Mundo

9.700 niños tienen que trabajar en Gaza por aumento de la pobreza

Actualizado el 06 de abril de 2016 a las 03:19 pm

Mundo

9.700 niños tienen que trabajar en Gaza por aumento de la pobreza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La legislación palestina prohíbe el trabajo a cualquier menor de 15 años (AFP)

Jerusalén

El empleo infantil en Gaza ha aumentado significativamente en los últimos siete años, según la Cámara de Comercio local, debido al aumento de la pobreza en la bloqueada Franja, donde alrededor de 9.7000 niños se ven obligados a trabajar.

Mahmud Habib, de 13 años, abandonó sus estudios el año pasado para ayudar económicamente a su padre, actualmente trabaja en un taller mecánico en la zona de Shuyaía, al este de la ciudad de Gaza.

"De veras quiero volver a la escuela, sé que es ilegal que yo esté trabajando aquí, pero no se qué hacer. Odio ver a mi padre y a mis hermanos sufriendo y me siento responsable para con ellos", declaró a EFE este muchacho con las manos mugrientas y envuelto en sucias vestimentas manchadas con gotas de aceite negro.

Habib no es el único caso en la Franja de Gaza, donde, según una encuesta reciente de la Oficina de Estadística Central Palestina (PCBS, por sus siglas en inglés) , el mes pasado 9.700 niños de edades comprendidas entre los 10 y los 17 años trabajaban.

La legislación palestina prohíbe el trabajo a cualquier menor de 15 años, una disposición que violan al menos 2.900 de los 9.700 casos detectados por el PCBS.

Él es el primogénito de la familia, tiene tres hermanos menores y su padre, Khaled Habib, de 32 años, está desempleado desde hace más de siete y forma parte del 43% de la población activa que se halla en paro en la Franja, según datos de la PCBS.

A pesar de su gran perspicacia, la jornada laboral que desarrolla este adolescente —10 horas diarias, 5 días a la semana— le reporta solo 20 shékels al día ($5,29).

La situación en la zona se deteriora sin freno desde 2007 —datos de la ONU indican que alrededor del 80% de la población de la Franja depende de la ayuda humanitaria—, a raíz del bloqueo israelí impuesto al enclave y a la división interna palestina que dejó Gaza en manos del movimiento islamista Hamás y Cisjordania en las del nacionalista al-Fatah, ambos procesos el mismo año.

Además de los niños que realizan duros trabajos con adultos en sectores como el mecánico, agrícola, de la construcción e industria, muchos otros menores han abandonado la escuela para lanzarse a la calle a vender cualquier cosa con la que ganar unas monedas.

"Mi padre resultó herido en la ofensiva israelí de 2009 y no puede trabajar porque quedó discapacitado. Yo y mis hermanos vendemos diferentes cosas en la calle para ganarnos la vida",  dijo Hamza Shabán, de 13 años, que vende golosinas cerca de uno de los restaurantes de Gaza capital.

En los centros urbanos de la Franja, estos niños forman parte de la imagen habitual merodeando en los alrededores de bancos, restaurantes y los semáforos más populares mientras sus sillas esperan vacías en la escuela.

Para ayudar a paliar esta situación, la asociación al-Widad, con sede en Gaza, trata de convencer a estos chicos y a sus familias de que los menores retomen los estudios.

Ahmed al-Mughari, uno de los expertos de la asociación, contó a EFE que parte de sus actividades están enfocadas a ayudar a esos niños "a llevar una vida normal (..) proporcionándoles educación adicional".

Hisham Ahmed, de 14 años, es uno de los niños que, gracias a la ayuda de la organización, ha dejado de vender globos frente a uno de los bancos de Gaza para volver a la escuela.

"Tenía una vida muy difícil. Dejé la escuela para ayudar a mi familia. Al-Widad me encontró y convenció a mi padre de que debía dejar ese tipo de trabajos y volver a la escuela, y ahora me estoy preparando para continuar con mi educación en setiembre", añadió.

Expertos de la asociación afirman que el empleo infantil en Gaza ha crecido hasta un 4,8% —una tendencia contraria a la del resto mundo en desarrollo—, lo que según el profesor palestino de Psicología, Naim al-Ghalban, pone en serio riesgo la estructura familiar y social en la Franja.

En declaraciones a EFE, al-Ghalban recordó que la estructura básica de cualquier comunidad en el mundo se sustenta en los niños y en alentar su correcto desarrollo "creará ciertamente una comunidad más fuerte, bien formada y creativa".

La mayor parte de la población de la Franja de Gaza, estimada en 1,8 millones de personas, vive bajo una situación económica y social muy difícil debido a las altas tasas de pobreza y desempleo, que originan el desánimo y la pérdida de esperanza de que la situación llegue a mejorar.

  • Comparta este artículo
Mundo

9.700 niños tienen que trabajar en Gaza por aumento de la pobreza

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios

Noticias Relacionadas

Regresar a la nota