Mundo

El miedo y la tensión crecen en Cisjordania y Jerusalén

Actualizado el 12 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Ejército israelí mata a palestino y aumenta seguridad para evitar atentados

Líderes se acusan mutuamente de estar alimentando la escalada de violencia

Mundo

El miedo y la tensión crecen en Cisjordania y Jerusalén

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jerusalén.AFP Un joven palestino murió el martes por disparos de soldados israelíes en las afueras de una colonia en la Cisjordania ocupada, durante enfrentamientos que hacen temer una escalada de la violencia.

Mapa de ubicación de Cisjordania.
ampliar
Mapa de ubicación de Cisjordania. (Fiorella Mora)

En Israel, las medidas de seguridad, que ya eran draconianas, fueron reforzadas tras dos nuevos atentados protagonizados individualmente por palestinos que han causado gran alarma.

Al menos 17 palestinos han muerto en Cisjordania en choques con soldados israelíes desde junio, según conteo de AFP.

Por otra parte, un palestino mató, el lunes, a una israelí de 25 años e hirió a otros dos colonos a cuchilladas en una parada de autobús. Ese mismo día otro palestino de 17 años acuchilló mortalmente a un soldado israelí de 20 años en Tel Aviv.

Cuatro personas murieron desde finales de octubre en dos ataques perpetrados con coches conducidos por palestinos, que embistieron a grupos de peatones.

“La Policía está en estado de alerta avanzada” indicó la portavoz Luba Samri. Eso se manifiesta en que “miles de policías, oficiales y voluntarios han sido desplegados en todo el país”, explicó.

Esa horrible sensación... El sentimiento de inseguridad crece.

“Si esta locura no se acaba ahora, vamos a hallarnos en el mismo punto que durante los días sombríos de la segunda Intifada”, entre 2000 y 2005, escribió el diario Yedioth Ahronoth.

“Notamos de nuevo ese sentimiento opresivo de amenaza a la seguridad física y todo el mundo empieza a preguntarse ¿hago bien en ir en coche a Jerusalén?, ¿hago bien en tomar el autobús?”, escribe el periodista Alex Fishman en el periódico, uno de los más leídos de Israel.

“Está claro que estamos asistiendo a una escalada –advirtió el ministro de Defensa, Moshe Yaalon– pero ¿cómo describirla? Vamos a ver”.

La violencia se ha extendido también a las ciudades árabes del norte del Israel, donde durante el fin se semana la Policía mató a un árabe-israelí durante un arresto cuyos detalles han provocado gran indignación en los territorios palestinos.

Según un video de seguridad, el joven no presentaba ningún peligro cuando fue ultimado.

Mientras tanto, el proceso de paz sigue en punto muerto y los líderes de ambas partes lanzan acusaciones mutuas.

PUBLICIDAD

El primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, acusó ayer al presidente palestino, Mahmud Abás, de “incitar” a los palestinos a la violencia y a la comisión de atentados, a raíz del contenido de su discurso conmemorativo del décimo aniversario del fallecimiento del líder palestino Yaser Arafat.

Abás “ha demostrado que no es un socio y que es un irresponsable. En lugar de rebajar los ánimos, los calienta”, se lamentó Netanyahu.

Abás, por su parte, acusa a Israel de arrastrar a la región a una “guerra religiosa” y, refiriéndose a los últimos enfrentamientos en Jerusalén Este y en la Explanada de las Mezquitas, aseguró que los palestinos “defenderán Al Aqsa y las iglesias de los colonos y del extremismo”.

Tampoco avanza la anunciada reconciliación entre los dos principales movimientos palestinos, Fatá, del presidente Abás, y Hamás, que controla Gaza.

Este martes, Abás acusó a Hamás de “sabotear” y “destruir” la reconciliación palestina después de varias explosiones contra bienes de su partido en la Franja.

  • Comparta este artículo
Mundo

El miedo y la tensión crecen en Cisjordania y Jerusalén

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota