Mundo

La tecnología se abre paso en la fiesta del sacrificio de los musulmanes

Actualizado el 12 de septiembre de 2016 a las 07:44 pm

Cupones informatizados, mensajes de texto y otros medios para hacer ofrendas

Mundo

La tecnología se abre paso en la fiesta del sacrificio de los musulmanes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Mina, Arabia Saudí

En momentos en que los musulmanes celebraban este lunes el Eid al Adha, la celebración del sacrificio, casi dos millones de fieles reunidos cerca de La Meca en el marco de la peregrinación anual proceden a realizar la ofrenda por medio  de cupones informatizados y SMS.

"Si cada peregrino degollase un cordero, no habría espacio suficiente aquí", afirma Rabie Saleh, un sudanés que hacía cola ante una agencia postal saudí instalada al pie de la estela de la Lapidación de Satán, una de las etapas del ritual a realizar el primer día del Eid, al igual que el sacrificio del cordero.

Degollar un ovino es para los musulmanes una forma de conmemorar el sacrificio de Abraham y simboliza la sumisión de los creyentes a Alá. La carne debe ser inmediatamente compartida con la familia, los amigos y gente necesitada.

Durante siglos, los peregrinos degollaban durante el hach un animal para después distribuir su carne entre los necesitados. "Pero ahora que los fieles se cuentan por millones, si cada uno degollase su cordero, eso llevaría días y días" para poder cumplir con este ritual, afirma Mechaal Qahtani, un peregrino saudí de 33 años.

El Banco Islámico de Desarrollo (BID), con sede en Arabia Saudí, ha puesto en marcha un sistema de "cupones". Este año, por un monto de 460 rials saudíes (casi 110 euros, o 120 dólares) las agencias diseminadas por los lugares del rito encargan el sacrificio a terceros.

"En cuanto alguien nos lo compra (el cupón), una demanda es enviada al Banco Islámico a través de nuestro sistema informático y un cordero es degollado en un matadero", explica Mansur al Malki, de 45 años, quien trabaja en una agencia postal saudí.

La carne enseguida es cortada y distribuida "entre la gente necesitada de La Meca", o también puede ser enviada "a países extranjeros", continúa.

Y el peregrino puede seguir cuasi en directo este proceso, añade Mechaal, quien acaba de recuperar el ticket que prueba que pagó por ello, y así su peregrinación será considerada válida. "Este papel prueba que encargué a la agencia sacrificar y después distribuir por mí (la carne de) un cordero", explica.

PUBLICIDAD
Palestinos asistieron el lunes a la oración matutina del feriado conmemorativo del Eid al-Adha (sacrificio) en la Ciudad de Gaza. (AFP)

Antes, explica Malki, "había realmente cupones en papel, pero ahora esto está informatizado".

"Me dijeron que pronto recibiré un SMS confirmando que un cordero ha sido degollado", afirma Mechaal antes de confundirse entre la masa de peregrinos ataviados con sus túnicas blancas que abarrotan los diferentes lugares sagrados alrededor de La Meca.

  • Comparta este artículo
Mundo

La tecnología se abre paso en la fiesta del sacrificio de los musulmanes

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota