Mundo

Manejo de la crisis

Oposición está a disgusto con Barack Obama por caso de Siria

Actualizado el 09 de septiembre de 2013 a las 12:00 am

Republicanos dicen que presidente ha perdido respaldo entre congresistas

Casa Blanca apura esfuerzos para lograr apoyo del Capitolio a plan de intervención

Mundo

Oposición está a disgusto con Barack Obama por caso de Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ataque a Siria sería más intenso (AFP)

Washington. EFE y AFP. En momentos cuando la Casa Blanca refuerza su ofensiva en casa y en el exterior para persuadir a los escépticos a apoyar un ataque contra el régimen sirio, varios congresistas republicanos de alto rango criticaron ayer la gestión de la crisis de Siria por parte del presidente Barack Obama, y afirmaron que “ha perdido apoyo en la última semana” de cara al voto de autorización para una intervención militar.

“Creo que es bastante claro que ha perdido apoyo en la última semana”, afirmó Mike Rogers, presidente del Comité de Inteligencia de la Cámara de Representantes en el programa Face the Nation , de la cadena de televisión CBS.

Rogers, representante por Míchigan, subrayó que la administración de Obama ha hecho “un trabajo horrible” a la hora de presentar argumentos convincentes para la intervención militar en Siria para castigarla por el supuesto uso de armas químicas.

Por su parte, Peter King, expresidente del Comité de Seguridad Nacional, también se mostró decepcionado con el modo de actuar por parte del gobierno de Obama.

“Me gustaría que el presidente hubiera realizado esto de mejor manera. Me gustaría que hubiera dejado de defender su propia línea roja. Y me gustaría que fuera más un comandante en jefe que un organizador comunitario”, dijo King, representante por Nueva York, en la red de televisión NBC.

Tanto Rogers como King, sin embargo, expresaron su intención de votar a favor del ataque, pero se lamentaron de la pérdida de apoyo en el seno del legislativo.

 Rebeldes sirios alistaban armas  para usarlas durante combates contra el régimen, el sábado,   en  Deir Ezzor. | AFP
ampliar
Rebeldes sirios alistaban armas para usarlas durante combates contra el régimen, el sábado, en Deir Ezzor. | AFP

El presidente decidió el 31 de agosto solicitar al Congreso autorización para una intervención militar limitada en Siria , en respuesta al supuesto uso de armas químicas por parte del régimen de Bashar al-Asad el 21 de agosto, cuestión que Obama había delimitado como una “línea roja”.

Durante la semana, el secretario de Estado, John Kerry; el secretario de Defensa, Chuck Hagel, y el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto, comparecieron ante las dos cámaras del Congreso para defender el ataque a aquel país de Oriente Medio.

El fin de semana, la Administración redobló sus esfuerzos de presión sobre legisladores para recabar respaldo en el Congreso ante la percepción de que podría no contar con el espaldarazo necesario.

PUBLICIDAD

El Comité de Relaciones Exteriores del Senado aprobó la pasada anterior una resolución de apoyo a la intervención por un lapso de 60 días, que excluye la presencia de tropas sobre el terreno.

Se espera que el pleno del Senado someta a votación ese proyecto a mediados de semana, y luego deberá pasar a la Cámara de Representantes, donde se prevé que enfrente los principales obstáculos.

Obama hará apariciones hoy en todas las emisoras de televisión del país antes de dirigirse en un discurso a toda la nación, mañana, desde el Despacho Oval, con el objetivo de presentar las razones para justificar la necesidad de que Estados Unidos se involucre en una guerra de dos años de duración que ya ha dejado más de 100.000 muertos.

Al-Asad se defiende. La batalla política también la libra el presidente de Siria, Bashar al-Asad, quien aparecerá este lunes en CBS para negar que se encuentre detrás del supuesto ataque con armas químicas contra su pueblo el mes pasado.

En una rara entrevista con un canal de televisión estadounidense, no solo rechazó esa acusación, sino que lanzó una advertencia velada al pueblo estadounidense a no involucrarse militarmente en la rebelión contra su gobierno.

El dirigente sirio advirtió de que mientras su país se prepara “lo mejor que puede” ante una acción militar estadounidense, esta podría generar amargas consecuencias.

“No hay pruebas de que usé armas químicas contra mi propio pueblo”, sostuvo –según se adelantó– el presidente en esa entrevista.

Además, el mandatario del país árabe envió un mensaje al pueblo estadounidense, recordándole que “no ha tenido buenas experiencias al involucrarse en conflictos y guerras en Oriente Medio”.

Bashar al-Asad también sugirió que “habría, entre los que están alineados con él, algún tipo de represalia si se lleva a cabo un bombardeo”, afirmó el veterano corresponsal de la CBS Charlie Rose.

  • Comparta este artículo
Mundo

Oposición está a disgusto con Barack Obama por caso de Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota