Mundo

Riad está molesto con posible acercamiento de EE. UU. con IrÁN

Kerry: sólidos lazos con Arabia Saudí, pese a divergencia por Siria

Actualizado el 05 de noviembre de 2013 a las 12:00 am

Arabia Saudí insiste en que se debe poner fin a la guerra civil que destroza ese país

Visita de secretario de Estado no logró limar diferencias con aliado clave en región

Mundo

Kerry: sólidos lazos con Arabia Saudí, pese a divergencia por Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Riad. AFP. El secretario de Estado norteamericano, John Kerry, aseguró ayer en Riad que las relaciones entre los Estados Unidos y sus aliados saudíes permanecían sólidas, a pesar de las divergencias sobre Siria, que no logró limar.

Enviado de urgencia a Riad para apaciguar las tensiones entre los dos países, Kerry afirmó durante una conferencia de prensa con su homólogo saudí, el príncipe Saud al-Faysal, que “no hay divergencias” sobre la crisis siria.

John Kerry (izq.) y el  príncipe  Saud al-Faysal, reunidos ayer en Riad.  | AFP
ampliar
John Kerry (izq.) y el príncipe Saud al-Faysal, reunidos ayer en Riad. | AFP

Pero el príncipe Saud, cuyo país apoya sin reservas a la oposición armada al régimen del presidente Bashar al-Asad, afirmó que las negociaciones sobre la crisis siria “no pueden mantenerse indefinidamente” y que había que “poner fin a las tragedias”.

“No hay divergencias en nuestro objetivo común en Siria”, insistió el canciller de Estados Unidos, quien fue recibido por primera vez en Riad por el rey Abdalá.

Washington “no se quedará de brazos cruzados mientras Asad sigue usando armas contra su propia gente”, añadió.

Aseguró, sin embargo, que Estados Unidos se oponía a una intervención militar.

“Salvo una solución negociada, no vemos muchos medios para poner fin a la violencia (...) porque no disponemos de la autoridad legal, la justificación o el deseo en este momento para encontrarnos en medio de una guerra civil”, dijo.

“El reino de Arabia Saudí sabe perfectamente acerca de la importancia de las negociaciones para resolver las crisis, pero estimamos que no pueden seguir indefinidamente”, afirmó –por su parte– el ministro saudí.

El príncipe subrayó que las relaciones “entre amigos reposan sobre la franqueza” y que “las divergencias son normales”.

Asperezas por limar. Arabia Saudí reprocha a Estados Unidos lo que considera falta de acción ante el drama sirio, y no oculta su cólera tras la renuncia, en setiembre, del presidente Barack Obama a llevar a cabo ataques selectivos contra el régimen de Asad.

A Riad le preocupa el eventual acercamiento de Washington con el nuevo presidente de Irán, el moderado Hasan Ruhaní, lo que podría repercutir en los nexos con las monarquías árabes del Golfo.

El príncipe Saud al-Faysal aseguró a este respecto que “Siria es un territorio ocupado” debido a la presencia de las fuerzas iraníes.

PUBLICIDAD

Estimó que “la iniciativa más importante que (Irán) podía tomar es retirarse de Siria con su aliado libanés, el Hezbolá” chiita, cuyos miembros participan en los combates, junto con las fuerzas de Asad.

El domingo, en El Cairo, en la primera etapa de su gira de 11 días, John Kerry aseguró que Estados Unidos sigue al lado de sus aliados en una región desestabilizada por la Primavera Árabe.

Washington, Moscú y las Naciones Unidas tratan, no sin dificultades, de reunir en Ginebra una conferencia internacional con la participación del régimen y de la oposición para encontrar una solución política al conflicto sirio.

La oposición, muy dividida, reclama garantías para que la conferencia, denominada Ginebra-2 demande la salida de al-Asad, lo cual el régimen rechaza.

  • Comparta este artículo
Mundo

Kerry: sólidos lazos con Arabia Saudí, pese a divergencia por Siria

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota