Mundo

Primer ministro iraquí promete liquidar a los terroristas

Actualizado el 01 de septiembre de 2014 a las 03:27 pm

Mundo

Primer ministro iraquí promete liquidar a los terroristas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Bagdad

El primer ministro saliente de Irak prometió el lunes convertir Irak en una “gran tumba”  para los milicianos sunitas del grupo Estado Islámico y felicitó a las fuerzas de seguridad que lograron una poco frecuente victoria sobre los insurgentes al levantar el cerco a una ciudad chiita.

Nuri al-Maliki formuló sus declaraciones durante una visita no anunciada a la comunidad norteña de Amirli, donde fue recibido con abrazos. Un día antes, las fuerzas iraquíes apoyadas por milicias chiitas aliadas a Irán y por ataques aéreos estadounidenses rompieron el sitio de dos meses a la ciudad donde habían quedado atrapados unos 15.000 turcomanos chiitas.

En imágenes difundidas por la televisión estatal, se vio a al-Maliki sentado frente a un escritorio de madera bajo un cartel con la imagen del líder chiita gran ayatola Alí al-Sistani ordenando promociones y recompensas para los victoriosos.

"Los saludo por su firmeza y paciencia contra esas bestias y asesinos", dijo a un grupo de combatientes mientras se entonaban lemas religiosos chiitas. Prometió desarraigar a los milicianos sunitas de las áreas que controlan en el país.

"Todo Irak será una tumba para esos infieles y enviaremos a la muerte a toda la pandilla”  del Estado Islámico, agregó.

Horas antes de la visita comenzó a llegar ayuda a la ciudad. Cuatro camiones cargados con alimentos y medicamentos llegaron despachados por el gobierno y la Cruz Roja iraquí, según Alí al-Bayati, que dirige la organización de asistencia llamada Fundación para la Salvación de los Turcomanos. Los soldados empezaron a llevar alimentos a las familias a sus casas el domingo por la noche.

"La situación está volviendo a la normalidad pero gradualmente", dijo al-Bayati. "Algunas personas salieron de sus casas y caminaron por las calles. Los comercios siguen cerrados, pero la gente está feliz de ver la ciudad custodiada por las fuerzas de seguridad iraquíes".

El legislador turcomano chiita Fawzi Akram al-Tarzi dijo que los ataques aéreos estadounidenses y el apoyo iraní a las fuerzas iraquíes  “desempeñaron un papel positivo para derrotar a los terroristas”.

El lunes, las fuerzas iraquíes y milicianos chiitas recapturaron el pueblo cercano de Suleiman Beg después de encarnizadas batallas con los milicianos sunitas, agregó.

"El pueblo valiente de Amirli hizo de su ciudad una nueva Estalingrado”, afirmó, refiriéndose al nombre antiguo de la ciudad rusa de Volgogrado, famosa por resistir un largo asedio de los nazis durante la Segunda Guerra Mundial.  “El pueblo de Amirli demostró claramente que los iraquíes no son intimidados por terroristas”.

Por otra parte, la ONU informó el lunes que el número de iraquíes muertos por la violencia se redujo ligeramente en agosto comparado con el mes previo, con unos 1.420 fallecidos.

La misión de Naciones Unidas en Irak dijo en un comunicado que la cifra de muertos incluye 1.265 civiles y 155 integrantes de las fuerzas de seguridad del país. Agregó que hubo 1.370 heridos.

La agencia dijo que las cifras es el número  “absoluto mínimo”  de decesos y no incluyen los fallecimientos en la provincia occidental de Anbar ni otras partes del norte de Irak que han estado retenidas por los milicianos por meses. Agregó que las  “cifras reales podrían ser significativamente mayores”.

El julio se reportaron 1.737 fallecimientos y en junio 2.400 mientras los milicianos sunitas entraban al país, la mayor cifra desde abril de 2005.

  • Comparta este artículo
Mundo

Primer ministro iraquí promete liquidar a los terroristas

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota