Mundo

Estados Unidos

Hillary Clinton inició campaña en Iowa, donde la venció Barack Obama

Actualizado el 15 de abril de 2015 a las 12:00 am

Mundo

Hillary Clinton inició campaña en Iowa, donde la venció Barack Obama

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Hillary Clinton conversa con residentes locales en Iowa. | AP

Monticello, Estados Unidos.AFP Hillary Clinton arrancó su campaña rumbo a la Casa Blanca este martes en un pequeño café de Iowa, en pleno corazón de Estados Unidos, donde hace siete años sufrió una aplastante derrota ante Barack Obama, entonces un joven senador.

Vestida con un traje verde, la ex primera dama ordenó en el Jones Street Coffee House, en Le Claire, este de Iowa, un té ‘masala chai’ después de hablar con los clientes.

Luego se instaló en una de las cuatro mesas de madera del café para hablar con tres personas: un estudiante de la universidad de St. Ambrose, una madre de familia y el presidente de un grupo demócrata de estudiantes de ciencias políticas de la Universidad de Iowa.

En Monticello, a dos horas y media por carretera de Des Moines, la capital del Estado, y a 1.500 km al oeste de Washington, la ex secretaria de Estado debía continuar el martes este tipo de encuentros, en pequeños comités, con estadounidenses comunes y corrientes.

Iowa ocupa un lugar especial en la geografía e historia política de los estadounidenses: es el escenario de los primeros enfrentamientos para todo candidato a la Casa Blanca.

Menos talentosa. La estrategia de Hillary Clinton quedó clara en el video en el que anunció su candidatura: escuchar, pasar el tiempo en el terreno y tratar de deshacerse de la imagen de ser talentosa para el juego político de la capital federal, pero lejos de las realidades del país.

Todos los símbolos fueron cuidadosamente seleccionados. La candidata tomó la ruta a bordo de una van, con un equipo reforzado por un avión privado.

Tras tres décadas en la vida pública, la voluntad de Clinton de mantener un perfil bajo está presente. Después de pagar la cuenta en un restaurante de Maumee, en la afueras de Toledo (Ohio), nadie reaccionó. Fue hasta que recibió una llamada de un periodista de The New york Times que el gerente reconoció a su célebre cliente, discreta detrás de sus gafas de sol, según muestran los videos de cámaras de vigilancia.

Pero para convertirse en la primera presidenta de Estados Unidos, Hillary Clinton, de 67 años, no deberá solo hacer evolucionar su imagen, también deberá responder a sus adversarios republicanos que la presentan como la candidata del pasado.

Al anunciar el lunes su candidatura, Marco Rubio, senador de Florida y 24 años menor que Clinton, tomó el guante: “Ha llegado el momento para que nuestra generación se abra camino hacia un nuevo siglo estadounidense”, lanzó, llamando a dar vuelta a la página de los “líderes e ideas del pasado”.

Por ahora, la exjefa de la diplomacia estadounidense, que influyó en el mundo durante cuatro años, lanzó su campaña con vientos a favor. Sin oponentes de su talla entre los demócratas, ella podría evitarse una dura batalla en las primarias.

Según un sondeo de Pew Research Center realizado antes de su anuncio, un 59% de los electores demócratas afirman que hay “buenas posibilidades” de que voten por ella (contra 52% en 2007, en las primarias que perdió ante Obama).

Después de meses de intensa preparación, Hillary Clinton también deberá ir más allá y avanzar en sus ideas, su programa y posicionarse como presidenta demócrata en curso.

Obama no ha agotado los elogios sobre su “amiga”, quien fue “una secretaria de Estado excepcional” y sería “una excelente presidenta”.

El lunes, el portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, subrayó que Obama y Clinton comparten “las mismas preocupaciones” sobre varios temas, pero matizó que el mandatario no brindará un respaldo automático a la exsecretaria de Estado.

La relación entre ambos no siempre fue tan fácil. Y los republicanos no se privarán de retomar algunas de las críticas que Obama hizo contra Clinton en la carrera presidencial de 2008.

En diciembre de 2007, cuando se acercaba la prueba crucial de Iowa, Obama declaró: “la apuesta real en esta elección, es jugar el mismo juego washingtoniano, con los mismos jugadores, y esperar resultados diferentes. Es un riesgo que no podemos tomar”.

  • Comparta este artículo
Mundo

Hillary Clinton inició campaña en Iowa, donde la venció Barack Obama

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota