Mundo

Putin dice que campaña militar en Siria incrementó demanda de armas rusas

Actualizado el 14 de abril de 2016 a las 07:53 am

Rusia ha puesto en marcha la construcción de nuevas fábricas de armamento para satisfacer el mercado

Mundo

Putin dice que campaña militar en Siria incrementó demanda de armas rusas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
La cartera de armamento encargado para los próximos años asciende a 50.000 millones

La campaña militar de Rusia en Siria incrementó la demanda de armas por parte de clientes extranjeros y ya hay encargos por valor de más de $50.000 millones para los próximos años, dijo este jueves el presidente ruso, Vladímir Putin.

"El año pasado vendimos armamento por valor de $15.000 millones. La cartera de encargos para los próximos años asciende a 50.000 millones", aseguró el jefe del Kremlin durante su tradicional "Línea directa" en la que responde en vivo a las preguntas de sus conciudadanos.

El incremento de la demanda para algunas armas es tal que Rusia ha puesto en marcha la construcción de nuevas fábricas para satisfacer el mercado.

"En sistemas de defensa antiaérea no podemos satisfacer la demanda exterior. Por eso nos vemos forzados a construir dos nuevas plantas para su fabricación", agregó Putin.

El mandatario apuntó que Rusia mantiene el segundo lugar en la lista de líderes mundiales en la exportación de armamento y equipamientos militares en el mercado global (sólo por detrás de Estados Unidos) y "a una gran distancia de sus más inmediatos perseguidores".

También recordó que Rusia ha reducido sensiblemente la presencia de sus Fuerzas Aéreas en Siria tras intermediar, junto con Estados Unidos, en la adopción del alto el fuego que rige ahora en el país árabe.

"Tenemos mucha confianza en que la renuncia de ambas partes del conflicto (Damasco y la oposición) a emplear las fuerzas armadas con apoyo externo, incluido el nuestro, ayudará a la pacificación y al proceso político", recalcó.

Este miércoles se reiniciaron en Ginebra las negociaciones de paz entre el Gobierno del presidente sirio, Bachar al-Asad, y la oposición representada por la Comisión Suprema para las Negociaciones, una entidad formada por políticos opositores en el exilio y grupos rebeldes sirios.

Pese a que ésta es ya la tercera ronda de las conversaciones, las dos partes siguen sin sentarse cara a cara y negocian a través de terceros debido a sus diferencias.

Washington y la oposición exigen que el presidente sirio renuncie a seguir en el futuro en la escena política, mientras Moscú y Damasco insisten en que eso lo deberá decidir el pueblo sirio.

  • Comparta este artículo
Mundo

Putin dice que campaña militar en Siria incrementó demanda de armas rusas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota