Mundo

Inestabilidad política está muy presente en Yemen

Actualizado el 21 de enero de 2015 a las 12:00 am

Mundo

Inestabilidad política está muy presente en Yemen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Saná. EFE y Redacción. Los rebeldes chiitas hutíes mantienen desde el 2004 una férrea disputa política con el Gobierno de Yemen, en el cual están de por medio intereses y de poder y desconfianza con el poder central.

Los Seguidores de Alá (Ansar Alá) son fieles al clérigo Abdelmalek al Huti, sucesor del fundador del movimiento, Husein Badrudin al Huti, padre de Abdelmalek y muerto por el Ejército en aquel año.

Son chiitas de la rama de los zaidíes , que representa entre el 30% y el 50% por ciento de la población de Yemen, el país más pobre de la península Arábiga.

Su principal feudo está en el norte del país, aunque en los últimos meses han expandido su dominio a otras zonas, incluida la capital, Saná.

El conflicto armado con el Gobierno estalló a mediados de 2004, en una revueltas que fueron sofocadas por el Ejército apoyado por militares saudíes.

En agosto del 2014, el Gobierno y los rebeldes alcanzaron un acuerdo político para poner fin a las hostilidades, pero este objetivo no se cumplió.

Yemen es un país estratégico, sito al sur de la península Arábiga, en la entrada del mar Rojo y del golfo de Adén.

Además del desafío de los hutíes, en el país se ha asentado Al-Qaeda en la Península Arábiga , grupo terrorista muy activo que se atribuyó los recientes atentados en París.

  • Comparta este artículo
Mundo

Inestabilidad política está muy presente en Yemen

Rellene los campos para enviar el contenido por correo electrónico.

Ver comentarios
Regresar a la nota