Mundo

Avance de rebeldes en Irak

ONU saca de Bagdad a 58 empleados por seguridad

Actualizado el 17 de junio de 2014 a las 12:00 am

Estados Unidos plantea la opción de usar drones para atacar a yihadistas

Los insurgentes continúan con su ofensiva para tomar más ciudades

Mundo

ONU saca de Bagdad a 58 empleados por seguridad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Naciones Unidas. AFP y AP. Una parte del personal de Naciones Unidas en Bagdad abandonó la capital iraquí como medida de precaución y será reinstalada en otros lugares de Irak, anunció ayer la ONU.

Se trata de una medida temporal que atañe por el momento a 58 de los 200 empleados internacionales de la ONU que trabajan en la capital iraquí y sus alrededores, precisó un portavoz.

Esos 58 funcionarios partieron el lunes hacia Amán, con el objetivo de ser reinstalados en Erbil, en Irak, afirmó el portavoz adjunto de Naciones Unidas, Farhan Hak.

“Otros movimientos de ese tipo podrían realizarse en los próximos días”, agregó el funcionario.

“Hemos revisado nuestra evaluación en los últimos tres días (...). La situación ha cambiado en el terreno desde hace unos días y, en consecuencia, adaptamos nuestro dispositivo”, explicó Hak.

Hak insistió en que la ONU continuará con su trabajo en Irak.

La semana pasada, la ONU consideró que la situación en Bagdad era segura, pero la evaluación fue revisada durante los últimos tres días, según Hak.

El portavoz de la ONU recalcó que el grave empeoramiento de la situación en Irak debería dar a todos los países, dentro y fuera de la región, más motivos para lograr un acuerdo negociado a la guerra civil en Siria, que se está extendiendo más allá de sus fronteras.

Intervención estadounidense. Por su parte, Estados Unidos (EE. UU.) plantea los ataques con drones para frenar la ofensiva lanzada por los yihadistas hace una semana en Irak, donde ayer ocuparon algunos sectores de la estratégica ciudad de Tal Afar (noreste), donde la mitad de la población tuvo que huir.

La organización yihadista sunita del Estado Islámico en Irak y el Levante (EIIL), apoyada por los partidarios del régimen del presidente derrocado Sadam Huseín, controla buena parte del centro y norte del territorio, como Mosul, la segunda ciudad del país.

Su objetivo es establecer un Estado islámico en una zona fronteriza con Siria.

Así, los insurgentes buscaban ayer controlar el total de Tal Afar, un enclave chiita situado 380 kilómetros al noroeste de Bagdad, en la ruta hacia la frontera siria y una de las pocas ciudades no controladas por ellos en la provincia mayoritariamente sunita de Nínive.

Las fuerzas de seguridad iraquíes aseguraron haber repelido un asalto de los insurgentes en esta ciudad, si bien un habitante de la ciudad y varios responsables aseguraron que los yihadistas penetraron en Tal Afar. Un responsable del gobierno provincial de Nínive indicó que incluso habían tomado el control total.

La mitad de la población total del área de Tal Afar, huyó ante el avance de los yihadistas, según un responsable municipal, Abdulá Abás, quien reclamó por la necesidad de ayuda internacional.

Los insurgentes tomaron la víspera la localidad de al-Adhim, en la provincia de Diyala (este).

Ante el avance fulgurante que las fuerzas iraquíes intentan detener, EE. UU. anunció que su presidente, Barack Obama, realiza un examen minucioso de cada una de las opciones a disposición, incluidos los ataques con drones (avión teleguiado).

EE. UU., que se retiró militarmente de Irak en 2011, está dispuesto a conversar con Irán sobre la situación en Irak, según indicó el secretario de Estado estadounidense, John Kerry. Ambos países coinciden en Viena en las negociaciones sobre el programa nuclear iraní reanudadas ayer.

Eso no incluye la intención de coordinar acciones militares.

  • Comparta este artículo
Mundo

ONU saca de Bagdad a 58 empleados por seguridad

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota