Mundo

Jerusalén respira aire tenso después de mortal atentado

Actualizado el 20 de noviembre de 2014 a las 12:00 am

Netanyahu dice que destrucción de viviendas constituye apenas el comienzo

Líderes islámicos, judíos y cristianos llaman a la tolerancia y contra la violencia

Mundo

Jerusalén respira aire tenso después de mortal atentado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Jerusalén. EFE, AFP y EFE. La tensión se mantuvo ayer en Jerusalén, un día después del atentado más sangriento de los últimos años –que causó siete muertos en una sinagoga, entre ellos cinco judíos– con disturbios dispersos y la demolición por fuerzas israelíes de la casa de un palestino responsable de un atropello mortal en octubre.

Los incidentes despuntaron en el barrio de Silwan, en la parte este de la ciudad, donde Israel demolió la vivienda de la familia de Abed al-Rahmán al-Shaludi , quien el mes pasado arrolló a varias personas en una parada del tranvíam, que atraviesa Jerusalén, y ocasionó dos muertos y cinco heridos.

Las viviendas de otros palestinos acusados de participar en ataques contra israelíes correrán quizás la misma suerte.

Además de la casa de los Shaludi, tres familias recibieron una notificación formal de que la suya será demolida.

Las viviendas de los autores del atentado del martes también tendrán la misma suerte.

“La ocupación israelí quiere romper nuestra familia y desplazarnos. Creen que derribando las casas de los mártires, disuadirán a la gente de Jerusalén y Palestina, pero la violencia engendra violencia”, manifestó la madre de al-Rahmán en declaraciones a la agencia Maan.

Para empezar. Por su parte, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, se mostró satisfecho con aquella acción y aseguró que se trataba solo del comienzo.

israel

“Esta mañana hemos demolido la casa de un terrorista. Este es un importante y significativo paso y habrá más demoliciones. No tenemos nada contra los residentes del este de Jerusalén, pero no toleraremos ataques a nuestros residentes y actuaremos contra los que lo hagan y abracen la incitación”, advirtió.

Agregó: “Con determinación y mano dura, restauraremos la seguridad en Jerusalén”.

El Gobierno israelí resolvió la pasada semana endurecer los castigos tras el incremento de ataques de palestinos a israelíes, que en las últimas semanas cobraron nueve víctimas , y reinstauró la norma de destruir los domicilios de los atacantes, abandonada a finales de la Segunda Intifada por su falta de eficacia.

Los vecinos de Silwan, sin embargo, decidieron oponer resistencia a la resolución de las autoridades y se enfrentaron con piedras a las fuerzas israelíes.

PUBLICIDAD

El primer ministro israelí incidió ayer en la recuperación de esta medida tras la reunión de seguridad que mantuvo con su gabinete luego del atentado en una sinagoga en el barrio de Hor Nof, en Jerusalén Oeste.

Cuatro rabinos y un policía murieron a manos de dos palestinos, que llegaron al templo pertrechados con cuchillos, hachas y una pistola. Los dos atacantes fueron ultimados por la Policía.

Asimismo, anunció otras medidas de castigo, como el reforzamiento de la seguridad en torno a la urbe, donde los actuales 3.000 efectivos policiales han recibido el despliegue adicional de 1.000 nuevos agentes.

Israel destruye casa de palestino (AFP)

Apelación a la tolerancia. En medio de este clima enrarecido, varios clérigos, en representación de las comunidades cristiana, judía y musulmana, se reunieron ayer cerca de la sinagoga donde tuvo lugar la matanza.

No estuvieron presentes las autoridades islámicas de Jerusalén y los rabinos de mayor rango.

“Gente de todas las religiones presentes aquí, en la Tierra Santa, desea expresar el sentir común de que este no es el camino (la violencia)”, afirmó el rabino Michael Melchior, exlegislador israelí. “Podemos tener nuestras diferencias políticas, religiosas, pero este no es el camino” .

En presencia del patriarca ortodoxo Theofilis III de Jerusalén y el patriarca latino Fuad Twal, el jeque Samir Assi, imán de la mezquita Al-Jazaar, en la ciudad de Acre, condenaron el ataque.

“Hemos venido para manifestarnos contra este acto criminal, que involucra una agresión a la santidad de la morada de Dios y a feligreses inermes” , expresó.

  • Comparta este artículo
Mundo

Jerusalén respira aire tenso después de mortal atentado

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota