Mundo

Iraquí es un símbolo para Estado Islámico

Actualizado el 30 de enero de 2015 a las 12:00 am

Mundo

Iraquí es un símbolo para Estado Islámico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Amán. AFP. La combatiente iraquí Sajida al-Rishawi, cuya liberación exige el Estado Islámico a cambio de un rehén japonés y un piloto jordano, es un importante símbolo para los yihadistas, según expertos.

El grupo yihadista “quiere que los demás actores lo vean como un Estado y esta propuesta de un canje de prisioneros con una nación enemiga –en lugar de un simple pedido de rescate como suelen hacer los grupos armados– es una de las maneras de alcanzar este objetivo”, explicó Aymen al-Tamimi, del Foro sobre Oriente Medio, establecido en Filadelfia (Estados Unidos).

Rishawi , de 44 años, fue detenida cuatro días después de los atentados que dejaron 60 muertos en el 2005 en Amán.

El grupo EI amenazó con matar al piloto jordano Maaz al-Kasasbeh , detenido por la organización, si Jordania no libera a al-Rishawi y la conduce a la frontera turca para realizar un canje de prisioneros. En este último caso, la combatiente iraquí podría ser canjeada por el rehén japonés Kenji Goto, según el EI.

Para Mohamed Abu Reman, del Centro de Estudios Estratégicos de la Universidad de Jordania, la liberación de al-Rishawi, condenada a muerte en Amán, “sería una victoria moral para el EI”. Al-Rishawi “es importante por sus vínculos con al-Qaeda en Irak”, apuntó al-Tamimi.

Hasan Abu Hanieh, experto en grupos islamistas, resaltó que al-Rishawi “figuraba con Zarkaui entre los miembros (de al-Qaeda en Irak) que luego fundaron el Estado Islámico. Hanieh se refiere al jordano Abu Musab al-Zarkaui, líder de al-Qaeda en Irak, muerto en 2006.

En una confesión difundida por televisión, explicó que no había logrado activar su cinturón de explosivos en uno de los tres hoteles que constituían los blancos de los kamikazes.

La mayoría de las víctimas eran jordanos. Muchos de ellos habían sido invitados a una fiesta de casamiento.

Una fuente de seguridad jordana afirmó que Rishawi pasa gran parte del día en la cárcel leyendo el Corán y mirando canales de televisión islámicos.

Rishawi “es muy importante porque pertenece a una importante tribu sunita y porque es de Anbar”, la provincia occidental de Irak controlada por el EI, puntualizó Hanieh.

Además, es “la hermana de un exemir (de al-Qaeda) y lugarteniente de Zarqaui que murió como mártir”.

EI “quiere a Rishawi y nadie más por la importancia moral y simbólica” que tiene, estimó también Oraib al-Rentawi, director del Centro Al-Qods de estudios políticos de Amán. “Su nombre está vinculado con Zarqaui”, agregó.

  • Comparta este artículo
Mundo

Iraquí es un símbolo para Estado Islámico

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota