Mundo

13 muertos en incendio en escuela musulmana en Birmania

Actualizado el 02 de abril de 2013 a las 12:00 am

Una multitud de varios cientos de personas estaba convencida, incluso sin tener pruebas, de que no se trataba de un simple accidente

Mundo

13 muertos en incendio en escuela musulmana en Birmania

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Rangún (AFP). Trece adolescentes perecieron este martes en un incendio en una escuela musulmana de Rangún, ante la incredulidad y cólera de los vecinos del barrio tras los recientes episodios de violencia religiosa, a pesar de que la policía aseguró de que fue un accidente.

El Gobierno instó de inmediato a no creer los "rumores" que circulan en la red Internet cuando remiten las fuertes tensiones entre musulmanes y budistas que dejaron 43 muertos en marzo.

Las 13 víctimas, que murieron por quemaduras o inhalación de humo, formaban parte de un grupo de 70 personas que dormían en la escuela adyacente a una mezquita cuando se declaró el incendio. Los adolescentes asistían a unos cursos de verano.

"Trece personas, sobre todo niños, murieron" en el incendio en el centro de la ex capital birmana, declaró un responsable policial a la AFP. "Pensamos que el incendio se debió a un cortocircuito".

"Según las pesquisas de los policías del barrio, el fuego fue causado por un voltaje excesivo en la mezquita", indicó a su vez la policía nacional en su página oficial en Facebook.

"El regulador de tensión y el generador situados debajo de la escalera sufrieron un recalentamiento ardieron", precisó por su parte Nyan Mying, de la Cruz Roja, en el lugar del suceso.

"El resto de los niños fue socorrido", indicó otra fuente policial.

En un contexto de gran tensión tras la violencia religiosa de las últimas semanas, vecinos musulmanes del barrio, se congregaron encolerizados cerca del lugar y expresaban sus dudas sobre las causas del incendio, según una periodista de la AFP presente.

La policía, que desplegó un centenar de efectivos, prometió una comisión de investigación a la que serían invitados dirigentes musulmanes.

Una multitud de varios cientos de personas, que se reunió el martes por la tarde en un cementerio musulmán para enterrar a las víctimas, estaba convencida, incluso sin tener pruebas, de que no se trataba de un simple accidente.

"Pienso que alguien prendió fuego intencionalmente", declaró Khin Maung Hla, profesor de los trece chicos que tenían entre 12 y 15 años de edad.

"Algunos alumnos y profesores que pudieron escapar dijeron que habían resbalado sobre un líquido en la planta baja. Dijeron que olía a gasolina o gasóleo", declaró a la AFP Shine Win, líder de un grupo de juventudes musulmanas, evocando así la hipótesis de un acto criminal.

PUBLICIDAD

Ante el temor de una propagación de la violencia, el Gobierno birmano instó a hacer caso omiso de los "rumores".

"Querría pedirles que no crean las informaciones de Internet que presentan el asunto como un conflicto religioso", escribió Ye Htut, portavoz del presidente Thein Sein, en Facebook.

Una discusión entre un comerciante musulmán y unos clientes el 20 de marzo en Meiktila, centro del país, dio pie a un estallido de violencia entre budistas y musulmanes.

Al cabo de tres días de manifestaciones violentas encabezadas sobre todo por monjes budistas, el Ejército retomó el control de la ciudad pero la violencia antimusulmana se propagó luego a otras localidades, con un balance total de 43 muertos y 12,000 desplazados.

Ningún incidente se registró en Rangún, aunque las tensiones generadas por la situación condujeron a las autoridades a poner a la policía en estado de alerta en ciertos barrios.

La situación se calmó días atrás después de que el presidente Thein Sein asegurara que los esfuerzos de los "extremistas religiosos" para sembrar el odio no serían "tolerados" y que no vacilaría en "hacer uso de la fuerza como último recurso" para proteger a la población.

Birmania está encadenando las reformas desde la salida de la junta militar hace dos años, pero la violencia de Meiktila refleja una tensión preocupante entre budistas y musulmanes.

En 2012, enfrentamientos entre budistas de la minoría étnica rajín y musulmanes de la minoría apátrida de los rohingyas dejaron más de 180 muertos y 125.000 desplazados en el oeste.

  • Comparta este artículo
Mundo

13 muertos en incendio en escuela musulmana en Birmania

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota