Mundo

Presidente de Turquía se consolida como el líder indiscutible

Actualizado el 02 de noviembre de 2015 a las 12:00 am

Mundo

Presidente de Turquía se consolida como el líder indiscutible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

This picture loads on non-supporting browsers.
Erdogan acudió a las urnas este domingo en Estambul. | AP

Estambul. AFP. Para unos es el “salvador” de Turquía, para otros un “dictador”. A pesar de estar cada vez más cuestionado, el presidente Recep Tayyip Erdogan confirmó este domingo en las urnas que sigue siendo el líder indiscutible del país.

Su sueño de instaurar una “superpresidencia” se quebró en las elecciones legislativas de junio. Pese a involucrarse personalmente en la campaña, el Partido de la Justicia y el Desarrollo (AKP) perdió la mayoría absoluta en el Parlamento .

Lejos de dejarse amedrentar, Erdogan, apodado el Sultán, volvió a la carga.

Durante semanas, dejó que se estancaran las conversaciones para la formación de un gobierno de coalición y, al constatar su fracaso, llamó a las urnas, por cuarta vez en dos años, convencido de poder “rehacerse”.

Apenas más discreto que en junio, continuó haciendo campaña por un “gobierno de un solo partido”. “No llegué a este puesto caído del cielo”, dijo, haciendo valer que fue elegido presidente con el 52% de los votos en agosto del 2014.

Y este domingo, contra los pronóstico, su partido logró la mayoría absoluta en el Parlamento.

Reconocido. A sus 61 años, Erdogan sigue siendo el jefe político más popular y carismático de su país desde Mustafá Kemal Atatürk, padre de la República laica.

Se convirtió en jefe de gobierno en el 2003, sobre las ruinas de una grave crisis financiera. Para sus partidarios, es el hombre del milagro económico y de las reformas que liberaron a la mayoría religiosa y conservadora del país del yugo de la élite laica.

Sin embargo, también se ha convertido en los últimos dos años en la figura más criticada en Turquía, denunciado por su deriva autocrática e islamista.

Elegido alcalde de Estambul en 1994, triunfó en 2002 cuando su AKP ganó las elecciones legislativas y se convirtió en primer ministro un año más tarde.

Durante años, su modelo de democracia conservadora, aliando capitalismo liberal e islam moderado, encadenó éxitos, gracias al crecimiento económico y a sus planes de entrar en la UE.

Reelegido en el 2007 y el 2011, ambicionó seguir en el poder hasta el 2023 para celebrar el centenario de la República turca.

Erdogan se ríe de quienes le llaman “dictador”, pero persigue por “insulto” a todos los rivales, periodistas o simples ciudadanos que lo cuestionan.

  • Comparta este artículo
Mundo

Presidente de Turquía se consolida como el líder indiscutible

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota