Mundo

Barack Obama corta ejercicios, pero no la ayuda militar a Egipto

Actualizado el 16 de agosto de 2013 a las 12:00 am

Mundo

Barack Obama corta ejercicios, pero no la ayuda militar a Egipto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Chilmark, EE. UU. AFP. El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, anunció ayer la cancelación de ejercicios militares conjuntos entre su país y Egipto, tras condenar “enérgicamente la brutal represión” contra opositores, pero sin llegar a cortar la ayuda a El Cairo.

“Aunque queremos mantener nuestra relación con Egipto, nuestra cooperación tradicional no puede perdurar como siempre cuando hay civiles que han sido asesinados en las calles y los derechos humanos retroceden”, dijo Obama desde la isla de Martha’s Vineyard, donde pasa una semana de vacaciones.

“En consecuencia, esta mañana anunciamos al Gobierno egipcio que anulamos nuestras maniobras militares bienales que debían realizarse el mes próximo”, aseguró.

Los ejercicios militares conjuntos también fueron suspendidos en 2011, cuando Egipto se encontraba en plena Primavera Árabe, que dio pie a la caída del régimen de tres décadas de Hosni Mubárak, estrecho aliado de Estados Unidos.

Obama no llegó a anunciar la suspensión de la importante ayuda militar aportada a Egipto. Así, la cancelación de las maniobras tiene un valor solamente simbólico, visto el alcance de la cooperación militar: desde 1979 Egipto es el mayor beneficiario, luego de Israel, de la ayuda bilateral estadounidense, y hasta ahora ha recibido unos 68.000 millones de dólares, según el Servicio de investigación del Congreso (CRS).

Destinada a mantener a Egipto en paz con Israel y a hacer de El Cairo un eje de la política árabe de Washington, esta ayuda es esencialmente militar: $1.300 millones anuales –mismo monto desde 1987– contra 250 millones de ayuda económica.

La importancia de la ayuda estadounidense es tal que cubre casi 80% de los gastos de equipamiento del ejército egipcio, según el CRS.

Más allá de las consideraciones políticas y militares, una anulación de la ayuda tendría consecuencias financieras importantes para Estados Unidos.

De hecho, la ayuda no es entregada a Egipto. Es Washington que pasa directamente los contratos a fabricantes de armamento estadounidenses para que provean los equipos militares solicitados por El Cairo.

Dicho de otra manera, en caso de anulación de la ayuda a Egipto, Washington continuaría comprometido con los industriales estadounidenses y debería pagar pesadas multas por rescindir contratos.

  • Comparta este artículo
Mundo

Barack Obama corta ejercicios, pero no la ayuda militar a Egipto

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota