierno nacional a la provincia francoparlante.

"Había por lo menos 50 personas en el bar" de Lac-Mégantic, dijo un bombero que retornaba del lugar de la catástrofe y pidió el anonimato. "Ya no queda nada", agregó. Una ola de petróleo encendido arrasó el edificio

PUBLICIDAD

La primera ministra de Quebec, Pauline Marois, expresó por su parte su "sentimiento de profunda desolación" tras haber sobrevolado la ciudad afectada y observado "todos esos edificios incendiados". "Sentí tristeza por toda esa gente afectada por esta catástrofe y por un centro urbano que ha quedado destruido", subrayó.Los incendios provocados por la serie de detonaciones que siguieron al siniestro no habían podido ser controlados totalmente 36 horas después del accidente, y las autoridades continuaban esperando el arribo de más espuma ignífuga desde Estados Unidos, cuya frontera está a 25 km al sur de Lac-Mégantic, para terminar de controlar las llamas.El jefe de bomberos de la ciudad, Denis Lauzon, sostuvo que los vagones incendiados están bajo control, con excepción de dos que siguen siendo "peligrosos" y podrían explotar.Un incidente mecánico podría haber sido la causa de la tragedia.El  tren, de la compañía The Montreal Maine & Atlantic, contaba con cinco locomotoras y 77 vagones y transportaba petróleo desde Dakota del Norte (norte de Estados Unidos), según el vicepresidente del área de marketing de la empresa, Joe McGonigle.Christophe Journet, portavoz de la firma, declaró a la AFP que antes del accidente el convoy paró en Nantes para cambiar de equipo de conducción, y por razones que se desconocen "comenzó a avanzar, a moverse en la pendiente que lo conducía hacia Lac-Mégantic", a pesar de que los sistemas de freno estaban activados.Por ende, "no había conductor dentro" del convoy cuando el  tren   ganó velocidad, explicó.Un equipo de la Oficina de Seguridad de Transportes de Canadá fue enviado al lugar para investigar lo sucedido.Un testigo tomó fotografías que muestran llamas sobre una de las locomotoras cuando el  tren   se encontraba cerca de Nantes, a solo 13 km del lugar de la catástrofe.El crudo transportado cayó en un río que pasa por el centro de Lac-Mégantic. Todavía no hay estimaciones sobre el impacto ecológico del accidente.La autoridades de Quebec hicieron referencia a 72 vagones que transportaban 100 toneladas de petróleo cada uno.El siniestro creó un espectacular hongo de fuego. Unos 150 bomberos continuaban combatiendo las llamas, muchos de ellos llegados del estado de Maine, en Estados Unidos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Explosión de tren ya cobra cinco vidas en Canadá

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota