Mundo

Historiador David Solar: ‘No hay una solución militar, solo una diplomática’

Actualizado el 28 de julio de 2014 a las 12:00 am

Mundo

Historiador David Solar: ‘No hay una solución militar, solo una diplomática’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
FOTO DE DAVID SOLAR

Tres jóvenes judíos fueron secuestrados durante 18 días. Aparecieron muertos el 1.° de julio en territorio palestino, luego de una intensa búsqueda por parte del ejército israelí. La promesa de cobrar su muerte, atribuida a la organización musulmana Hamás, encendió la chispa. Horas después, un joven palestino fue quemado vivo.

Desde entonces, los bombardeos son parte de la cotidianidad de los israelíes y de los palestinos que viven en la franja de Gaza.

Así acabó la tregua que Israel y Hamás acordaron en el 2012, cuando Egipto medió entre los países para detener los ataques.

El historiador y periodista español, David Solar, hace un repaso del conflicto y pone sobre la mesa el escenario de las partes. Se refiere a los intereses y a las ganancias. Habla sobre un posible cese del fuego y de la ofensiva terrestre del ejército israelí. Este es un extracto de la conversación.

Cuando se cumplen casi tres semanas de ofensiva israelí en la franja de Gaza, ¿cuál es el balance que hace usted? ¿Qué han logrado las partes hasta el momento?

Esta operación no es muy diferente a las que han tenido lugar desde el 2002. Los palestinos protestan por el abandono, por la no solución de sus problemas, lanzando cohetes con los que causan estruendos y una alarma en Israel. La respuesta israelí es con medios militares infinitamente superiores; siempre determinan la destrucción. La operación que está ahora en marcha y que esperemos que termine con una tregua, no es otra que lo anterior: unos protestan y otros reprimen y así ha ocurrido cíclicamente durante los últimos 12 años.

”El problema palestino no tiene una solución militar, salvo el asesinato de todo un pueblo, que sería un genocidio monstruoso. Por tanto, como eso no va a ocurrir, Israel reprime el levantamiento palestino sobre todo en Gaza, que es donde los palestinos están más aglutinados y más desesperados. Los reprime y consigue un determinado tiempo de calma o de tregua y sigue la vida; pero eso no es la solución. La solución intentó ponerla el gobierno de Yitzhak Shamir con Shimon Peres como ministro de Exteriores, con los acuerdos secretos de Oslo en 1992, pero aquello ha pasado al olvido. No hay una solución militar, solo una solución diplomática y política, una solución del problema palestino creado por la existencia del problema de Israel”.

Israel ha dejado claro que no tiene planes de acabar pronto con la arremetida contra Hamás. ¿Cuánto puede conseguir Israel?

Yo espero que haya un alto el fuego que se está negociando en Egipto. Están los representantes del Gobierno de Israel y del Estado palestino y creo que lo que tienen que conseguir es el cese a la muerte y a la destrucción; eso para empezar. Inmediatamente, se tendría que seguir con medidas políticas para solucionar la situación, sino ocurrirá exactamente lo que periódicamente viene sucediendo desde que fracasó la última tanda de negociaciones importante en ese territorio, en el 2001. Desde entonces, no se han retomado de verdad negociaciones que puedan terminar con el problema de una vez por todas, un problema que se arrastró durante el siglo XX. No hay un solo conflicto en la tierra que haya generado más negociaciones, acuerdos, intervenciones y condenas que el contencioso palestino-israelí.

¿Cuán lejos considera que se encuentra el alto el fuego?

El alto el fuego se va a producir de un momento a otro porque hay una cosa que ocurre específicamente en este conflicto: por un lado, los palestinos no tienen medios ilimitados para seguir resistiendo, y en segundo lugar, los israelíes sí tienen medios para seguir contraatacando, pero lo que no pueden es permitirse un escándalo internacional permanente, es decir, el mundo se olvida rápido de Gaza, pero si ocurre que mientras está Gaza ahí, unos niños jugaban en la playa y un barco israelí mató a cuatro y eso no hay quien lo soporte en la actualidad. Por tanto, ni los palestinos tienen medios para seguir ofendiendo a Israel, ni Israel dispone de tanto margen moral como para seguir atacando a los palestinos.

Desde el punto de vista y lógica de Hamás, ¿cuál puede ser la ganancia para este movimiento?

Hamás es un movimiento integrista y ellos creen ser los intérpretes de lo que dice la divinidad. Hamás se ha ocupado no solo de dirigir espiritualmente la franja de Gaza, sino también de dirigirla económica y socialmente. Sus centros asistenciales son los que están dando más dinero y ayuda. Casi todos los habitantes de la franja de Gaza están encantados con Hamás porque si necesitan algo, con frecuencia acuden a Hamás a pedírselo y ellos se los dan. Hamás es un movimiento musulmán, religioso, integrista que mira por sus intereses teocráticos (gobernar en nombre de Dios), que no atiende razones de política convencional. Desde el punto de vista práctico, esto es una atrocidad, pero desde el punto de vista teocrático, pues probablemente les interese. Por otro lado, no es menos cierto decir, que después de los altos el fuego, todo el mundo se olvida de la franja de Gaza y es la única forma que tiene la franja de Gaza de hacer oír su protesta, su frustración, su convivencia en un lugar semidesértico, la convivencia de 1,8 millones de personas en 362 km2, una población de la cual el 70% vive de la caridad internacional, una población desesperada y sin esperanza. Es gente que va cociendo su resentimiento con el lanzamiento de cohetes, pues no tienen otro sistema para protestar.

¿Está deslegitimado el papel de Egipto como mediador y el de la ONU para detener el problema?

Egipto es uno de los países plenamente interesados en lo que ocurra en su frontera. Una de las exigencias de Hamás para negociar era que se abriera su frontera con Egipto, pero Israel no quiere saber nada de eso porque piensa que por ahí no va a entrar ayuda humanitaria, ni que los palestinos podrán salir a trabajar. Lo que Israel piensa es que si se abre la frontera por ahí van a llegar múltiples cargamentos de armas que harán que los palestinos de Gaza sean aún más poderosos, por tanto Egipto tiene que decir mucho al respecto. Egipto está plenamente legitimado en esta negociación; otra cosa es lo que puedan hacer. Al-Sisi acaba de llegar al poder y podría empezar a mostrar su capacidad de gobierno, su capacidad política, buscando un acuerdo. Con respecto a la ONU, es una de cal y una de arena. Las Naciones Unidas crearon el problema con la partición de Palestina. La ONU no está deslegitimada, creó el problema y debería seguir trabajando para solucionarlo.

¿Qué mensaje envía Israel con la decisión de la ofensiva terrestre a la franja de Gaza? ¿Esta medida aleja más la posibilidad de un cese del fuego?

El mensaje de Israel es ‘dejen de disparar cohetes y de incomodarnos porque reprimiremos con toda energía cualquier acto terrorista contra nosotros’. Aplastando la resistencia, destruyendo sus infraestructuras, eliminando a sus combatientes, Israel gana tiempo. Sabe, por una ya larga experiencia, que no va a terminar con la beligerancia de Hamás, pero sabe, también, que el potencial de los combatientes de Gaza quedará agotado por algún tiempo y, así, hasta la próxima vez. Un círculo mortal que solo puede romperse mediante una negociación en la que se llegue a las raíces del problema.

  • Comparta este artículo
Mundo

Historiador David Solar: ‘No hay una solución militar, solo una diplomática’

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota