Mundo

Según sondeos

Diez partidos integrarían el nuevo Parlamento de Israel

Actualizado el 12 de marzo de 2015 a las 10:41 am

Israel tendrá elecciones generales el 17 de marzo

Mundo

Diez partidos integrarían el nuevo Parlamento de Israel

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jerusalén

Una treintena de partidos participarán en las elecciones generales israelíes del 17 de marzo, de las que saldrá un nuevo primer ministro y un nuevo Parlamento.

La mayoría de formaciones no suelen superar la barrera del 3,25% de los votos que da acceso a la Kneset (Parlamento) constituida por 120 diputados.

Según todos los sondeos, los partidos que podrían tener representación en la nueva legislatura son:

Campo Sionista. Nueva plataforma que aglutina al partido laborista de Isaac Herzog, y el Hatnuá, de Tzipi Livni, con el objetivo de aunar fuerzas en el centro y desbancar al primer ministro Benjamin Netanyahu.

La última vez que los laboristas lideraron un Gobierno fue con Ehud Barak de 1999 a 2001. Desde entonces, su electorado se fue reduciendo hasta 2013, pero la unión con Livni podría convertirlo en la principal fuerza parlamentaria, si bien sin capacidad para gobernar.

La solución del conflicto palestino israelí pasa para la nueva plataforma por el relanzamiento de las negociaciones con los palestinos con base a la solución de los dos estados. En materia económica abogan por un reparto más equitativo de la riqueza nacional y la prestación de ayudas sociales.

Likud. Constituido en 1973 bajo una ideología revisionista nacionalista, lo dirige desde 2005 el actual primer ministro, Benjamin Netanyahu, que aspira a su cuarto Gobierno y tercero consecutivo.

La seguridad de Israel ocupa un papel central en la política de un partido que ha dejado atrás el pragmatismo político de su fundador, Menahem Begin, para radicalizarse hacia la derecha debido a jóvenes figuras con trazos más nacionalistas.

Aunque formalmente Netanyahu acepta la solución de los dos estados para terminar con el conflicto, en la práctica da prioridad a los asuntos de seguridad regional, entre ellos, el programa nuclear de Irán. Su política económica se centra en el liberalismo a ultranza.

Hogar Judío. Liderado desde 2012 por el actual ministro de Economía, Naftalí Bennet, surge a partir de 2008 como una fusión del Partido Religioso Nacional con otros que representaban al movimiento religioso sionista, identificados con la derecha nacionalista más extrema y la colonización de Cisjordania.

Rechaza la solución de crear un Estado palestino y propone la anexión de las zonas rurales de ese territorio, ofreciendo a los palestinos que allí viven la nacionalidad israelí. Defiende el liberalismo económico con la exención fiscal a familias numerosas.

PUBLICIDAD

Lista árabe común. Engloba a Balad (nacionalistas seculares, antisionistas) , Hadash (antiguos comunistas, única formación con judíos y palestinos) y la coalición Ra'am-Ta'al (islámico) , Su dirigente es Aiman Odeh, del frente por la igualdad Hadash.

Aglutina a la mayoría de partidos árabes, que concurren juntos por primera vez en la historia de este país a unas elecciones. Su objetivo es promocionar el voto entre los palestinos con nacionalidad israelí para defender los intereses de esta minoría y apoyar la creación de un Estado palestino en las fronteras de 1967.

Yesh Atid. Situado en el centro del espectro político, el antiguo ministro de Finanzas en el último gobierno de Netanyahu, Yair Lapid, encabeza esta formación secular liberal creada en 2008, que defiende las negociaciones con los palestinos sobre la base de la solución de los dos estados, las políticas económicas para fortalecer a la debilitada clase media y todo tipo de medidas civiles para secularizar la legislación israelí.

Aunque en las pasadas elecciones consiguió hacerse con un amplio número de votos y fue de hecho el partido revelación, en la actualidad lucha por ganar popularidad entre el electorado y parece que perdería la mitad de su caudal de votantes.

Kulanu. Esta nueva formación socio liberal creada en 2014 y liderada por el antiguo ministro de Comunicaciones y Asuntos Sociales, Moshé Kahlon, un ex likudista, muestra como rasgo principal una fuerte preocupación económica sobre el encarecimiento de la vida en Israel.

No ha dado a conocer una postura definida sobre el conflicto palestino israelí pero se declara "pragmático" y a favor de concesiones que conduzcan a una verdadera paz. Sobre otras cuestiones, tiene un programa vago aunque hay voces que apuntan a que podría erigirse como un "poder en la sombra".

Shas. Creada en 1984 la dirige Arie Deri, un poderoso político en los ochenta y noventa que pasó por prisión por delitos de corrupción. Ha estado apartada del poder desde 2013, y por primera vez en su historia participa en unas elecciones sin el impulso que le daba el rabino Ovadía Yosef, fundador y mentor del movimiento. Su muerte el año pasado fragmentó la formación, de forma que el exdirigente Eli Yishai, mucho más derechista que Deri, se presenta por separado.

PUBLICIDAD

Defensores de una legislación que sea acorde a la Halajá (ley judía religiosa) , el Shas aboga por las ayudas a las clases menos pudientes, y mantienen una postura ambivalente sobre el proceso de paz con los palestinos, si bien el Consejo Rabínico que lo dirige tiende en sus decisiones hacia la derecha.

Meretz. Zehava Galón lidera al sionismo progresista, secular y pacifista israelí que se mantiene en la oposición desde 2000 tras su creación en 1992 por la fusión de tres partidos de izquierdas, entre ellos, uno de inclinación comunista sionista.

Sus principios son la defensa de los derechos humanos y civiles, políticas económicas socialdemócratas y una postura muy crítica contra la ocupación israelí de Palestina.

Israel Beitenu. El ministro de Asuntos Exteriores, Avigdor Lieberman, se presenta a la cabeza de esta formación nacionalista secular creada en 1999, que se presentó a las pasadas elecciones en coalición con el Likud, fusión deshecha el verano pasado. Desde entonces ha sufrido una fuerte caída de popularidad y los últimos sondeos le dan una mínima representación en el próximo parlamento, entre 4 y 6 escaños.

Recientemente, Lieberman ha suavizado su postura hacia el conflicto palestino y se ha colocado a la izquierda del Likud, mostrándose flexible ante la creación de un estado palestino a través de un acuerdo, sin definir los términos del mismo.

Judaísmo unido de la Torá. El rabino Yaakov Litzman lidera un colectivo que representa a la comunidad ortodoxa askenazí (mayormente de origen centroeuropeo y lituano) , que ante todo busca fortalecer la legislación religiosa y las ayudas sociales a los ultraortodoxos.

No tiene un programa elaborado sobre cuestiones que no atañen a las relaciones entre el Estado y la religión, en su gama más amplia. Desde su fundación en 1992, a partir del histórico Agudat Israel jasídico y el " jaredí " lituano Deguel Hatorá, su fuerza ha ido creciendo progresivamente, de los cuatro escaños originales hasta los siete en 2013.

  • Comparta este artículo
Mundo

Diez partidos integrarían el nuevo Parlamento de Israel

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota